El Gobierno de la anti-España. Por Francisco Gómez Valencia

El Gobierno de la anti-España: La opinión de Francisco Gómez Valencia. Ilustración de Tano
El Gobierno de la anti-España: La opinión de Francisco Gómez Valencia. Ilustración de Tano

«El atestado -según el diario ABC-, no recoge que la agresión fatal se produjera por su condición sexual, como se ha alimentado a través de las redes sociales e incluso por miembros del Gobierno de la anti-España»

Fue durante un desahucio en el que se produjeron los hechos. La podemita Isa Serra participó de forma muy activa y la consecuencia es que ocho policías ratificaron el atentado a la autoridad. Desgraciadamente supuso temporalmente una complicación para el cuerpo con quién gobernaba el Ayuntamiento de Madrid, y especialmente para las policías a las que ella agredió, pero la comunista en rueda de prensa dice que es culpa del Tribunal que la ha sentenciado por no estar todavía renovados sus miembros. O sea que la culpa de sus actos son del PP y de la policía por molestarla haciendo su trabajo. Lo peor de todo esto es que los medios la dan voz haciendo de altavoz.
Por supuesto la señora Yolanda Díaz Ministra de Trabajo del Reino de España se pone de lado de la condenada, o lo que es lo mismo, el Gobierno de España apoya a los delincuentes comunes. Es curioso que su partido tenga más miembros condenados que diputados y aún así no les da la vida dando lecciones a los demás. No dejan de ser una apestosa fiel estampa de la supremacía de la falsa moral que gobierna el mundo actual.
Del mismo modo respecto al señor que se fugó en un maletero después de haber dado un golpe de estado en Cataluña, la misma Ministra sigue perfeccionando su miseria moral y opina que lo ve apto para que se siente en la misma mesa de negociación en la que parece que estará ella, colocando al Gobierno de la nación a la misma altura que un autonómico en una negociación bilateral sobre algo que nos atañe a todos los españoles. Por descontado encumbrar a un prófugo como representante y referente válido de algo o alguien ya dice mucho de la pasta de la que está hecha la Ministra de los tres másteres sin confirmar.
Son dos hechos que dejan claro que el precio al que asciende o se valora el puesto de Presidente del Gobierno en estos momentos en nuestro país, lamentablemente lo marcan los ilegales, los ocupas, las manadas, los malversadores golpistas, en definitiva los delincuentes comunes tratados a cuerpo de rey.
Es curioso pues me vienen a la memoria dos casos injustos de hace muy poco que han pasado de tapadillo por la cantidad de basura que nos cae a diario, me refiero al caso de la mujer que corto el pene a su Jefe/pareja y le acusó después falsamente de acoso permaneciendo detenido mientras se recuperaba en el hospital. O el asunto del hombre que no pudo velar a su esposa fallecida en su casa de forma natural, porque estuvo arrestado dos días mientras se seguía estrictamente la Ley de VIOGEN.
Políticamente la izquierda sentencia y acusa a la derecha por todo y de continuo responsabilizando gratuitamente a diestro y siniestro mientras ésta se revuelve por las redes sociales malamente. Así nos va.
Hilando fino y en relación con la esquizofrenia social, respecto a lo del malogrado chaval asesinado a la puerta de una discoteca, parece finalmente que su condición sexual no ha sido determinante en el desenlace. Lo que está claro es que unos desgraciados lo han matado por una trifulca por un puñetero móvil. ¿Otra manada silenciada? La izquierda repugnante que padecemos y sus instituciones controladas con dinero público -como la Universidad de Ciencias Políticas y Sociología a tenor de su penoso twitt dando por hecho que la homofobia es el motivo desencadenante- , ya ha sentenciado el asunto porque el fallecido resulta que además de ser propietario del móvil -con el que según fuentes policiales en base a la declaración de varios testigos estaba haciendo una videollamada-, era homosexual. Que sepan que hasta su propio padre ha restado importancia al asunto descolocando completamente al medio que lo entrevistaba y que de forma tendenciosa otra vez buscaba titulares donde no los hay.
Dichos partidos, algunos de sus bocazas más destacados -a los que VOX acertadamente ya ha anunciado que va a denunciar por falsas acusaciones-, y algún medio repugnante ya habían puesto otra vez en un brete al partido de Santiago Abascal como responsable subsidiario por fomentar según sus desviadas y amorfas mentes la homofobia, cuando nada más lejos de la realidad como así han demostrado miembros del propio partido de la misma condición sexual que el fallecido. Decir además que el padre también ha reiterado que no manchen el buen nombre de su hijo en las manifestaciones que se puedan llevar a cabo con intereses partidistas, aunque no respetarán su memoria y la petición. De hecho ayer mismo ya cayó en saco roto gracias a los colectivos organizadores expertos en oler la sangre a distancia para sacar provecho. No tienen respeto por nada ni por nadie.
Por tanto ratificar que el atestado -según los diarios ABC y LA RAZÓN-, no recoge que la agresión fatal se produjera por su condición sexual, como se ha alimentado a través de las redes sociales e incluso por miembros del Gobierno.
«EL GOBIERNO de la anti-España». Qué asco da todo esto…
▪️Los nombres del día:
– Tico Medina.
#TicoMedinaDEP
– Rafaella Carrá.
#RafaellaCarráDEP
Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario