Gabrielín, el muy rufián, no tiene quien le quiera. Por José Crespo

Gabrielín no tiene quien le quiera
Gabrielín no tiene quien le quiera

«Los reyes de la calumnia, los magos del escrache, los rateros de las «faquenius», resulta que tienen que inventarse admiradores fieles»

Los reyes de la calumnia, los magos del escrache, los rateros de las «faquenius», resulta que tienen que inventarse admiradores fieles, leales defensores, aunque luego uno descubre que usan la mano tonta, la dejan a su libre albedrío y en fin se dan al «amor propio».

No me malentiendan, me refiero a que se inventan un amigo invisible que les diga lo buenos que son. ¿Se acuerdan de Miguel Lacambra el personaje inventado por el podemita Antonio Maestre? Sí, ese que luego fue pillado usando una cuenta fake de Twitter para echar capotes al gobierno socialcomunista.

Gabrielín, el muy rufián, ha creado una cuenta fake
Gabrielín, el muy rufián, ha creado una cuenta fake

«Acusan de manipulación al resto de los mortales y solo ven la paja en el ojo ajeno, cree el ladrón que todos son de su misma condición»


Acusan de manipulación al resto de los mortales y solo ven la paja en el ojo ajeno, cree el ladrón que todos son de su misma condición. En la misma línea Gabrielín, el muy rufián, ha creado una cuenta ‘fake’ para darse autobombo y decirse lo bueno que es y lo que anda la sociedad ayuna de personas de su calidad y que hablen tan claro.


Vamos que Gabrielín no tiene abuela, y no percibe lo complicado que es admirar a un ser tan zafio y rufián como él. Aunque la verdad, viendo lo bajo que estamos cayendo, con unos medios lacayos ajenos al servicio a la sociedad y a la libertad, siempre habrá un público adepto para reirle las gracias a cada Echenique y para cada Rufián.

Gabrielín contesta a su doble, Marc Fradera, desde la misma cuenta de su otra personalidad
Gabrielín contesta a su doble, Marc Fradera, desde la misma cuenta de su otra personalidad

«Pasen y vean cómo se quiere Gabrielín, el muy rufián,  el mamarracho, que en su clímax se le va la olla y se contesta a sí mismo desde su cuenta Fake»


Pasen y vean cómo se quiere Gabrielín, el muy rufián, el mamarracho, que en su clímax se le va la olla y se contesta a sí mismo desde su cuenta Fake. Vamos que contesta a su doble, Marc Fradera, desde la misma cuenta de su otra personalidad Marc… 《Gracias Marc, seguimos luchando, representamos a millones de votantes》…

Es el problema de esta gentuza sin oficio ni beneficio, bueno de esto último sí, que sin formación y sobre todo sin ética llegan a campar en un alto cargo donde deberían caminar exclusivamente los más preparados y con los más altos estándares de integridad y espíritu de servicio a la nación.

El gran cazador de bulos, bolas y fakes, debería buscar los que atacan a España, al Rey y esclarecer el gran bulo… ¿tenemos o no tenemos un presidente del gobierno con una tesis doctoral en ciencia económica plagiada o no?

Lo digo más que nada porque si es un doctorado falso, como otros de su entorno… ¿en manos de quién estamos, en manos de quién está España? ¿Podremos salir de esta con nuestro futuro en sus manos?

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario