Ya está bien de que la izquierda siempre quiera sacar rédito de todo sin asumir las consecuencias. Por Rodolfo Arévalo

Ya está bien de que la izquierda siempre quiera sacar rédito de todo lo que pueda sin asumir las consecuencias.
Ya está bien de que la izquierda siempre quiera sacar rédito de todo lo que pueda sin asumir las consecuencias.

«No estaría mal que Cristina Cifuentes demandara a los demandadores porque ya está bien de que la izquierda siempre quiera sacar rédito de todo lo que pueda sin asumir las consecuencias»

A raíz de la sentencia absolutoria de Cristina Cifuentes, no estaría mal que ella como perjudicada en su honor y credibilidad demandara a los demandadores, pidiendo una indemnización millonaria por los daños y perjuicios que le han causado, más todos los minutos que se han consumido en propaganda televisiva contra ella y la derecha del país, que ganará, ya que evidentemente los Españoles nos negaríamos a pagar de nuestros impuestos, pasándole la factura a los abogados, fiscales y partidos de izquierda.

Esto es, ni más ni menos, porque ya está bien de que la izquierda siempre quiera sacar rédito de todo lo que pueda sin asumir las consecuencias, no solo políticas sino penales a las que hubiera lugar. Ni son moralmente más que nadie, ni son judicialmente tampoco más que nadie. La moral no es monopolio de la izquierda y eso deben saberlo cuanto antes para que no se les suba a la cabeza, como borrachos de poder que son.

Pido a las televisiones toda una semana de acoso y derribo contra la acusación de Cristina y contra los fiscales que la sostuvieron a ver si se les va pasando la tontería y dejan de demandar sin ton ni son, simplemente por el ruido que sus demandas puedan causar. Los españoles tenemos derecho a que las actuaciones de la fiscalía sean ajustadas a derecho y a la realidad, porque nos cuestan dinero, ¡dinero que no tenemos!, si estos señores letrados no quieren que aquí acabe habiendo más sentencias contra ellos, que contra los adversarios políticos del poder gobernante, que es lo que parece que ocurre. Causa, que no sería nada difícil de admitir a trámite, por demostrada animadversión y acoso a una persona inocente de todo el ataque, personal e interesado políticamente.

O acabamos con estas gilipolleces o nos vamos a la mierda todos también judicialmente. Eso si no pensamos que, ya más abajo entre los apestosos chorizos no se puede caer, que no es cierto, siempre se puede caer más. Cuanto más INRI, más sale la escatología nacional. Y no quiero ser agorero, pero ya no está nuestro horno democrático para muchas alharacas, la política esta muy tensada, por puro interés de partidos, hacia uno y otro lado, y ojo difícil será que no se rompa la cuerda si no es por la suerte que tenemos de pertenecer a la Unión Europea, que no va a permitir gilipolleces diversas de gallitos de ultra izquierda. Vamos que si hiciera falta nos meten un OTANAZO y se quedan tan panchos, así que ya está bien, que la merienda de negros de la izquierda no es la panacea universal, solo lo es para los que no toleran la libertad de los individuos.

Afortunadamente pertenecemos al bloque occidental en el que los individuos, así como la familia y los grupos por pequeños que sean, tienen derecho a la libertad de todo tipo, eso sí respetando la Constitución. Si a algún enterado no le interesa o no se entera o toma nota, no le arriendo la ganancia, estando de este lado del globo. Si algunos políticos totalitarios, añorantes de pasados más tiránicos de zonas grandes de mundo no les gusta, pues que se vayan a los reductos donde esas políticas liberticidas se siguen aplicando.

Tienen la suerte de que de la libertad se puede huir si te sientes apresado en tus ideas, pero de las cárceles es imposible, sobre todo cuando la detentan los hijos del Comunismo o herederos de la mala hostia. No creo que se pueda hablar más claro, nadie desea ser salvado por nadie y menos por hipótesis políticas que ya deberían dejar de oler, para estar enterradas en la historia más abyecta de la humanidad. Que no, que el pueblo español se niega a ser víctima del pensamiento «bobalitario» y tiránico de la ultra izquierda, que incluso se decanta y más que lo hará por la libertad que propugnan partidos como VOX que son los abanderados de la libertad, de la manera democrática de hacer el mundo para todos los individuos, un lugar en el que según las capacidades y valías de cada uno, aparte suerte evidentemente, sea garantía de que tendrás lo que puedas alcanzar con tus postulados de base si se atienen al respeto a los demás y a las reglas del juego.

Esto es lo justo y además eso sí, sin dejar a nadie atrás por sus carencias. Y es así porque conseguir ese mundo no es nada fácil, requiere aumentar la riqueza y trabajo del país para poder atender a quienes no pueden hacerlo por si mismos. Nunca debe ser una cuestión de envidia, vaguería o mentira. Tirar para delante tienen que hacerlo los mejores, de la sociedad y por eso mismo deben ser recompensados sus esfuerzos. Trabajar no debe ser considerado una condena, sino más bien una bendición, una dicha que proporciona felicidad e independencia.

Ya se que esto en España está mal visto y que vaguear y no pegar un palo al agua es la constante con la que convivimos, por eso un cambio de mentalidad no vendría mal. Lo vagos y maleantes, ya saben, son libres de partir allí donde se las Maduren, a base de robar a otros con narcotráfico, violencia y sinvergonzonería. No importa, no los queremos aquí, dando por el … pon lo que desees.

Y por eso mismo a raíz de la sentencia absolutoria de Cristina Cifuentes, no estaría mal que ella como perjudicada en su honor y credibilidad demandara a los demandadores, pidiendo una indemnización millonaria por los daños y perjuicios, pasándole la factura a los abogados, fiscales y partidos de izquierda. Esto debe ser así, ni más ni menos, porque ya está bien de que la izquierda siempre quiera sacar rédito de todo lo que pueda sin asumir las consecuencias.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario