Muchos españoles sufren un estado de surrealismo analfabeto y de mente débil. Por Rodolfo Arévalo

Muchos españoles han caído en un estado de surrealismo analfabeto y de mente débil
Muchos españoles han caído en un estado de surrealismo analfabeto y de mente débil

«Me preguntaba si España o muchos españoles no habrán caído en un estado de surrealismo analfabeto y de mente débil, o todo este estado de cosas ha sido alimentado en los colegios e institutos»

Parece mentira, que con los ataques que está recibiendo la Monarquía, que es uno de los pilares de la Constitución, por parte de los independentistas así como de Podemos, capitaneados por un indeseable personaje como Pablo Iglesias, todavía no se haya pronunciado el ejercito para poner orden, cuando todos ellos, incluido yo en mi momento, juramos defender el orden constitucional y la unidad de España con la última gota de nuestra sangre.

!Perjuros¡ Parece que nadie sabe cuál es su responsabilidad frente a sí mismo y frente al resto de sus compatriotas. Esto no me extraña después de oír ayer en las noticias como otra cuidadora de ancianos, en una residencia de mayores, asustaba a una añada señora caída en el suelo del pasillo del lugar. Todo es buenismo, todo es fiesta y desparrame, cuando ante la realidad que se cierne sobre España, todo esto debiera ser más serio que nunca. ¿Quién ha educado esta joven generación de estúpidos integrales, afortunadamente no todos, pero sí un muy buen número de ellos?

Cuando yo era adolescente, nunca me castigaron mis padres, salvo en una ocasión en que mi padre me dio un buen bofetón merecido del todo, por un acto irresponsable que cometí, como fue desaparecer varias horas de casa sin informar de que iba a tardar y dónde estaba. Al parecer esto hoy sería impensable, dado que todo conato de autoridad, que no autoritarismo, será tomado como una agresión.

Si hay algo que las personas deben aprender para convivir, es que la disciplina y el acatar las normas de convivencia y por ende el conjunto de leyes que lo regulan, que están recogidas en la constitución y en los códigos de justicia, deben ser respetadas. Me preguntaba ayer si España o muchos españoles no habrán caído en un estado de surrealismo analfabeto y de mente débil, o si por el contrario todo este estado de cosas ha sido alimentado durante años en los colegios e institutos, por gentes mal intencionadas, adalides de la lucha contra todo lo establecido en las sociedades libres.

Para que Pisa ponga a España a la cola de la educación en los países en educación, la cosa debe de ser bastante grave. Este asunto requeriría una revisión, contrato por contrato de quiénes educan a nuestro hijos y nietos. Si queremos seguir siendo un estado de derecho sujeto a las leyes y la cultura occidental, alguien debería tocar a rebato y empezar a poner orden, desde las más altas autoridades del estado, excluyendo, por supuesto a su Majestad el Rey, hasta al último mono de la jerarquía nacional.

Hay cosas que están ocurriendo en España que en ningún otro país del mundo, nadie se atrevería ni siquiera a sugerir. No sé si alguien está dispuesto a dar un zapatazo encima de la mesa y acabar con esta broma de opereta bufa o será el pueblo español, como siempre, el que al final acabará con el “cachondeo”. Yo había propuesto muchas veces, parar la nacional seis a la altura de Moncloa, vamos de la residencia del presidente Pedro Sánchez, pidiendo su inmediata dimisión… pero parece que una medida tan pacífica como esta, no parece tener muy buena aceptación o no ha sido dirigida y aglutinada por la gente u organizaciones con capacidad para organizarlo.

Así que para qué esperar nada de nada de estos españoles pre y postmilenial, cuyo mayor objetivo en la vida es que les permitan teclear con sus móviles las tonterías de andar por casa y con amigos, en vez de organizar lo que debería ser un movimiento tendente en recuperar la libertad que cada día perdemos más y más. El día de muchos de nosotros, incluso el mío ya pasó, hicimos lo que pudimos en época del dictador blandito, si lo comparamos con los cara duras actuales. Pero es vuestra hora chavales para decirle a estos nuevos hijos de puta globalistas y pseudo comunistas que no, que no van a quitaros la libertad que conquistaron vuestros padres y abuelos, votando una constitución para todos ellos, incluidos los que no la aceptan, porque la ley de leyes es para todos, la votamos todos, pero es necesario defenderla día a día, por nuestro bien, el de toda España y el de vuestros descendientes.

El mundo mejor no se hace bajando las orejas y acatando maldades, el mundo mejor se obtiene con garras y dientes si hace falta, pero veo poca gente que tenga la entereza y decencia y moral, como la cuidadora de ancianos, más volcada en bromitas gilipollas, que en defender la libertad. Cuando venga el lobo, no pidáis ayuda a vuestros mayores, la mayoría de nosotros ya luchamos y vencimos en una guerra social, ahora ya no tenemos fuerzas, salvo la de la palabra para poner orden en este festival de frikis que nos gobierna para mayor gloria de globalistas interesados en explotaros en cuanto os pongáis a tiro.

Decid no, no vais a jugar conmigo, y eso se dice hablando a pedradas. Vosotros mismos, porque parece mentira, que con los ataques que está recibiendo la Monarquía, que es uno de los pilares de la Constitución, por parte de los independentistas así como de Podemos, el independentismo excluyente y fascista, además de un gobierno nefasto tanto en gestión, como en ideario político, todavía no se hayan oído vuestras voces no contra el cambio climático y boutades por el estilo, si no contra la panda de payasos sinvergüenzas que puebla una parte de nuestro hemiciclo del congreso. Hemiciclo que ya tienen convertido en hemicirco, con sus payasos, hijos de puta y todo tipo de psicóptas, sin que a nadie se le haya ocurrido lo de la fiscal del juicio de los trenes de “atocha” el famoso “y vale ya”. En aquella ocasión no había lugar para eso, ahora sí.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario