Os recuerdo que a cada cerdo le llega su San Martín, de modo que ojito, no vaya a ser que haya llegado la hora. Por Rodolfo Arévalo

Tenemos una sociedad enferma de valores, y que a poco que no haga, le habrá llegado la hora y será sustituida por otra civilización, con ideas medievales y crueles

Leer más