Hablo de la selva en que se han convertido nuestros barrios violados por los menas. Por Rodolfo Arévalo

Concentración en el barrio de San Blas
Concentración en el barrio de San Blas

«Los ancianos y personas añadas no pueden bajar a desayunar a los bares de toda la vida sin miedo a ser asaltados o agredidos, a veces gratuitamente, en la selva de asfalto»

Que el barrio de San Blas, en Madrid, es y sigue siendo una zona conflictiva de la capital de España siempre ha sido sabido, aunque dentro de unos límites. Pero últimamente el barrio está en pie de guerra, desde que se produjo la violación de una niña de trece años y además los ancianos y personas añadas no pueden bajar a desayunar a los bares de toda la vida sin miedo a ser asaltados o agredidos, a veces gratuitamente, en la selva de asfalto. Tampoco se libran de agresión los jóvenes del barrio selvático en que se ha convertido… 

Y tienen toda la razón en estar en pie de guerra. Es necesario. Luego presumen en París de Banlieuses conflictivas y multiétnicas. Y sí, hablo de selva aunque también debiera de hacerlo acerca de desiertos o costa norteña africana, con mucha más propiedad. Soy una persona que tiene de racista, lo que tiene de blanco la cáscara de un coco, nada de nada. De hecho he vivido en muchos países con distintas razas humanas y he tenido amigos oriundos en todos ellos. La maldad no está en los individuos, la maldad está en esa reunión de individuos inmersos en su cultura, diferente y evolucionada en otro sentido, si lo es, no hacia la democracia, que no saben lo que es, sino a otra cosa.

Como decía he tenido amigos tanto en África, como en Europa, como en América del sur, ahora eso sí a prudente distancia de su cultura, salvo quizás la gastronómica. Claro que también es verdad que a los Europeos en general y a los occidentales en particular se les da bastante bien amoldarse a las costumbres de otras latitudes, precisamente porque el occidental se suele haber constituido en democracias, que deben aglutinar muchas formas de ver el mundo.

Así el Europeo no tiene mucho reparo en acoger inmigrantes. Pero ojo, no es lo mismo el inmigrante americano, de tierras de habla y cultura mezclada con la española, que incluso comparten el idioma y muchos casos la religión, que el inmigrante que procede de una cultura y religión diferentes y que además lleva sobre sí el agravante de ser obcecadamente obediente a su profeta Mahoma, y el irrenunciable encargo de convertir al infiel o pasarlo a cuchillo.

Está muy bien, ser consecuente con tu pasado y cultura, mientras esta no sea un peligro para las otras, que merecen el mismo respeto. Esta religión y esta cultura, la musulmana tienen la obsesión, por considerarlo un mandato del profeta imponer sus normas de vida, su religión, cultura y teocracia allá dónde va. Esto es algo que nosotros occidentales de origen judeocristiano, no podemos ni debemos permitir, porque nuestra libertad empieza donde termina la suya. Por eso que nos quieran imponer su forma de vida es intolerable. Nos llaman infieles, pero no dudan en venir a gozar de la organización cultural cristiana de Europa, mientras critican la forma de vestir de las mujeres Europeas llamándolas putas y violando jovencitas, porque “lo andan buscando con esa vestimenta y saliendo después de las nueve”.

Hablo de selva en que se han convertido nuestros barrios violados por los menas
Hablo de selva en que se han convertido nuestros barrios violados por los menas

«Saben que vivir aquí es mucho mejor que vivir en sociedades subyugadas por sus jefaturas que jamás han pasado por un renacimiento, que hiciera de los hombres el centro de la vida»

Saben que vivir aquí es mucho mejor que vivir en sociedades subyugadas por sus jefaturas que jamás han pasado por un renacimiento, que hiciera de los hombres el centro de la vida. Esos lugares en los que si roban, les cortan la mano. En los que si violan a lo peor matan a la mujer a pedradas, porque ellos “pobrecitos” son victimas de las lascivas pecadoras. ¡NO TE JODE!. Lugares en los que la ley siempre es la del más fuerte o el más fanático religioso. Son lugares estos en donde la democracia resulta un postulado del futuro lejano. Lugares en los que o se está en una organización tribal pre feudal o directamente feudal, bueno matizando feudal y tribal si hablamos de centro África y feudal a secas si hablamos del norte del continente.

Muchos Europeos no tienen ni idea de lo que es África, pues yo se lo digo… África es el lugar de la tierra en la que una vida humana vale menos que un espárrago triguero. Un lugar en que hablar de libertad es hablar del poder y derecho del jefe a ser multimillonario mientras a su alrededor niños y adultos caen como moscas, tratando de encontrar el plato de comida, no más de una al día, para sobre mal vivir una jornada más. Lugares en el que por culpa de sus gobiernos y no por la nuestra pueden estar muertos de hambre, rodeados de tierras ricas en abundancia de todo tipo de bienes. Lugares en el que la corrupción no es como aquí, que es mucha, si no muy superior.

Y podría seguir enumerando loas acerca de la cultura de esas civilizaciones, no evolucionadas durante muchos folios, pero no tengo espacio y además me produce un rechazo irresistible hablar de comportamientos crueles y medievales. De ahorcamientos de homosexuales por el hecho de serlo, de desfiguración de la cara de una mujer con ácido, por venganza, sin que nadie alce la voz encolerizado. Lugares en que las mujeres son consideras poco más que animales, humanos de segunda categoría. De ahí se puede deducir, ¿por qué?

Hay tanta violación por parte de inmigrantes magrebíes y lo digo bien claro en su mayoría norte africanos, por eso, porque las mujeres son seres inferiores a su servicio. Y ahora me gustaría ver vociferar a feministas contra estas actitudes y pedir la deportación inmediata tanto de adultos como de Menas que campan a sus anchas como mesnadas medievales, delinquiendo y violando por todas partes mientras que aquí los cuerpos de seguridad del estado hacen lo que pueden, frente a la actitud de magistrados obedientes a las laxas leyes elaboradas en el parlamento, por melifluos borregos interesados en la destrucción de Europa, para imponer sus dictaduras variopintas en las que dominar al pueblo con la zanahoria de una miseria de subsidio con el que sobrevivir.

Y hago una pregunta para que ustedes reflexionen. Quieren que Europa vuelva a ser África. Las leyes están hechas para defender a la comunidad, de los malhechores, pero si a ustedes no los defienden, no será mejor adoptar también la ley de la selva y tomar la justicia por su mano. Creo que sí, ojo señorías, tanto judiciales como parlamentarias, ese día está cerca y no me valdrán sus lamentos y acusaciones para quitarles ni un mínimo de su responsabilidad total por dejación de funciones.

Advertidos están, luego no lloren lágrimas de cocodrilo cuando vean sus calles regadas por la sangre de Tirios y Troyanos. Ejemplos de esto los hay en grandes capitales Europeas a manta. Para ellos es tarde pero para nosotros, todavía no. No es racismo, es simplemente defensa de nuestra cultura, nuestras mujeres y niños, de nuestra libertad y de la cultura que ha hecho grande a occidente. Si a alguno no le gustan, que se vaya a que le den por detrás como a las cabras en algún desierto norte africano. Más claro el agua.

No se nos pueden caer los anillos cuando se trata de la vida y libertad de los tan cacareados por ustedes ciudadanos, de los cuales se acuerdan a la hora de pedir el voto, y ya huele ¿no les parece? A mi sí. Por todo eso escribo que San Blas es y sigue siendo una zona conflictiva de la capital de España y siempre ha sido cierto, aunque dentro de unos límites. Pero últimamente el barrio está en pie de guerra, desde que se produjo la violación de una niña de trece años y además los ancianos y personas añadas no pueden bajar a desayunar a los bares de toda la vida sin miedo a ser asaltados o agredidos, a veces gratuitamente, en la selva de asfalto. Insisto, ASKI da. BASTA YA.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario