Mostrando: 1 - 4 de 4 RESULTADOS

Desde el país de las maravillas, Miguel Bosch: ¡Falsos profetas dejad ya de robar!

El dinero de todos.Ilustración de José Ignacio Díaz Gómez
El dinero de todos.Ilustración de José Ignacio Díaz Gómez. http://joseignaciodiazgomez.blogspot.com.es/

Hablemos claro. Los independentistas deben dejar de robar. Los catalanes de siempre somos Cataluña, aunque los separatistas de la falsa Separatunya, al igual que los tan ancestrales como asesinos fascistas luzcan ahora esa gran mentira de los catalanes de bien, los buenos catalanes, el pedrigree y otras zarandajas, mera propaganda costeada con el dinero de toda España.

Pero ojito, una inmensa mayoría de españoles, con raíces de mas de tres generaciones en Castilla La Mancha, Andalucía, Galicia o Cataluña, nos damos perfecta cuenta de la invasión subvencionada que estáis cometiendo tanto aquí, en este país de las las maravillas, como en Valencia y Baleares. Y nos reímos de vuestros robos al Arte Sacro de Aragón, porque ahí tienen cojones todavía a pesar del Ayuntamiento de Zaragoza y otros comportamientos miserables y siguen peleando por lo que es suyo como ocurre con los papeles históricos del Archivo de Salamanca.

Entiendo muy bien que los politicastros de la PSOE y el PP hayan entregado a una minoría señorita y malcriada el dinero de los contribuyentes, el dinero de todos: Por una falsa concepción del concepto de paz social. Pero en Cataluña, Aragón, Baleares y Valencia, somos mayoría los catalanes, isleños, maños y valencianos los que nos sentimos españoles y no consentiremos.

Hagan, por tanto el favor de no provocar un enfrentamiento, que es al parecer lo que quieren realizar para sacarnos de la crisis a la que sin descaro definen como emergencia social y otras mentiras políticas. Queremos la paz, pero estamos dispuestos a luchar.

¿Queda claro?

Miguel Bosch Miguel Bosch

Desde el corazón de la Diagonal, Anna Castells: En el Día Mundial de la Liberta de Prensa…

Ramón Espinar
Ramón Espinar

Acabo de oír, y escuchar, a un portavoz de Potemos, Ramón Espinar. Dan miedo…

En cuanto uno de los periodistas le ha empezado a plantear preguntas incómodas, que revelan que algo huele mal en su partido político, les ha descalificado y ya puestos, también a todos los que critican a su formación. Dios coja confesada a la pobre libertad de expresión si esta gente llega a tener el BOE en sus manos.

Ana Castells Ana Castells