Han conseguido convertir un país fuerte en débil, un país orgulloso en uno acobardado. Por Pigdemont

Han conseguido convertir un país fuerte en débil, un país orgulloso en uno acobardado. Ilustración de Tano
Han conseguido convertir un país fuerte en débil, un país orgulloso en uno acobardado. Ilustración de Tano

“Se ha conseguido convertir un país fuerte en un país débil, un país orgulloso en un país acobardado y para terminar con lo poco que nos diferencia del resto de Europa, una sociedad caduca”

Corría el año 1977 cuando el campechano, solicitó la ayuda financiera del Sha de Persia, Mohammad Reza Pahlavi, diez milloncejos de dólares de nada. Para salvar a España de las hordas marxistas, y ya de paso colocar a su preferido don Adolfo Suarez en la Moncloa. Evidentemente y dada la inviolabilidad asociada al cargo y dado que han pasado 43 años de la ayuda pecuniaria a todas luces prescrita para Hacienda, nada que objetar, máxime cuando la idea no fue otra que salvar a España del rojerío. 

La apuesta ahora olvidada de nuestro Emérito que llevó al poder a los señores de la Unión de Centro Democrático, coincidió en el tiempo y en el espacio de aquella democracia mundial, con el apoyo logístico de la CIA y el financiero de Willy Brandt, Venezuela y otros países socialistas europeos a otro joven español, ya entones en liza por el poder, el estrenado líder del PSOE Felipe González.

Y es que, aunque parezca extraño, lo de Venezuela no es un invento Podemita ni mucho menos. Venezuela lleva dando por el culo a España la friolera de 43 años, apoyando económicamente a cualquiera que se propusiera tenazmente hundir a la madre patria, otrora la novena potencia mundial y perro flaco en la actualidad, tan flaco que “el moro” ya sea Argelino, Tunecino o Marroquí se permite no solo amenazar migratoriamente sino también chulear jurisdiccionalmente.

Y porque sé que aún no es tarde para recapacitar, como nos cantó Gloria Estefan, les recuerdo que en 1979 comenzó el desmadre de las autonosuyas porque había que consolidar el atraco a largo plazo, un golpe audaz y tramposo. también llamado con la ampulosa frase de consolidar la democracia, para el cual, se contó un 23-F de 1981 con la ayuda inestimable de una parte del ejército español que hizo el primo esperando la llegada del instigador principal y que al final demostró ser un genio del Póker quedándose en Palacio.
En unos días los primos fueron al trullo  y consolidamos el estado de su bienestar. Aún, en esa época pintaban oros, pero con el paso del tiempo, se ha conseguido convertir un país fuerte en un país débil, un país orgulloso en un país acobardado y para terminar con lo poco que nos diferencia del resto de Europa, una sociedad caduca que brinda inconscientemente todos los días por la pura amargura.
Así que aprovecho el día para gritar a todos y a toro pasado, ese auténtico morlaco de nuestra historia reciente que se revuelve para empitonarnos: ¡Inocentes, Inocentes¡

Pigdemont

Asturiano de nacimiento, con 5 litros de sangre Malagueña, lo que viene a ser un “charnegu”, experto en energías renovables, de ahí el calambre que me causan los vende patrias, mantenedores de la miseria y nuevos señoritos andaluces de la política.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: