Pobres sufridos votantes, cómo se ríen de nosotros. Por Rodolfo Arévalo

Pobres sufridos votantes, cómo se ríen de nosotros.. Ilustración de Los Meconios

«Pobres sufridos votantes, cómo se ríen de nosotros, entre otras cosas porque vivimos muy cómodamente sin salir a la calle a decir basta»

Al parecer, por la foto del presidente Sánchez hablando, o haciendo que habla por teléfono, acerca de la crisis de Rusia y Ucrania, se supone que ya ningún otro problema subyuga al español promedio. Nada, una subidita apropiada en las pensiones y tenemos domado al peor león que puede levantarse contra el estado y que es, no por su fuerza, pero sí por su número, el pensionista.

Este mes he cobrado unos euros más de pensión y además a mediados de mes me han dado una paguilla inesperada. Sí, todo muy bonito, muchos estamos agradecidos por este gesto, que acabaremos pagando en la próxima declaración de la renta, porque todo esto se paga, aunque parezca que no. Las televisiones, y aunque en los hospitales todavía están un poco alarmados por si hay un aumento de casos covid a ingresar en UCI, van dando cifras de descenso de contagios, o sea, hacen ver que el peligro va remitiendo poco a poco. Pero luego nos colocan un marasmo de imágenes de jóvenes en discotecas, apiñados como hormigas en hormiguero y lo mas grave sin mascarillas.

Esta juventud varonil actual, a la que libró Aznar del servicio militar solo pelea en la defensa de raperos, si son de izquierdas que sino nada de nada. A ellas, las féminas las relevó del servicio social, que quizás le hubiese venido de perlas a alguna diputada obsesionada con una película de los setenta “La caída del macho”, en la que un gran mono usado en una película es desmontado en la playa en la que se rodó el film, están un poco alejada de la realidad del mundo que las rodea.

No sé, me da a mi que unos pocos están realmente preocupados por su porvenir e intentan echarle imaginación a los asuntos laborales, o marchándose fuera donde puedan conseguir un puesto o estar mejor retribuidos. Otros muchos que no estudiaron, ni el bachillerato o no tienen mayor interés, solo buscan el triunfo como iconos de internet, y pásmate a algunos los siguen cientos si no miles de otros jóvenes. Algunos de ellos simplemente por hacer alguna actividad concreta y exponerla en la red, que si tuvieran imaginación otros, no sería necesario, pues saldría de ellos, se acaban forrando con la publicidad; hay quien hasta se ha hecho millonario. Esto es un hecho, luego están los que van de borrachera en borrachera de botellón en botellón, y algunos, los más listos y motivados dan el cayo en las universidades, pero conscientes de que esperar tener trabajo en España es hacer un ejercicio de inocencia.

Tengo algunos ejemplos cercanos, ¿Qué se paga a un joven que entra en una empresa con una buena titulación, incluso másteres…? Pues a lo sumo, salvo que tenga padrinos o conocidos en buenas empresas, ganan menos de dos mil euros al mes, eso a veces con horas extraordinarias. Mientras, por la razón que sea en España, los empresarios paguen estos sueldos está claro que el licenciado, que ha sacado notas muy buenas y quiere comerse el mundo, no se quedará aquí para que le coman las ilusiones en un atasco diario en el que ya gasta un diez por ciento de lo que le pagan. Si tiene que comer fuera y la empresa carece de ese servicio añádase otro tanto.

No me extraña que haya gente que se haya agarrado al Partido de turno, para siendo un corre ve y dile al principio, escale peldaños junto a otros ya consagrados que pueden auparles a un puesto en el Congreso, en la Comunidad correspondiente o incluso en un Ayuntamiento y es una pena, porque la política no produce riqueza, solo gasto, que sale de los bolsillos de cada uno de nosotros. Y tal como lo veo actualmente pocos problemas resuelven, muy al contrario crean más de los que había y si ya subimos al nivel ministerial y de gobierno el totum revolutum de despropósitos y errores es total.

Y lo es, porque sin ir más lejos hace treinta años a los puesto importantes del estado llegaban personas con amplios conocimientos y peso específico, incluso grandes profesionales triunfantes en sus carreras que por unos años la abandonaban para servir al país. ¿Dónde quedó todo aquello? Hoy tenemos un parlamento de gentes que si tienen el bachillerato tienen mucho, lógicamente hay excepciones y muchas, pero no se puede negar que una gran parte de los que están nunca deberían haber sido elegido como los primeros entre sus pares.

La falta de información y de formación, incluso de inteligencia, que es lo más grave, esta ausente en el “hemicirco”. De acuerdo podemos tener un congreso de diputados incultos y poco preparados, pero no deberíamos tener un congreso de los diputados, con gentes con cociente intelectual de ochenta o noventa raspadito. ¿No son los mejores de la sociedad? Pues en la actualidad estos deberían tener ese cociente intelectual muy por encima de la media. Es por esto por lo que los medios son capaces de publicar una foto del Presidente Sánchez hablando, o haciendo que habla por teléfono, acerca de la crisis de Rusia y Ucrania, se supone que ya ningún otro problema subyuga al español promedio.

Pobres sufridos votantes, a veces solo nos falta pegarnos un tiro de M… para darnos cuenta de cómo se ríen de nosotros, entre otras cosas porque vivimos muy cómodamente sin salir a la calle a decir basta.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: