Besteiro, los jabalíes y el baño de sangre: La dignidad comienza donde acaba la jactancia

Una vez proclamada la Segunda República, Julián Besteiro fue visto por miles de españoles como el jefe de Estado más idóneo para el nuevo régimen, lo que explica que fuera finalmente escogido para la presidencia de las Cortes Constituyentes. Cargo que desempeñó con una imparcialidad ejemplar, pese a la presencia en aquel Parlamento de numerosos indisciplinados de todo género (jabalíes los llamó Ortega).. Pero Besteiro, señero -¡y más si cabe!- como un speaker (presidente) de los Comunes británicos, ponía orden y silencio en muchas noches de desbordamientos verbales e ideológicos.

Leer más

Vuelve Pedrusco a la PESOE, y con él, la teoría del caos o la existencia de los cuchillos cachicuernos

Vuelve Pedrusco, y con él, el caos. Al PSOE, casi seguro, pero eso a la mayoría nos importa un pimiento, aunque en las covachuelas de Ferraz algunos ya deben estar afilando los cuchillos cachicuernos. Lo terrible es el retorno del Lado Oscuro, en la que este mediocre jugador de baloncesto y peor político no deja de ser sino la avanzadilla inconsciente de los Siths con espada de láser morado. Y todo por la ambición de verse con el trasero pegado al sillón monclovita y no ver más allá de sus narices.

Leer más