Los bobos cacatúa y las consignas de lodazal. Por Rodolfo Arévalo

Los bobos cacatúa y las consignas de lodazal.

«Los bobos cacatúa repiten las consignas y mantras que escuchan en cualquier lodazal hertziano de aguas estancadas, con cadáveres políticos»

En general esta sociedad española de finales del año dos mil veintiuno se ha convertido en el “Estro del bobo”, y será porque abundan, no hay otra explicación. Sobre todo cierta juventud cacatúa que repite las consignas y mantras que escuchan en cualquier lodazal, hertziano. Por desgracia los pantanos de aguas estancadas, con cadáveres purulentos y en descomposición, humana y política, abundan.

Muchos jovenzuelos de poca inteligencia, cuyas circunvoluciones cerebrales se desparraman por las orejas y otras aperturas corporales, repiten los mantras apestosos que exhalan de esos charcos que escuchan, pisan y ven. Lo malo de las sociedades actuales es que tienen tal cantidad de individuos, que aunque el sistema educativo se multiplicara por infinito, siempre sería deficitario y bobos de baba colgante seguiría habiendo a manta. Y es que los sistemas educativos no pueden sustituir la educación básica de las familias, esas que tanto desprecia la izquierda. Y me da igual de que tipo sea la familia. Si los padres saben poner límites, sean cual sean su ideologías, tendrán un rebaño controlado por lo menos hasta la mayoría de edad. Lo malo es ¡cuántas familias desestructurada y sin cabeza existen, porque los hijos son verdaderos dictadores y tiranos que se las dan de demócratas!

¿Cuántos padres piden ayuda a la judicatura por considerar que no pueden controlar a sus vástagos? Bastantes, y todo esto ha surgido por la nefasta manía de prohibir los castigos por mor de una enseñanza razonada, que puede que funcione la mayoría de las veces, pero que también tiene excepciones. Desde luego si el reflejo puro de la luna no ha desaparecido en su totalidad para iluminar el despropósito de sociedad actual, todavía deja margen a la esperanza, poca, pero esperanza. Dice el refrán que “la esperanza es lo último que se pierde”, pero las personas “normales”, las que quieren Constitución, ley y orden, están cada día más denostadas, apartadas y deprimidas en beneficio de los cantamañanas que otorgan título de fascista a diestro y siniestro sin saber realmente lo que es eso del fascismo, creyendo además que el social comunismo es la panacea de las libertades.

Una ¡mierda! Señores, y esto es lo primero que hay que enseñar a los hijos y hacer que sea asignatura obligatoria en la escuela, porque estas en la actualidad son verdaderos semilleros de futuros combatientes verbales por esas sociedades dictatoriales, dado el número ingente de profesorado escorado a siniestra que existe.

Pequeños salta puertos a pies juntilla, si yo os contara lo que es fascismo, no lo entenderíais, porque ninguno de vosotros anda con su libertad de expresión agachada, como pajarillo desplumado por las calles de Madrid o de cualquier otra capital. Yo si viví una sociedad dictatorial y tuve un tío segundo o tercero al que en aquella época, de verdad fascista, mi padre acogía en su casa para que no fuera arrestado por la policía cuando se iba a producir un acto del dictador Franco, que aún así era un dictadorcillo de medio pelo, sobre todo al final de su mandato, y su manga ancha era ya de todos conocida.

Que no chavalillos que creéis ser portadores de la antorcha de la salvación del intelecto, que no, que está ya todo inventado, las haches y las betas, los dimes y diretes y toda cualquier otra estupidez que se os pueda ocurrir, mas de cinco mil años de civilización os contemplan, con todo tipo de equivocaciones y aciertos, y por mucho que os devanéis los sesos, todo está previamente escrito y dicho, cualquier cosa que tratéis de inventar ya lo fue y está amortizada y enterrada en los varios cementerios de la estupidez política humana. Así que aceptad democracia como animal de compañía porque es el único sistema en el que todos pueden decir estupideces, y es un inconveniente, lo bueno es que nosotros también podemos decirlas. Por eso comenzaba diciendo que, en general esta sociedad española de finales del año dos mil veintiuno se ha convertido en el “Estro del bobo”, y será porque abundan, no hay otra razón. Que el Sursum Corda os pille a todos confesados.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: