De los espectros y fantasmas que ya tenemos en esta España de opereta bufa. Por Rodolfo Arévalo

Los espectros y fantasmas ya los tenemos en esta España de opereta bufa. Ilustración de Tano
Los espectros y fantasmas ya los tenemos en esta España de opereta bufa. Ilustración de Tano

«Los espectros y fantasmas ya los tenemos en esta España de opereta bufa, solo faltan para completar el cuadro, unas bonitas hadas voladoras como en el libro Peter Pan»

Vivimos rodeados de una fantasía diaria. Los espectros y fantasmas ya los tenemos en esta España de opereta bufa, solo faltan para completar el cuadro, unas bonitas hadas voladoras como en el libro Peter Pan y unos enanitos del bosque del país de Nunca Jamás. Más que nada para “hacer bonito”, porque lo que abunda en contraposición a Cultura, saber, estilo, delicadeza y honor es un mundo paralelo en franca descomposición moral, sicológica y social, amarrado no al duro banco de una galera, o incluso a unos barrotes de cárcel, sino al duro plástico de un teléfono móvil.

Por desgracia desde hace un año más o menos un virus ha venido a romper esa Jauja de la que se supone disfrutábamos los españoles, que al son de engaños volamos grácilmente llevados por la ilusión del país de las maravillas. Y en esta infantilizada sociedad en gran parte por desconocimiento del léxico, casi todos los menores de cuarenta y cinco años juegan al corro de la patata, esa que nos asan todos los días para que estemos contentos. “Niños sed buenos, obedeced las consignas de los mangantes que os dirigen desde los partidos ecuánimes de la igualdad y el buenismo”, podría por ejemplo decir Biden. No hagáis caso a Abascal que es una nazi que te pasas, y menos a Trump que os la quería meter doblada. Mejor haced caso a Maduro y pajaritos, a los sucesores de Castro a King John un Kabrón (como otro cualquiera) ¡Que bonito todo, que extraordinario, que felicidad!

No es que antes todo fuera un lodazal o un camino de espinos, pero está claro que esta coalición de izquierdas que nos gobierna ha llegado al sumun de la perfección en el engaño de bobos y tontos de baba. Todo lo que podía ser un camino de rosas, murió por las desgracias y desvaríos políticos propiciados por el voto de un pueblo abducido por los mantras buenistas, que ha conseguido por último sumirnos en un camino económico de difícil retorno, sobre todo para los no ricos, como somos todos, a los ricos les trae sin cuidado.

Salir de aquí será muy difícil, salvo con una travesía por ahogos económicos de muchos años. Gracias “Botantes” de bobos no de votos. Toda la famosa conjunción astral que vaticinaba Leire Pajín, chica aventajada del Bambi, por la coincidencia de mandatos de Obama y de Zapatero y que no fue conseguida, se quedó como era de esperar en agua de borrajas. Pero sí lo ha sido, una nefasta conjunción astral con la llegada de Pedro Sánchez apoyado, por Iglesias. Esta última aseveración, no sé si es como la digo o de efecto contrario o sea de Iglesias apoyado por Pedro. El caso es que está resultando una ruina social, económica, psicológica y de salud.

Ya sé que la culpa de la pandemia no la tiene Pedro Sánchez, tampoco la tiene Iglesias, vamos no la tiene el gobierno en general, pero si tienen la culpa de la ruina que esta pandemia ha generado y seguirá generando todavía en la economía de muchos millones de españoles. Si el gobierno no hubiera dilapidado fortunas en sus saraos y amiguetes, así como en compras, sino fraudulentas, sí no acertadas de material sanitario anti Covid a dudosas empresas, no estaríamos aquí ahora mismo. O sí, porque votar social comunismo a estás alturas en Europa es un poco de gilipollas. Esta ruina que nos atenaza es culpa del gobierno del PSOE, de ningún otro, y lo es porque una persona que prefiere dar dinero a amigos e incluso ayudar a países extranjeros, cuando el caos, el desastre pandémico lo tiene España, cuando admite inmigrantes a tutiplén por la puerta de atrás como si a los españoles nos sobrara trabajo y delincuencia, no es un gobierno bueno y sus dirigentes no son personas en su sano juicio.

A esta situación hemos llegado y será difícil salir de ella, gracias a una persona, que o tenía mala leche o era simple y de credibilidad rayana en la bobería y la inocencia, Soraya Sainz de Santamaria. Bueno también esta puerta, contribuyeron a abrirla, las bombas del once de Marzo en Atocha, por las que pagan unos pobres desgraciados que a lo sumo lo conocían de refilón.

Poner en bandeja las televisiones en abierto, prácticamente todas en la cesta de la izquierda fue el acto más estúpido que nadie haya hecho nunca en la historia de la política de España, ¡Ave Santamaría!, más sabiendo que la mayor parte de los españoles se informa a diario por los informativos y programas, que Telecinco supo aprovechar para ganar dinero a costa de un político que tenía mucho que ganar asimismo. Un maestro de la mentira más abyecta dicha con los mayores visos de verdad. Realmente no sé si todo aquello fue debido a ignorancia, a buena fe o a cualquier otro particular, pero está claro que fue el principio del fin del sistema democrático Español.

O se reconduce la situación política, que en estos momentos es de opereta bufa, hacia cauces de seriedad y de políticas pro España o no va a quedar nada que arreglar, porque no habrá país. España no existirá. Esto con el agravante de que tampoco quedarán habitantes capaces, de enderezar el país. Unos muertos por el virus, otros huidos por falta de trabajo o por el hundimiento de las empresas, otros porque estarán muertos de asco, este puede ser mi caso, diré: “ no es lo que queríais tontitos, pues disfrutad, porque a mi a lo sumo me quedan dos telediarios casposos” y por último otros, porque no van a creer en nada de nada. Del resto que vota lo que vota, ni lo menciono, los pajarillos del campo de Maduro, no me parecen votantes a tener en cuenta. Estos, unos tres millones de ilusos que al parecer no habían oído nada acerca de las grandes “ventajas” de Comunismo, que querían probar a un vende motos del producto dictatorial, pues eso que les den. ¡País, de incultos! que escuchan los ya denostados cantos de sirena de políticos, aprovechados caraduras y malnacidos, que prefieren llevar a la miseria a la gente para poder disfrutar a todo tren de sus vidas regaladas.

¿Cuántos, pequeños y medianos, negocios van a quedar tras el paso de la enfermedad covid, por no haber sido ayudados como en otros países por sus gobiernos?… Ni se sabe. ¿Cuántas empresas huirán definitivamente de España para no volver jamás? Ni se sabe. ¿Cuántos buenos nuevos profesionales con trabajos cualificados en ciencia tecnología etc., van a decir al gobierno Sánchez ahí te quedas con tus miserias? Al parecer estos venían en busca de un Silicón Valley Español y se han topado con los bares o la Iglesia como decía Don Quijote.

¡Despertad imbéciles que esto es España! Nos quedan muchos hervores por delante aún. España siempre ha estado a la cola de Europa como país, con salarios más bajos, con menos seriedad, con menos capacidad para crear caminos laborales que hagan subir al personal en la escala social, y todo ¿por qué?, generalmente por ser un país de envidiosos, mentirosos y vagos. Parece que esto no tiene remedio, ni aunque hayan gobernado los más sinvergüenzas, mentiros, envidiosos y vagos, da igual el cacareado pueblo no se entera. Esto salvo que las últimas encuestas del CIS no sean falsas, porque al parecer lo son, reales, y el PSOE todavía puede ganar las próximas elecciones.

El que tiene que hacérselo mirar, no el gobierno de turno, es el pueblo español que está repleto de borregos y psicópatas. Claro que los políticos suelen ser reflejo del pueblo que gobiernan, salen de él, así que tonto del bote el que no huya hasta Finisterre y siga nadando hacia cualquier otro lugar. Menudo paisanaje hay por aquí. Los nuevos cubavenezolanoscoreanorteños y chinorris, pero no listos, bobos y tontorrones, que comer no van a comer perdices ni a ser felices, porque colorín colorado este cuento de gilipollas se ha acabado.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario