Noticias frescas y de última hora redactadas en 1934 por José Antonio Primo de Rivera. Por José Crespo

No se ha escrito en Twitter, FB ni en ninguna otra red social.
No se ha escrito en Twitter, FB ni en ninguna otra red social.

 

«No, estas líneas, y desgraciadamente noticias frescas de última hora, no han sido escritas ni esta mañana, ni ayer…»

No, estas líneas, y desgraciadamente noticias frescas de última hora, no han sido escritas ni esta mañana, ni ayer tras las vergonzosa declaración de apoyo a los terroristas por parte del miembro CDR y presunto actual representante del estado español en Cataluña (Quim-ToRra). No se han escrito en Twitter, FB ni en ninguna otra red social.

Fueron escritas por un lúcido patriota que seguro será removido de su enterramiento del monumento de la reconciliación presentado ahora como un mausoleo para el autobombo fascista. Su autor es José Antonio Primo de Rivera en un manifiesto del 15 de junio de 1934 en La Nación (Madrid) fruto de los enfrentamientos fruto del separatismo azuzado desde la Generalidad. Su lucidez se veía a través de sus meditaciones, como esta otra a propósito de traductores y pinganillos: Dentro de unos años no sabremos si tendremos que llevar intérpretes para recorrer tierras que fueron de España. En cada sitio se hablará una lengua; en cada sitio se estudiará una historia…

Sobre la instrumentalización de la lengua entre otros temas: “la nación no es una realidad geográfica, ni étnica, ni lingüística; es sencillamente una unidad histórica”.

Dejando claro su amor por todas las regiones españolas: “amamos a Cataluña por española, y porque amamos a Cataluña la queremos más española cada vez, como al País Vasco, como a las demás regiones. Simplemente por eso porque nosotros entendemos que una nación no es meramente el atractivo de la tierra donde nacimos, no es esa emoción directa y sentimental que sentimos todos en la proximidad de nuestro terruño, sino, que una nación es una unidad en lo universal, es el grado a que se remonta un pueblo cuando cumple un destino universal en la Historia”.

Proclamaba José Antonio Primo de Rivera la superación del aldeanismo reinante y disgregador: “Queremos que todos los pueblos de España sientan, no ya el patriotismo elemental con que nos tira la tierra, sino el patriotismo de la misión, el patriotismo de lo trascendental, el patriotismo de la gran España”.

Somos libres de pensar, creer y expresarnos pero no para destruir el sistema que nos hace libres. Cada uno puede pensar como quiera pero los partidos que quieren romper España no pueden ser legales ni tener representación política y menos ser financiados por todos los españoles. Él lo veía así: “Forma parte de una nación fuerte y libre. A nadie le será lícito usar su libertad contra la unión, la fortaleza y la libertad de la Patria. Una disciplina rigurosa impedirá todo intento dirigido a envenenar, a desunir a los españoles o a moverlos contra el destino de la Patria”.

Porque ciertamente el separatismo es un crimen, y así debe ser calificado, contra la nación española. No había 155 en aquel momento pero José Antonio Primo de Rivera lo tuvo claro y lo expuso así: “Exigimos la derogación total del Estatuto de Cataluña: una Cataluña purgada de propósitos separatistas podrá aspirar, como las otras regiones de España, a ciertas reformas descentralizadoras; pero la breve experiencia del Estatuto lo ha acreditado como estufa para el cultivo del separatismo; conservarlo después de semejante demostración sólo puede ser obra de traidores”.

Esto nos lleva a concluir que lo que no se arregla de una vez y de raíz, solo es susceptible de empeorar… y es lo que tenemos. Aquí y ahora no vale el dontancredismo ni medias tintas.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario