A este gobierno nuestro social comunista, de cada día, todo le sale rana. Por Rodolfo Arévalo

A este gobierno nuestro social comunista, de cada día, todo le sale rana. Ilustración de TANO
A este gobierno nuestro social comunista, de cada día, todo le sale rana. Ilustración de TANO

“Debe de ser una lástima para este gobierno nuestro, social comunista de cada día, que le salgan ranas sus actividades, tanto de día, como de noche, con tormenta o sin ella, con o sin pandemia”

Debe de ser una lástima para este gobierno nuestro, social comunista de cada día, que le salgan ranas sus actividades, tanto de día, como de noche, con tormenta o sin ella, sin pandemia o también con ella. Pero esto es algo fortuito de mala suerte, no porque les hayan echado mal de ojo o porque la ultra derecha (que malos que son los de VOX) los persigan por la calle con su bandera cuasi fascita según ellos. Nos van a vacunar a todos los que queramos, que buenos son, nuestro gobernantes.

Para ello y ante el temor del rechazo se ha gastado cantidades grandes de dinero para convencernos a todos; es lo que hay que hacer, so pena de excomunión. Yo, como estoy jubilado y nadie me va a pedir un certificado de vacunación, todavía no me he decidido. La verdad es que para lo que hay que ver salgo poquísimo de casa y cuando lo hago, mascarilla al canto y gel en el bolsillo y en el coche. Vaya trajín que llevo con el desinfectante.

Al parecer todos los hados se han conjurado, para hacerles la puñeta a nuestros gobernantes. Pero algo de culpa tendrán ¿no? No, no es así, es que siguen la línea equivocada del Globalismo Sorista que solo conduce a la pobreza de los pueblos y a la caída de la civilización occidental, en beneficio, única y exclusivamente de la gente que busca como en la gallinita ciega a Soros, Nancy Reagan, Obama y familias poderosas de la economía mundial.

El objetivo es obtener un pueblo globalmente anestesiado a base de juguetes telefónicos móviles; por cierto parece que hay una espantada desde Twitter hacia Parler, por culpa de que los masa de Twitter cerraron las cuentas a Trump. El móvil se utiliza para evitar que piensen que es su mayor posesión, la única de que podrán gozar a costa de pagar todos los meses, es su teléfono, pero da una libertad que alucinas. Eso si no te siguen hasta el servicio, que todo puede ser. Ya podemos llamar como ET el extraterrestre a casa, en este caso a los trabajos “dignos y bien remunerados”, no los de clanes de la droga, el contrabando y otros legalmente dudosos, si es que queda alguno, que no las van a contestar.

Llamas y te dice una voz: “Para engaños de tonto, marque el uno; para votar, marque el asterisco y no otro que le demandamos, por votar derecha; para oír una cancioncilla sobre las bondades del globalismo, marque el dos; para insultarnos y para protestar marque el cinco, ya sabe , por el …. eso, te la hinco… si marcas el seis te desean que tus muertos por covid en gloria estén, pero responsabilidad ante imprevisiones humanas o climáticas, pregunten por el Ministro de transportes, que otra cosa no hará pero defenderse como gato panza arriba lo hace de maravilla.

Ésta mañana en no sé que cadena, me da igual, lo entrevistaba Susana Griso, que muy al contrario de lo que yo pensaba de ella, lo acorralaba con preguntas casi de lesa “ministreidad”. De un tiempo a esta parte hay alguna cadena de televisión, en abierto, levemente díscola con el gobierno. No sé muy bien por qué, debe ser que vislumbran tiempos de cambio aunque lejanos, o no han recibido suficiente pienso (luego piensan poco, pero bien).

Los que sí que piensan poco, pero da igual, son los habitantes de la antigua Hispania, o al menos eso nos queda por pensar, porque según todas las encuestas, volverá a salir mayoría para el PSOE en futuras convocatorias electorales. ¡No me lo puedo creer!, ¿tan bobos somos? Teniendo en cuenta que, con Gibraltar, nos la han vuelto a meter doblada, que volvemos a meter la pata con ese asunto, no sé si por estupidez o por intereses ocultos de algún tipo. Doctores tiene el nuevo Ministerio de Asuntos Exteriores, cuando mi padre empezó su carrera en el año cincuenta y dos, estaba de secretario de consulado o embajada no recuerdo bien que era Gibraltar y se dio la orden de cerrar la verja. El diplomático al cargo un hombre ya con muchos años, lo hizo y así estuvo mucho tiempo. Lo curioso de aquella historia fue que aquel hombre tenía una graduación civil en el coche de tres bolas que llevaba en el banderín del coche oficial. Lo llevaba tapado. Un día mi padre le pregunto por qué, a lo que el diplomático ya viejo y de colmillo retorcido por la experiencia contesto: “Mire Arévalo, cuando lleve usted todos los años de carrera que llevo yo, comprenderá que no es bueno ofender al Ministro Principal de esta colonia Británica. Resulta que yo llevo en la bandera las tres bolas que me corresponden y él en su coche oficial solo puede llevar dos. Pero para que violentar el tema”.

Eso sí, ni le tembló la mano para recomendar el cierre de la valla. Esta historia me hacía reír cuando me la contaba mi padre. Ahora ya no me río en absoluto cuando veo como la Ministro de Asuntos Exteriores agacha las orejas frente al Peñón y por muy reducto de monos y traficantes de todo tipo que sea, no cierra la verja, aunque el Reino Unido ya no forme parte de la comunidad Europea. Cierto que hay que barajar el problema de los trabajadores que entran a diario en Gibraltar, pero eso podría solventarse generando puestos de trabajo en la Línea. Por otra parte los gibraltareños que tienen casas en España, está claro que no van a tener que pasar con pasaporte y eso debería ser obligatorio, ya no son comunitarios y el visado a los Españoles en Reino Unido, si les será exigido.

Claro que mentar la soga en el país de los ahorcados por el paro y la ruina económica de Sánchez y Compañía sería hacer sangre y eso con la cantidad de problemas que tiene el país no debería pensarse, porque hay cosas mucho peores con las que “arrimar el hombro”, como no para de decir el Presidente, que tiene esto de muletilla. Imagino que la Ministro tiene otras cosas en que pensar cuando mira hacia Ceuta y Melilla.

Esto es lo que justifica el comienzo de la columna sobre la lástima que debe ser para este gobierno nuestro social comunista, de cada día, que le salgan ranas sus actividades, tanto de día, como de noche, con tormenta o sin ella, con pandemia o también sin ella. Pero no temamos, los globalistas del mundo ya lo tienen todo controlado y nadie quedará atrás.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: