La tan imprescindible como edificante historia del Hospital Militar Vigil de Quiñones destrozado por el PSOE. Por José Crespo

El lamentable estado del Hospital Militar Vigil de Quiñones de Sevilla
El lamentable estado del Hospital Militar Vigil de Quiñones de Sevilla

«En esta dramática situación de la Sanidad vemos a un ministerio de Sanidad inoperante enfrentado con las CCAA y estas buscándose la vida buscando material médico en el mercado internacional compitiendo con otros estados»

Resulta hoy necesario recordar la historia del Hospital Militar Vigil de Quiñones de Sevilla porque, como nunca, vivimos y sufrimos un sistema nefasto de organización territorial de competencias en el que responsabilidades estratégicas se encuentran repartidas entre las Comunidades Autónomas, como es el caso, en esta dramática situación, de la Sanidad, en la que vemos a un ministerio de Sanidad inoperante enfrentado con las CCAA y estas buscándose la vida buscando material médico en el mercado internacional compitiendo con otros estados.

El desastre tiene un ejemplo sencillo y es que en internet podemos ver cómo todos los estados tienen un teléfono centralizado de información sobre el coronavirus, todos menos España, que en su renglón indica «consultar con el teléfono regional». Dicho esto, que el odio hacia lo militar por parte de la izquierda española es evidente, es algo que poco se puede rebatir.

El hospital militar Vigil de Quiñone de Sevilla iuna vez que se hizo cargo de él la administración corrupta del PSOE
El hospital militar Vigil de Quiñone de Sevilla una vez que se hizo cargo de él la administración corrupta del PSOE

«En Sevilla había un espléndido Hospital Militar, el Vigil de Quiñones, con 83.000 metros cuadrados, 750 camas, 29 especialidades médicas y un helipuerto»

En Sevilla había un espléndido Hospital Militar, el Vigil de Quiñones, con 83.000 metros cuadrados, 750 camas, 29 especialidades médicas y un helipuerto, en un excelente edificio que en su nombre rendía culto a un héroe de la Sanidad Militar, Vigil de Quiñones. Hace ya siete años que se fueron todos los obreros y el edificio fue abandonado a su suerte después de que la Consejería de Salud que dirigía María Jesús Montero, hoy ministra de Hacienda, enterrara en él unos 50 millones de euros. Este es el Hospital Militar sevillano que el PSOE reclamó a Aznar para después abandonarlo y que hoy aportaría 750 camas a la crisis del coronavirus. El Hospital Militar “Vigil de Quiñones” fue utilizado de forma rastrera por la Junta de Andalucía como arma arrojadiza contra el gobierno central de José María Aznar y contra el propio Ejército en la llamada “política de confrontación” que caracterizó las relaciones del gobierno autonómico socialista contra el ejecutivo del PP.

La insistencia del PSOE, a todos los niveles, fue de tal envergadura que el Partido Popular hizo que el Ministerio de Defensa finalmente desvistiera a la Sanidad Militar y se desprendiera en 2.004 del magnífico centro hospitalario para su incorporación “inmediata” al sistema público de salud, tal y como prometió, en su día, el presidente delincuente Manuel Chaves. El hecho de no utilización jamás fue denunciado por el PP. Hoy, tal como recalcamos, trece años después, el hospital, con cinco quirófanos, 240 habitaciones individuales y 750 camas, presenta un aspecto fantasma, al que solo le faltan los zombis deambulando por sus pasillos y además sufre el expolio de lo que aún queda de valor en el recinto.

En el año 2010, la Consejera de Salud socialista afirmaba que el retraso en la remodelación se debía a la envergadura de las obras
En el año 2010, la Consejera de Salud socialista afirmaba que el retraso en la remodelación se debía a la envergadura de las obras

«No sé si con el dinero robado por la corrupción del PSOE y de los ERE,s. podrían tenerlo funcionando hoy a pleno rendimiento»

No hace falta mucho esfuerzo para recordar la beligerancia demostrada en su día por la Junta de Andalucía, los grupos municipales del PSOE en los Ayuntamientos, Diputación y Parlamento de Andalucía para defender con sus «sólidos argumentos» y reclamar al gobierno la transferencia del Hospital Militar, que consideraba “fundamental”, entonces, para completar las necesidades y carencias del sistema público de salud de la provincia de Sevilla y que por lo visto era un lujo de los militares. No sé si con el dinero robado por la corrupción del PSOE y de los ERE,s. podrían tenerlo funcionando hoy a pleno rendimiento. No entro en el evidente abandono que de parte de todos los gobiernos, de todos los colores, sufren las Fuerzas Armadas, ese ente al servicio de España que nadie defiende.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario