Recuerde usted, D´Artacán de pacotilla que en Ucrania por miles caen todos los días. Por Guirong Fu

Recuerde usted, D´Artacán de pacotilla

“¡Recuerde usted, D´Artacán de pacotilla: por miles caen, todos los días, en Ucrania, los hijos, padres y nietos de NUESTRA DEMOCRACIA!”

Dice Macron que no hay que humillar a Rusia.

¿Implica, ello, que debemos permitir que se humille a Ucrania

-nación soberana-, encima de ser invadida, destrozada

y aun asesinada, por decenas de miles, su ciudadanía?

Si las bombas cayeran sobre París, si Francia fuese invadida,

¿sería el mismo el discurso de Macron y compañía?

 

Con su gratuita afirmación, ¿acaso insinuaba

que no hay que humillar… a esos terroristas canallas

que han dejado en Francia ya a tantísimas víctimas?

¿O acaso es, Ucrania, menos DIGNA… y menos DEMOCRACIA,

sobre todo si es El Ogro Putin quien su territorio y sus gentes ataca?

 

¡Esta guerra, Monsieur Emmanuel -parece que se le olvida-

es ya buena parte de Europa quien la libra!

¿SÍ -me dice usted- a MUTILAR Ucrania?

¿Acaso, Sr. Macron, le pareciera a Ud. menos mutilación

que le extirparan, pongamos, un cuarto de cojón?

¿O es que, de repente, ha mutado Ud. en ‘Emmanuelle’

allí donde acostumbraba a ser un ‘Pichabrava’?

 

¡Recuerde Ud., D´Artacán de pacotilla:

por miles caen, todos los días, en Ucrania,

los hijos, padres y nietos de NUESTRA DEMOCRACIA!

Y, si Ud. se halla tan bien dispuesto a tragar, en nombre de la paz,

los heroicos ucranianos, y las víctimas inocentes, ¡NO TRAGAN!

¿De verdad tragaría Ud., ‘monsieur’, si invadieran Francia

y en peligro de muerte viese a su propia familia?

 

De ser yo Zelenski -y no le llego a la suela de la zapatilla-,

quede aquí constancia, Sr. Macron, de lo que, yo, a Ud. le diría,

aun sin tener que tirar… de la palabra COBARDÍA!

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada.
Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz,
pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada.
Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar;
y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar.
No hay en mí afán de ocultamiento,
pero va con mi talante el anonimato.
De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato,
no habrían de reconocerme ustedes un pimiento.
Den todos por bien seguro, sin embargo,
que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD
y EL HONOR de quienes me honran con su amistad,
no habré de ocultar de mí ni un solo dato.
¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve:
El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología.
Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve,
los años me han llevado a querer tomarle la medida:
Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates.
Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía.
Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates'
y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: