Todo es posible en una España, hoy estéril y de plastilina. Por José Crespo

Esta es la portada de ABC de Sevilla de hoy miércoles, 4 de noviembre de 2020
Esta es la portada de ABC de Sevilla de hoy miércoles, 4 de noviembre de 2020 en esta España de plastilina.

«Todo esto tiene un claro rasgo de psicopatía. Ciertamente en esta España, hoy estéril, de plastilina caben tontos, tonterías y todas las cagadas posible»

Tenemos una España de plastilina pues estamos hartos de escuchar que no cabe un tonto más y que el próximo se cae al agua, pero sale otro… y otro y otro y siguen cabiendo en esta tierra de plastilina que sigue ampliándose y acogiendo tontos y tonterías, de izquierdas y de derechas acomplejadas.
El doctor Simón falta el respeto a las enfermeras y le echa la culpa a la sociedad por «no haberse podido despojar de dejes machistas» y no dimite ni le cesan, e Irene Montero, la ministra de «Igual dá» le apoya y disculpa.
La derechita cobarde por boca de su cansino portavoz Casado lanza un discurso donde cita más de 20 veces la palabra «centro», evitando pronunciar la palabra «derecha», sazonando el discurso con «moderación», «sociedad plural», «sociedad abierta»… cuando tenemos regiones cerradas en el separatismo y filoterrorismo, pero Casado sigue en el discurso igualando a Bildu y a Vox. Ciertamente repugnante.
Oigo a Aguado contradiciendo permanentemente, y a diario, a Ayuso y es que dan ganas de salir tras él y correrle a capones.
Celaá se carga la Educación, pacta con separatistas y filoterroristas y acaban con la lengua española como lengua vehicular en España… y no pasa nada.
Una persona sin carrera reconocida obtiene una cátedra universitaria por ser esposa del presidente… y no pasa nada.
Catedráticos y profesores universitarios critican el regalo de la Complutense a Begoña Gómez: «¿Qué currículum tiene?», es la pregunta que muchos se hacen. Los mismos que nos preguntamos cómo podemos tener un presidente con una falsa titulación de doctor en economía ante la que toda la clase política calla de forma vergonzante.
Presidente de un país con una economía destrozada y que quiere ser recordado como el presidente que salvó su economía. Creo que todo esto tiene un claro rasgo de psicopatía.
Ciertamente en esta España, hoy estéril, de plastilina caben tontos, tonterías y todas las cagadas posibles.
Complicada está la cosa, desde aquella conjura de la ilegitimidad de todos los cargos electos que prometieron el acceso a sus escaños haciendo una farsa contraria al propio espíritu y respeto a la Constitución y al sujeto propietario de la Soberanía Nacional, el pueblo español.
Desde aquella aceptación de esas falsarias tomas de posesión por una presidenta del Congreso, también separatista, ya es posible el viaje hacia cualquiera de los objetivos propuestos por los socios de gobierno social comunista embarcados en el «horizonte republicano» y que se descubre en ese claro mensaje del «hombre de paz», el terrorista Otegui, en el que pedía «honestidad a la izquierda» y vomitaba con la bilis que le caracteriza: «para que haya una España republicana, roja y laica primero tendrá que haber una España rota». Ese es el objetivo y no otro, mientras la derecha no se centre en eso no hay nada que hacer.
Es imposible pactar nada con esa hez política.
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario