Gobernantes de colores, esto es el día a día de la gente de bien… Por Silvia Gutiérrez Oria

Gobernantes de colores, esto es el día a día de la gente de bien...
Gobernantes de colores, esto es el día a día de la gente de bien…

«Esto es el día a día de la gente de bien… Atracos, robos, agresiones, maltratos, abusos, ocupaciones y demás agravios comparativos e ilegales»

A ver «gobernantes» de colores.., esto es a lo que nos exponemos los «no políticos», nuestros hijos y nuestros padres, y no lloriqueamos por las esquinas aunque nos llamen racistas , insolidarios, fascistas o roedores…
Esto es el día a día de la gente de bien… Atracos, robos, agresiones, maltratos, abusos, ocupaciones y demás agravios comparativos e «ilegales».
En vez de tantos discursos tan bien estructurados carentes de contenido.. y victimizarse ustedes.., pónganse en el puesto de sus electores, del pueblo llano que trabaja o trabajó honradamente y, hagan que la ley sea justa, rápida y se cumpla… Que el que la hace la pague. Posiblemente, consigan ustedes más votos, pero sobre todo respeto.
Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Un comentario sobre “Gobernantes de colores, esto es el día a día de la gente de bien… Por Silvia Gutiérrez Oria

  • Rodolfo Arévalo
    el 20 agosto 2020 a las 12:59
    Permalink

    Respeto, eso, de lo que están muy faltos. Pero les va a resultar difícil recuperarlo. Sobre todo a la panda de sinvergüenzas de la izquierda.

    Respuesta

Deja un comentario