Sabemos que habéis venido a tirar con la pólvora del rey, y encima os lo queréis cargar. por Rodolfo Arévalo

Sabemos ya que habéis venido a tirar con la pólvora del rey y encima, os lo queréis cargar. Ilustración de Tano
Sabemos ya que habéis venido a tirar con la pólvora del rey y encima, os lo queréis cargar. Ilustración de Tano

“Sabemos ya que habéis venido a tirar con la pólvora del rey y encima, os lo queréis cargar y en las elecciones saldréis ardiendo”

La verdad es que son tantas y tan variadas las estupideces a las que nos vemos sometidos desde hace ya dos años por este gobierno, que no es extraño que la gente no se entere de lo que pasa o que les entre por un oído y le salga por el otro. Deben de creer, en el Gobierno, que no solo es que el pueblo (plano de pueblo pide el realizador, hacen la ola como bobos), esté impactado por su desgobierno, sino que efectivamente son bobos de baba. Y desde luego, algunos lo parecen, máxime cuando vemos esas manadas de ovejas dementes que salen de fiesta sin mascarilla. ¿Qué quieren, contagiarse o contagiar a otros, incluso familiares ancianos? Eso parece, porque por otra parte, no tiene explicación. Una de dos o no han vivido la enfermedad de cerca o carecen de imaginación.

Imaginad que empezáis a sentiros mal, que no podéis respirar, que notáis que el ahogo va a más, os llevan al hospital y allí deciden que os tienen que intubar. Desde luego no te vas a enterar, porque te duermen, pero puedes pasar en esa misma postura, e inconsciente, muchos días. Piensa en la angustia de tus familiares ante esa situación que podrías haber evitado. Y lo peor luego te tienen que sacar el tubo. Bueno, da igual, no es peor que morir en accidente de tráfico pensarás. No, en accidente de tráfico, puede ser mucho peor.

El problema es que mucha gente no tiene imaginación o no se le ha despertado el área cerebral de la prudencia que surge a los veinticinco años. Por eso acabas intubado y dormido, claro que todo esto es mejor que lo del accidente de tráfico, porque ahora te lo hago imaginar yo. Vas a ciento ochenta por la carretera, te sientes poderoso, vuelas, te crees un verdadero Fittipaldi, cuando en una curva pronunciada, te sales de la carretera. Lo de menos es que se abolle el coche y se deforme, y aunque te quedes atrapado daría igual, mientras no mueras ¿verdad? A no ser que el vehículo se incendie y no puedas salir… imaginas que muerte más agradable…

Imagino que si no tienes imaginación o si eres bobo de baba, nunca se te ocurriría pensarlo, pero podría ser tu suerte final, morir quemado vivo. Mucha gente se contagia del virus, por falta de imaginación, vivimos en una sociedad en la que creemos que todo es virtual, y no, la realidad sigue estando ahí presente y esperando incautos. Bueno, pongamos que has tenido suerte y llegas a tu casa, subes, pero al intentar abrir la puerta la llave no entra. Llamas para que te abran, pero no, solo te contesta una voz que : ¿Quién es? Desconoces esa voz, te han ocupado ¡Vaya por Dios! Y ¿Qué puedes hacer con un gobierno que ha convertido las leyes en meros adornos para los ciudadanos y ventajas para los delincuentes?

Por mucha necesidad que haya de vivienda, si la hay, debería ser el gobierno quién construyera esos habitáculos de protección oficial, que incluso podrían ser gratis durante una temporada. Pero solo deberían tener lo básico, para instar al ocupante a buscarse la vida y trabajo. Para vagos ya tenemos a los miembros del actual gobierno, con sus otros cargos y cargas elegidos a dedo.

Ahora al parecer, como ven que la ayuda Europea no la podrán dilapidar, se han puesto a recaudar por todos los medios a su alcance, con impuestos y tasas, las que hay y las que quieren añadir, como por ejemplo el peaje en carreteras, que digo yo estarán más que pagadas. El impuesto de circulación, debería cubrir este coste y debiera bastar, recuerden que se paga cada año y hay millones de coches matriculados… ¿alguna explicación? Ninguna. “¿En que te has gastado el dinero Estado…?” “Pues en fiestas y saraos de amigos”. No si ya sabemos, que habéis venido a tirar con la pólvora del rey y aún así os lo queréis cargar, seréis… A lo peor también carecéis de imaginación o estáis alucinando. Aunque lo más probable es que sembréis el patio de motivitos absurdos, para despistar de otros asuntos que os perjudican más. Seguís pensando que el pueblo (plano de Pueblo, pide el realizador) es gilipollas (plano de cara de gilipollas) y no se va a dar cuenta del incendio en el que está atrapado y del que ya probablemente no pueda salir. Pero sí, si se está dando cuenta afortunadamente o afortunada, mente, le ha costado pero lo conseguirá.

Las elecciones cada vez están más cerca y si no fuera por la caradura de quién usted y yo sabemos, se adelantarían. Pero no teman, está cantado, por mucho que quiera marear la perdiz, ya no tendrán mayoría, lo hemos visto en Madrid y lo veremos en España. En las elecciones van a salir ardiendo, del batacazo que se van a dar y no se van a curar en muchos años. Iván Redondo les tendrá que preparar para lamerse las heridas. Y de verdad si yo fuera miembro, miembra o miembre de un nuevo gobierno, no permitiría que el tal Iván siguiera asesorando, es “Terrible”, pero ni a su familia, porque sí, inteligente sí es, pero tiene muy mala baba, al parecer. Aconseja dejar caer asuntos estúpidos para distraer a incautos, en eso se lleva la palma.

La verdad es que son tantas y variadas las estupideces a las que nos vemos sometidos, desde hace ya dos años por este gobierno, que no es extraño que la gente no se entere de lo que pasa o que les entre por un oído y le salga por el otro, ya tienen los tímpanos perforados de oír mentiras y cuentos chinos. Y encima tenemos que aguantar que un “venao” extranjero cualquiera salga en algunos lugares diciendo lo malos que son los Españoles que apoyan al Estado de Israel y por supuesto los americanos y que debemos ser reos de muerte en nombre del innombrable. Alah Uacbar.

Que se vayan todos, unos y otros, al desierto a pastar si encuentran algo. De verdad este mundo me tiene hasta los pelos. Hace años lo dijo mi padre: “este mundo dejará de ser tu mundo en breve”. Pero lo peor, tenia razón… vaya mierda pinchada en un palo. Y sí, digo “Mierda” porque estoy hasta la calva.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: