Estos romanos están locos pero lo de Hispania es un horror: ¡Abrase de nuevo al cuervo por la panza! Por Rodolfo Arévalo

Abrase de nuevo al cuervo por la panza Ilustración de Linda Galmor
Abrase de nuevo al cuervo por la panza Ilustración de Linda Galmor

“Abrieron al cuervo por la panza, después de cortarle la cabeza y un reguerillo de sangre con gotitas se marcó en los cerebros vacíos del pueblo Romano”

Abrieron al cuervo por la panza, después de cortarle la cabeza y un reguerillo de sangre con gotitas se marcó en los cerebros vacíos del pueblo Romano. No había ninguna posibilidad, los hados no estaban de dios. A pesar de todo se les había llamado, pero el reparto de cabezas había sido tan igual que o se ponían de acuerdo o las mentes vacías dirían lo mismo una y otra vez, porque lo que tiene el pueblo Romano de vacío en la mente también lo tienen de tozudos y repetitivos.

No bastaba con que los Senadores que debían elegir al Cesar, no se pusieran de acuerdo, si no que todos pataleaban y vociferaban, unos contra otros, en un griterío sin tregua por puro egoísmo y soberbia, solo uno supo guardar el necesario silencio para no salir escaldado y al ser una oca sagrada debía ser respetado. Y desde luego estuvo bien, no debe dejarse escaldar. Ha hecho lo que hizo Salomón amenazar sin amenaza con hacer que partan al niño por la mitad. ¡¿No queríais caldo, pues tomad otra taza?! Os va a costar una pasta, pero eso habéis querido. Pero ¿Qué más da? Por otra parte nadie ha advertido el rapapolvos que ha echado en cabeza de todos. “Burros, que sois unos burros, si no podéis vivir juntos como pueblo Romano que os den por el… “ Esta palabra se la ha ahorrado por su condición y porque está bien educado.

“Y es que aquí en esta Roma decadente está de moda el egoísmo y la altivez. La integración del bárbaro que viene de lejos y el maltrato al ciudadano Romano. ¡Que tiempos más aciagos!”

Y es que aquí en esta Roma decadente está de moda el egoísmo y la altivez. La integración del bárbaro que viene de lejos y el maltrato al ciudadano Romano. ¡Que tiempos más aciagos! Y claro, lo mejor es salir por patas de este lugar y escaldado a ser posible para atraer la compasión del inútil pueblo romano, que carente de batallas que librar, no por falta de ellas si no por poca vocación y brío sestea ajeno a la fiesta y huye del pragmatismo como de la peste. No sé si se dan cuenta de que el verdadero culpable es el mismo pueblo, que sin preparación ninguna, tal como le gusta a la Sibila que sea para que no se mosquee ante situaciones más que raras de impuestos y otras ”boberías” semejantes, no se les hinchen las narices y acaben dando un puñetazo en la mismísima mesa del insigne Senado.

¿Nada en absoluto recalcó el adivino no se ponen de acuerdo las premoniciones y mira que lo intento, pero con esta panda qué puedo hacer?.

“Ya” – dijo el centurión – “andan por las calles de la urbe como zombies moribundos de teatro de muertos vivientes, pero quién pude reprochárselo, con lo poco que tienen salvo sus estanques móviles que pueden mover en cántaros portátiles no saben que otra cosa hacer”.

“¿Cómo se les va a pedir ahora nivel, si de que no lo tenga el pueblo se han encargado los mas viles dirigentes?” sentenció el oráculo.

Estos romanos están locos pero lo de Hispania es un horror con tan cuervo. Ilustración de Linda Galmor
Estos romanos están locos pero lo de Hispania es un horror con tan cuervo. Ilustración de Linda Galmor

“Ya no hay donde sembrar salvo en unos pocos que hicieron oídos sordos a los cantos de Sirenas que prometían riquezas y amor y llevaron al desastre a mil y un barcos”

Ya no hay donde sembrar salvo en unos pocos que hicieron oídos sordos a los cantos de Sirenas que prometían riquezas y amor y llevaron al desastre a mil y un barcos. Solo supo salvarse de aquello un hombre en la historia griega de la Odisea. Y no sabemos realmente tantos años después si fue historia o ficción están muy lejos esas fechas y aunque intentan colar las nuevas fiestas de que hagamos memoria, muy pocos la tienen, porque algunos ni habían nacido y los que lo habían hecho o están muertos, o están gagas, y eran niños entonces o no les interesa recordar los malos tiempos.

Esa es la gran verdad lo diga Agamenón o su porquero. Eran muy socialistas en aquellas épocas… dijo el adivino “cuantas veces se olvida el pasado, y se tiene la tentación de repetirlo, porque parece más romántico de lo que fue”. Hay cosas que jamás regresan a las culturas y sociedades después de los siglos salvo la estupidez de los humanos capaces de tropezar en la misma piedra veinte o treinta o más veces.

“Así que dijo dando un solemne puñetazo sobre la mesa de mármol, que se rompió en mil pedazos… “¡Julepe yo, julepe tu!”. Y remató “¡Abrase de nuevo al cuervo por la panza!”

Hay cuervos sacrificados que están muy vivos en los congeladores del tiempo y solo es cuestión de que aumente la temperatura para que sus marcas y vísceras eleven cantos y avisos y recuperen el vuelo que por suerte perdieron. Así que el oráculo dice: “lo que digan las vísceras Senadores y dado que los triunviratos ya no son bienvenidos quizás sea el momento de aclamar, si no un dictador, sí alguien con fuerza suficiente para mover al pueblo hasta las Galias, para que su desastre haya valido la pena”… “Porque lo que no es de justicia es que pierdan no ya su imperio, si no su norte y su futuro”… “Lo de Hispania es un horror si no se arregla cazaremos conejos a manta”… Así que dijo dando un solemne puñetazo sobre la mesa de mármol, que se rompió en mil pedazos… “¡Julepe yo, julepe tu!”. Y remató “¡Abrase de nuevo al cuervo por la panza!”.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario