Conocer por los hechos, no por los mitos. Por Antonio Ramírez

Conocer por los hechos, no por los mitos: El desastre de Anuall a través de la prensa
Conocer por los hechos, no por los mitos: El desastre de Annual a través de la prensa

«El desastre de Annual a través de la prensa es un libro para intentar comprender y conocer esa época cruenta ahora que se conmemora el centenario de Annual (1921)»


El desastre de Annual a través de la prensa” es una lección de historia basada en los hechos. Hechos que fueron relatados desde los periodistas de entonces y bajo las dificultades que suponía informar en esos tiempos. Tiempos en los que estamento militar y político, además de errar estrepitosamente en la política exterior, no facilitaba el conocimiento mínimamente objetivo a la opinión pública.

Antonio Rubio Campaña, periodista melillense de raza, maestro de periodistas y de investigación con una larga y fértil trayectoria en el panorama de la comunicación española, nos ofrece con esta obra, un análisis y recopilación de circunstancias contadas en ese periodo trágico de la vida del norte de África y de España en si. Las consecuencias de malas y falaces decisiones llevaron a la muerte a miles de jóvenes españoles en un ciclo de desastres.

Es un libro para intentar comprender y sobre todo conocer esa época cruenta ahora que se conmemora el centenario de Annual (1921) y de recuerdo a quienes perdieron la vida. Es un gran documento histórico y periodístico y, además, fruto de una campaña de mecenazgo para que pudiera ver la luz. Imprescindible.

Antonio Ramirez Velez

Antonio Ramirez Velez

Indígena melillense con varias decenas de años a mis espaldas. Periodista de profesión y dedicación institucional desde hace muchos años en lla Ciudad Autónoma de Melilla, anterior Ayuntamiento, con una paso también en la Administración del Estado, Delegación del Gobierno. Responsable en diversas legislaturas de gabinetes de prensa y relaciones institucionales, comencé a entender, hace tiempo ya, que el poder es un mar de ambiciones y conjuras permanentes y por ello la verdad, cuando sobrevive, vale su precio en oro. Mi paso por medios de comunicación, tanto públicos, como privados, me enseñó de la gran asignatura pendiente que tienen, aún, generaciones de periodistas sobre la consideración de su profesión y la dignificación de la misma. Lector aplicado, que intento ser, concibo a los libros como uno de los últimos reductos de la libertad de pensamiento, generadores de opinión y salvaguarda, por ello, de la voluntad. Lo único que no nos puede ser arrebatado (Víktor Frankl).

Deja un comentario