Con mi Gratitud a Don Francisco Franco le pido a Sánchez creatividad para encender la chispa social. Por Pigdemont

Mi Gratitud a Don Francisco Franco
Con mi Gratitud a Don Francisco Franco le pido a Sánchez creatividad. Ilustración de Tano

«Le pido a Sánchez creatividad, algo que verdaderamente encienda la chispa social, ¿quizás la oportunidad de ganar una guerra perdida hace 80 años?»

Cuando murió Don Francisco Franco, tenía 7 años, con el transcurrir del tiempo, me veo en la necesidad de agradecerle encarecidamente, conseguir 44 años después de muerto que una ideología con ciento cuarenta millones de inhumaciones forzosas a sus espaldas, se dedique justo a lo contrario, es decir, exhumar, la acción inversa que supone un avance espectacular, sobre todo cuando el oxigeno no visita tus pulmones hace casi medio siglo.

Es cierto que lo de inhumar es incorrecto, ya que lo normal de la izquierda mundial, es más de matar de tiro en la nuca, de paseíllo y paredón y que inhume la familia o algún buen cristiano, como ocurrió en Paracuellos del Jarama, a los 2.500 fusilados. Que los entierren otros, que bastante trabajo cuesta cargar el arma, apuntar y descerrajar un tiro a hombres, mujeres violadas previamente y a niños.

Aunque no sea partidario de interrumpir el descanso eterno de nadie, conseguir que dejen de matar aunque sea a costa de desenterrar cadáveres es un avance sin duda alguna.

«Me parece tremendamente generoso que Pedro Sánchez ceda 44 años después, al deseo de la entonces viuda, Doña Carmen Polo y quiera enterrar a don Francisco Franco en el Pardo»

Me parece tremendamente generoso que Pedro Sánchez ceda 44 años después, al deseo de la entonces viuda, Doña Carmen Polo y quiera enterrar a su Marido en el Pardo, pena que no pueda ver cumplido su deseo, cosa que a mi entender no quita mérito a Sanchéz Castejon.

Solucionado el problema de la reubicación del muerto, me invade la tristeza de ver huérfana a la izquierda española de su ídolo, su Titán, su excusa y comodín, con lo que llegados a este punto y viendo la necesidad de buscar algo que siga enfrentando a los españoles, me permito sugerir a nuestro candidato a presidente volver a atacar símbolos cristianos, monasterios, cruces, porque las violaciones ya permitidas en manada, aunque no las soportemos las personas de bien, están a la orden del día, y ya sé que no son monjas, ya sé que no es lo mismo, pero le pido a Sánchez creatividad, algo que verdaderamente encienda la chispa social, ¿quizás la oportunidad de ganar una guerra perdida hace 80 años? 

Pigdemont

Pigdemont

Asturiano de nacimiento, con 5 litros de sangre Malagueña, lo que viene a ser un “charnegu”, experto en energías renovables, de ahí el calambre que me causan los vende patrias, mantenedores de la miseria y nuevos señoritos andaluces de la política.

Deja un comentario