Algunas ideas perversas, contrarias al bien pensar y a la sociedad del buenismo comunista y «humans rights» que gastamos. Por Rodolfo Arévalo

Algunas ideas perversas, contrarias al bien pensar y a la sociedad del buenismo comunista que gastamos. Ilustración de Tano
Algunas ideas perversas, contrarias al bien pensar y a la sociedad del buenismo comunista que gastamos. Ilustración de Tano

«Se me han venido a la cabeza ideas perversas, contrarias al bien pensar y a la sociedad del buenismo comunista que gastamos»

Estaba yo antes pensando tan calentito, no por nada, estamos en verano, cuando se me han venido a la cabeza ideas perversas, contrarias al bien pensar y a la sociedad del buenismo comunista, «humans rights» , LGTBI y todo eso, que gastamos con tanta fruición en la actualidad. Unas directrices de pensamiento idiota impuestas y al parecer de obligado cumplimiento bajo pena de críticas feroces del rebaño bien aleccionado y adocenado, desde alturas, con sede en lugares desconocidos y extraños a tu patria, que persiguen un único objetivo, crear esclavitos para este siglo que trabajen por un sueldecito de subsistencia, mientras unos cuantos se forran a costa de nosotros.

Y claro para conseguir este objetivo es fundamental educar adecuadamente a las masas. Sí, esas que hacen años eran alentadas en carteles por la izquierda, que decían MASA: “tu no eres eso” y vaya si lo somos, masa al por mayor, pesada, contada, medida y aborregada mediante todo tipo de engaños y gadjets, entre ellos los teléfonos móviles.

«Hay otra manera de que no te dejen moverte en la foto, los sueldecitos españoles, tan monos, tan recortaditos ellos y tan bien sometidos a impuestos»

El problema es que la mayor parte de los bobos de baba que hay a montones no se dan cuenta de nada, por algo son cociente intelectual cero como decía Aznar patatero. Y luego hay otra manera de que no te dejen moverte en la foto, los sueldecitos españoles, tan monos, tan recortaditos ellos y tan bien sometidos a impuestos, solo les falta un lacito rosa a la salud de los gilipollas.

También los alquileres que tan de moda se han puesto de vehículos, de servicios y de todo tipo. Eso sí con un mínimo, que si no dicen los propietarios del chollo: ¿yo qué me llevo?

– “No seas malo”, te contestan.  “Que te rebajamos el sueldo o te echamos y ya no tienes ni para llevar la vida de puto esclavito que te permitimos llevar, por la magnanimidad de nuestras personas”. Vamos que cualquier régimen feudal medieval tenía más en cuenta a sus deudos que los actuales, no estados, si no políticos de izquierda en una selva del caos que dirigen a mentira y navajazo limpio.

«Solo vender humo político engañando a los gilipollas que los votan, se meten para el bolsillo seis mil o más euros todos los meses, sin contar extraordinarias»

Y las derechas, que monas ellas, que no se enteran. Pregunten, ¿qué tal te va? Pero a quién por no haber hecho nada de nada en su vida, solo vender humo político engañando a los gilipollas que los votan, se meten para el bolsillo seis mil o más euros todos los meses, sin contar extraordinarias.

Tengo unos conocidos Okupas que están deseando tener un chalet en Galapagar y no dar, dar sin reír, dar sin hablar, darle una bofetada al propietario y palmeros, a los que les voy a recomendar “okupar” un chalet que yo me sé. Pero les diré que deberán llevar hasta tanques porque parece la fortaleza de Hitler, ¡el bunker vaya!

Mientras tanto mis avispados conocidos, buscan casas deshabitadas, de bancos o personas ausentes por cualquier motivo y que no tienen suficiente prestigio o posición para tener en sus propiedades seguridad incluso del estado en forma de guardia civil para garantizarse la no invasión de bárbaros. En cambio en Galapagar si tienen esas medidas de seguridad, para amedrentar a cuatro pobres viejas y personas de buen hacer y vivir, que solo desean pasear con la bandera de su patria y una tonadilla tan bonita como es el himno nacional. En algunos lugares las fuerzas de seguridad del estado, se cuadrarían al oír el himno y luego saludarían a la bandera por tiempos, incluso harían un “rindan” armas a la enseña.

«En aquella época se juraba y besaba la bandera con un defender a mi patria y su constitución con la última gota de mi sangre»

Claro que todo esto es más viejuno que la tana, era de cuando yo fui a hacer el servicio militar, tan denostado hoy. Por cierto en aquella época se juraba y besaba la bandera con un defender a mi patria y su constitución con la última gota de mi sangre. Pero se ve que muchos ya están desangrados por el Covid 19.

Los amigos “okupas” a los que me refiero y que hacían buenas migas con Ada Colau, mientras orinaba en medio de alguna calle, llegan tiran la puerta abajo, puentean la luz, el agua y el gas y entran a vivir, que son dos días, en mansiones de semi lujo de cualquier urbanización en el campo, por supuesto con piscina que llegan los calores. Mientras, los vecinos, que saben que son muchas veces chorizos y drogadictos o personas de mal vivir, organizan saraos delante de esas casas sin conseguir nada de nada. Bueno a lo peor salir alguno atropellado por un hijo de la gran puta que hay en todos los grupos humanos radicales.

«Pero lo peor es cuando la casa okupada en vez de ser de un banco es de un pobre desgraciado que la usa para vivir y ahora no tiene, no solo dónde vivir, si no, dónde caerse muerto»

Pero lo peor es cuando la casa okupada en vez de ser de un banco es de un pobre desgraciado que la usa para vivir y ahora no tiene, no solo dónde vivir, si no, dónde caerse muerto. Si intenta echar a los cara duras por la fuerza, se verá conminado por la justicia e incluso podrá ser multado y hasta encarcelado por haber maltratado a quienes le han despojado de su propiedad, que es sagrada en un estado de derecho. No te cuento si la invasión se produce estando él dentro y, para defenderse, daña al invasor. Que se dé por reo de presidio.

Extraña forma de interpretar la ley, que en cualquier caso debería defender al que posee el derecho antes que al que lo rompe. Claro que en ese caso, cuando el juez le dice que obró mal, habría que contestar, señoría no he hecho ni más ni menos que lo que el estado no hace por mí como debe, que es protegerme contra la violencia de otros. Estoy en mi derecho cuando los poderes del estado no lo hacen. Estoy tal cual, porque si no lo sabe, en la ley de la selva, la ley natural, gana el más fuerte. Y no tiene nadie, ni usted señoría, con toda su togadura o toga dura, a poner en cuestión mi forma de defenderme. En todo caso estará su señoría prevaricando, sabiendo que está obrando mal, y no corrigiendo su actitud.

«Un partido político de corte Comunista y totalmente anti sistema, que debería haber sido ilegalizado ayer mismo o hace tiempo, y por tanto deslegitimado»

Pero claro después de haber sabido que unos cuantos fiscales de la fiscalía anticorrupción, están conchabados, me encanta esta palabra, lo mismo que perpetrar, con un partido político de corte Comunista y totalmente anti sistema, que debería haber sido ilegalizado ayer mismo o hace tiempo, y por tanto deslegitimado como partido, cualquier cosa puede pasar y sí, nadie dirá nada, porque todos somos los borreguitos que no tienen ni dos dedos de frente.

Que les den a todos los votantes de los imbéciles o mejor de los listillos, “os van a dejar en “porretas” solo esperad a octubre Veréis…” Estaba yo antes pensando tan calentito, no por nada, estamos en verano, cuando se me han venido a la cabeza ideas perversas, contrarias al bien pensar y a la sociedad del buenismo que gastamos. Pero esa es otra historia…

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario