Perra de presa. Por Rodolfo Arévalo

Perra de presa

«La verdad no sé si María Jesús Montero hace más cosas pero esto de ser perra de presa lo hace con un primor y una dedicación exquisita»

Como en los mejores momentos del gobierno del Generalísimo, Sánchez no está dispuesto a que le amarguen los días con tonterías y menos que le puedan plantear problemas que no pueda controlar, por eso ha delegado la función “perro de presa”, además de en Óscar Puente, en su vicepresidenta María Jesús Montero. Ha pensado, “como ésta ladra bien y si hace falta hasta muerde, pues eso, que sea ella quién me defienda a hierro y sangre”. Insultar, insulta la vice presidenta como Popotitos, que tiene insultos para repartir con palillitos. Cuando a media sesión parlamentaria la llevan a insultar, su boca arrabalera no se puede cortar, Marijesu es un primor, pero insulta que da pavor y a mi ministrita le da Pedro todo el amor. Luego el Presidente Sánchez ha pensado que es mejor no meterse en política, tal como opinaba Don Francisco, para él, ejemplo a seguir.

 

Es curioso que a estas alturas sigamos sin saber que había en las maletas que entraron por Barajas en su día y a las que han dado el honorable nombre de valijas diplomáticas, eran tropecientas, curioso verdad. Y digo curioso porque éstas, las diplomáticas, son cajas en las cuales se envían documentos a los embajadores de España en el extranjero, pero se suele enviar una, en ella de seguro cabe todo lo que se quiera incluir y la verdad, caben bastantes cosas.

 

Durante la época en que mi padre estuvo de embajador en Zaire, actual República Democrática del Congo, muchas de sus valijas diplomáticas incluyeron medicamentos que eran imposibles de adquirir en el continente africano. También viajaron en ellas muchas cintas de casete que mi hermana y yo mismo les grabábamos en vez de escribir cartas, que era más frío. Ellos, mis padres, contestaba a vuelta de valija. Recuerdo ir a la Plaza de Santa Cruz a recoger lo que nos habían enviado en ella. Una sola, no hacía falta más. No sé si en las que se recibieron en Barajas, en gran número, también había solo papel. Me extraña, que solo fuera eso, salvo que esos papeles fueran moneda de curso legal, y que nadie apostille nada, si no puede dar pistas reales sobre lo que había, puesto que lo que no se ve, puede ser cualquier cosa y hasta darse la paradoja o la “parajoda” de no existir. Lo de “parajoda” lo pongo porque me hace gracia jugar con las palabras.

 

Dejar asuntos a la imaginación de la gente no suele ser bueno, sobre todo, cuando quién lo deja es un tipo no muy de fiar, ni siquiera para sus seguidores. De las promesas que hizo durante su campaña electoral, no ha cumplido ninguna por ahora. Tampoco ha construido las viviendas sociales que prometió, pero no sufran, él vive por el momento en la Moncloa y más tarde, vivirá donde le plazca, porque con el sueldo de expresidente de gobierno se puede hacer, vaya si se puede. Para tildarse de socialista, lo aparenta poco, más cuando la gente en general le importa menos que un cero a la izquierda. Con tal de que le espere Bambi en la República Dominicana y puedan hacer un cuento a la altura de Disney a él le basta. Claro que sería mejor si fuera del tío Gilito del Pato Donald porque estaba forrado.

 

Al parecer todo el que se dedica hoy en día a la política desde un punto de vista social y aparentemente socialista, es para erradicar la miseria de su cuenta bancaría, porque la de los demás les trae al pairo. No sé quién le habrá enseñado el oficio a este Presidente que nos desgobierna, pero muy ético no debe ser. Estará maduro, eso seguro, lo malo para él aquí es que Europa no consiente estupideces y te pone frente a un tribunal en cuanto te pases un pelo. Y quizás sea por todo esto, por lo que Sánchez no está dispuesto a que le amarguen los días con tonterías y menos que le puedan plantear problemas que no pueda controlar, por eso ha delegado la función “perro de presa” en su vicepresidenta María Jesús Montero. Y la verdad no sé si hace más cosas pero esto de ser perra de presa lo hace con un primor y una dedicación exquisita. Si se presenta para un Oscar a la mejor actuación femenina, gana el premio seguro, palabrita del niño Jesús.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: