¿Pero cómo puedes hablar de fake news precisamente tú? Por Rafael Gómez de Marcos

Pero cómo puedes hablar de fake news precisamente tú
Pero cómo puedes hablar de fake news precisamente tú

 

«Pero cómo puedes hablar de fake news precisamente tú citizen Ferreras: Me funciono lo de los tres pares de calzoncillos, también me funcionará esto»

 

 

Fake es tratar de confundir a la gente extendiendo las gilipolleces de los WhatsApp y las trolas de bar, tratándolas al mismo nivel que a las informaciones rigurosas de la prensa más incómoda, bulo es tratar de lanzar unos nuevos Pactos de la Moncloa cuando hemos escuchado los insultos que dedicó Lastra a Casado el pasado jueves en la tribuna del Congreso. Se busca poner en duda las voces que alzan la voz ante la incompetencia del gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Que Interior se ponga a desmentir la eficacia de «hacer gárgaras con agua salada para prevenir del coronavirus» es un cosa, pero extender la tinta del calamar sobre los titulares de piezas fundamentadas, objetivas, que retratan la inoperancia del Doctor Cum Fraude, es otra. Y precisamente a esta miserable ruleta están jugando socialistas, podemitas y su claque

 

Segundo Sanz en Okdiario

 

 

Newtral de Ana Pastor como verificadora de noticias, intuyo que es un buen negocio, ya que todo queda en casa. Sobre todo si pasan por alto los bulos propios, cuando se esfuerzan en convencer a sus espectadores de la necesidad de aprobar cuanto antes el ingreso mínimo vital, ¡salvad al soldado Iglesias!

Sin ir más lejos, este mismo jueves, el informativo de una cadena de televisión se esforzaba en convencer a sus espectadores de la necesidad de aprobar cuanto antes el ingreso mínimo vital en el que trabaja el ministerio de Pablo Iglesias. Para defenderlo, recurría al testimonio del vicepresidente, de Pepe Álvarez (UGT) -fular fucsia para la ocasión-, de un par de expertos y de un ciudadano emeritense, que afirmaba: “Es que no he tenido ingresos desde hace meses, no puedo comprar absolutamente nada ni pagar la luz y el agua”.

Pocos segundos después, la voz en off que relataba la información aseguraba lo siguiente: “Satisfacción entre los sindicatos y malestar entre los empresarios. La patronal, CEOE, ha plantado hoy al Ministerio de Trabajo en una reunión”. Rápidamente, aparecía el testimonio de un profesor universitario, que afirmaba: “Me parece increíblemente mezquina la actitud de los empresarios. Me parece que tenemos la obligación de ayudar a las familias que más lo necesitan”. Después, se mostraba una familia, la de una tal María del Mar, con tres hijos, también residente en Mérida: “En mi casa no entra ningún tipo de ingreso. Para nada. Pero para nada”.

Recurrir a los dramas que puedan vivir familias concretas resulta útil para cerciorarse de que existe una parte de la población que, al mínimo embate de una crisis, se desengancha del convoy del bienestar y queda a la intemperie, sumida en la tiniebla de la pobreza. Ahora bien, utilizar casos particulares para editorializar en favor de una medida política de ese tipo resulta mezquino.

Todo un atentado a la inteligencia. En cualquier caso, no está de más que quienes tantos minutos han destinado en las últimas semanas a hablar de fiestas en los balcones, conciertos solidarios, maratones de series, cumpleaños felices en las ventanas, coreografías de enfermeros y niños pintando arcoiris caigan en la cuenta de que el coronavirus genera sufrimiento a varios niveles y que sus intentos de quitar hierro al penoso -y necesario- confinamiento son absolutamente ridículos e innecesarios. Pero bueno, como la cosa va de bulos durante estos días, porque así se lo ha propuesto el Gobierno y así se lo ha susurrado a su ‘Brunete mediática’, convendría reparar en el golpe bajo que la noticia dedica a los empresarios, pues la CEOE ha declinado asistir a la citada reunión del Ministerio de Trabajo por su desacuerdo con la propuesta de Unidas Podemos, no por su negativa a negociar sobre esa prestación. Así lo aclara en este comunicado, perfectamente manipulado por esta cadena de televisión. Quizá la empresa de fact check que tan ligada está a este canal, y que tanto se preocupa por las informaciones de otros medios de comunicación, debería esforzarse en revisar estos noticiarios, pues estas cosas son habituales en su escaleta. Y las mentiras son igual de perjudiciales para los ciudadanos si las publica uno de ‘los suyos’ que si lo hace ‘el contrario».

Rubén Arranz en Vozpópuli

Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Deja un comentario