Además de creer en cuentos, cuando la juventud de todo el mundo vuelve, la nuestra va. Por Rodolfo Arévalo

Cuando la juventud de todo el mundo vuelve, la nuestra va.. Ilustración de Tano
Cuando la juventud de todo el mundo vuelve, la nuestra va.. Ilustración de Tano y Pig

«El diagnóstico es difícil de dar. Cuando la juventud de todo el mundo vuelve, la nuestra va, con orejeras de burro, hacia dónde los que fueron primero ya volvieron»

Es curioso lo que pasa en España. El diagnóstico es difícil de dar. Cuando la juventud de todo el mundo vuelve, la nuestra va, con orejeras de burro, hacia dónde los que fueron primero ya volvieron. Me estoy refiriendo claro está a situaciones como la de Grecia, que bajo el mandato de los Comunistas, tuvo que subir impuestos, cerrar los cajeros a la gente para evitar la salida del dinero, las revueltas violentas en la Plaza Sintagma y un montón de problemas más.

Aquí al parecer los que tienen menos de cuarenta años, que no vivieron la transición, y tampoco el régimen de Franco, parece que no fueron instruidos en los males del comunismo o por lo menos en los males que puede arrastrar una pseudo dictadura de izquierda como la que tenemos ahora, regida por un enfermo de yoyoismo. Cualquier Petronio o árbitro de la elegancia desaparecería bajo el fulgor de nuestro insigne presidente, cuando baja de su vehículo de transporte hacia cualquier evento, o al menos es lo que él junto con su recua de jóvenes seguidores forofos debe creer. Y cuando digo jóvenes no me refiero a los que hoy cumplen menos de treinta, que ya no saben ni por dónde andan ante el futuro tan raro que les dejaremos, si no a los que tienen menos de cincuenta y cuyo recuerdo de la dicta blanda es un puro cielo brumoso del que no vieron, ni oyeron absolutamente nada.

Tampoco parece que oyeran, ni vieran los documentales y películas sobre las atrocidades de la ultra izquierda véase comunismo, en el siglo pasado. En este sentido creí que el intelecto de ser humano, también estaba sujeto a evolución, debería mejorar con las generaciones, pero no, no solo no ha mejorado, si no que al parecer ha empeorado con el cambio de siglo. Como he contado en mi novela ESCLAVO SIGLO XXI el mundo se dirige hacia aun caos absoluto bajo la dirección de muy pocas empresas que además impondrán sus propias monedas y sus propias reglas.

Y nosotros aquí en España con el bolo colgando, exactamente igual que en los años treinta. El mundo ha avanzado hacia delante en este siglo XXI a una velocidad de vértigo y nosotros, los españoles, estamos aquí lanza en ristre impertérritos contra los gobiernos de derechas, como si se tratara de sarracenos, que también nos los imponen en la actualidad, ya no son de derechas o de izquierdas, sino de sinvergüenzas frente a buenos gestores.

No hay derechas, ni izquierdas esa mierda debió morir y ser enterrada en el final del siglo XX, sin embargo vuelven una y otra vez a dar el coñazo más cansino por algunos lugares de la geografía nacional, como si el tiempo se hubiera detenido en los caletres de algunos y que la única idea que tuvieran en él fuera guerra civil, guerra civil, guerra civil… ¿ah y te he dicho que guerra civil?

Por favor, no desarrolles más el tema, que estamos hartos de verlo en interminables guiones de cine que se llevan todas las subvenciones y palmas en los festivales, por supuesto nacionales, sobre la guerra civil. ¡Moved el culo, aquello fue una guerra de abuelos, ya pasó y no es necesario estar oliendo muertos ochenta años después, cuando con un gobierno de ineptos de izquierda estamos oliendo los muertos presentes que quieren ocultar.

Esto no es sin embargo culpa del pueblo llano, que ya a estas alturas debería tener amortizada la guerra civil y la madre que la parió o sea Largo Caballero, que de caballero a mi juicio tenía bien poco. Por otra parte nos obliga nuestro demencial o alucinado presidente a asistir a festivales y batallas de rosas, virtuales, bajo apariencia de conciliábulos conciliatorios y que no esconden más que mentiras, embustes desvergonzados, para meter en problemas a la presidenta de la Comunidad de Madrid Ayuso.

Y lo malo es que ella, que es buena persona y excelente gestora y gobernante, se lo cree. No te fíes, como decía un judío a su hijo, ni de tu padre y añado yo, menos de un orate cuyo horizonte quiere ver en el año dos mil treinta y hace gala de ello. Ya tuvimos un gobierno de PSOE que duró catorce años y que fue la primera ruina, económica, social y penal que tuvimos en España después de muchos años, no permitamos que esto vuelva a ocurrir. Ya estáis los medios de gran expansión pública explicando, a esa masa de jóvenes guiados con orejeras hacia otros lugares no tan mágicos pero más reales en los que los oropeles no existen, hacía la realidad de lo que está ocurriendo en España. Como ejemplo usad los barrios del sur que manejan aseadamente bien los social comunistas.

Es curioso lo que pasa en España. El diagnóstico es difícil de dar. Cuando la juventud de todo el mundo vuelve, la nuestra va, con orejeras de burro, hacia dónde los que fueron primero ya volvieron.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario