Gobierno dimisión: Que suenen las cacerolas, todos los días al grito de Sánchez váyase. Por Rodolfo Arévalo

Gobierno dimisión: Que suenen las cacerolas, todos los días al grito de Sánchez váyase. Ilustración del autor Rodolfo Arévalo
Gobierno dimisión: Que suenen las cacerolas, todos los días al grito de Sánchez váyase. Ilustración del autor Rodolfo Arévalo

«Gobierno dimisión: Que suenen las cacerolas, todos los días al grito de Sánchez váyase¿Cómo se puede hacer más el payaso con la economía ante los socios Europeos?»

– Pasaporte – dice el policía de aduanas –

– El pasajero se lo da – Mi ser de Austreilia

– ¿Viene de vacaciones?

– Por supuesta

– Tiene usted hotel

– Naturalmiente

– Ya sabe que son catorce días de confinamiento…

– Es la tiempo que voy a iestar

– Pues lo lleva clarinete

– ¿La clariniete es lo quei voy a tocar?

– Sí.

– Pues casi me vuelve a Austreilia adiós…

¿Cómo se puede hacer más el payaso con la economía ante los socios Europeos? Los comerciantes, no pueden hacer rebajas para evitar los tumultos, lo que indica lo mucho que creen nuestros gobernante en el cacareado por ellos “pueblo” Español. Eso sí, se les llena la boca al hablar de pueblo que aplaude y canta alegre en los balcones.

Pero ahora que más que cánticos y aplausos se van cambiando estos por enormes y ruidosas caceroladas, envían a los sufridos policías y guardia civil a detener y multar a la gente, como si el hecho de salir a la calle con cacerolas o banderas de tu país o carteles de Gobierno Dimisión, fuera un delito de odio hacia los puros y buenos dirigentes de la nación. El famoso y amado presidente pseudo demócrata y sus acólitos.

«Parecen sacados de una película de terror de Nazis, Comunistas, muertos vivientes o simplemente de payasos con It de Stephen King»

Parecen sacados de una película de terror de Nazis, Comunistas, muertos vivientes o simplemente de payasos como los de It de Stephen King. No es que a mí me importe mucho estar confinado o no, es mi estado natural, soy poco sociable con la gente que no tiene nada interesante que decir, pero ojo, que lo que dice ahora el personal es Sánchez y Gobierno váyanse, y lo dicen a cacerolada limpia a las nueve de la noche.

La cacerolada de Sánchez váyase se va a ir extendiendo poco a poco a toda España en vista de que tanto el presidente como sus vicepresidentes y ministros parecen tener orejeras y no pueden mirar en otra dirección que no sea el ordeno y mando y mientras modifico las leyes como me da la gana. Pero mira por dónde mucha gente ya se ha hartado y están lloviendo demandas por las muertes en las residencias de mayores, que ellos se empeñan en achacar a Isabel Díaz Ayuso, cuando esta mujer no pudo hacer otra cosa diferente, que seguro hubiera hecho, por estar ese asunto social, bajo mano único de un ministerio dirigido por un superactivista comunista como lo es Pablo Iglesias. Es él y solo él el responsable de que no se hiciera nada.

Y el Ministerio de sanidad también, cuando dio la orden a los hospitales de ingresar en las UCIS, solo a las personas con posibilidades reales de curación y no a viejos, tuvieran o no posibilidad de curar. Eso se llama igualitarismo y comunismo ¿no? Ya que no recauda votos entre los mayores porque son más inteligentes y tienen más experiencia que muchos jóvenes, saben lo que cuesta salir de las dictaduras, como la de Franco, tan denostado personaje al que imitan pero en peor versión y no cinematográfica.

«Ha llegado la hora de hacer sonar las cacerolas, no contra la Monarquía Constitucional y nuestro Rey, contra este ridículo por trasnochado y mete patas gobierno de coalición»

Pues eso señores que ha llegado la hora de hacer sonar las cacerolas, no contra la Monarquía Constitucional y nuestro Rey, que no se sabe por qué todavía no ha dicho esta boca es mía, aunque se intuye, si no contra este ridículo por trasnochado y mete patas gobierno de coalición de los de Guatemala y los de Guatepeor.

Que suenen las cacerolas, todos los días a las nueve y cada vez más fuerte y en mayor número, porque hasta muchos de sus propios votantes empiezan a estar hasta el gorro de que les den tirones en el moño de la libertad. Que no en el c..o de su perdida dignidad. ¿Cómo se puede hacer más el payaso con la economía ante los socios Europeos? Los comerciantes, no pueden hacer rebajas para evitar los tumultos, lo que indica lo mucho que creen nuestros gobernante en el cacareado por ellos “pueblo” Español. Por todo esto cacerolada diaria a las NUEVE DE LA NOCHE y si no les gusta que se fastidien, se supone que todavía vivimos en DEMOCRACIA, aunque empiezo a dudarlo.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario