De feminismo radical y otras óperas bufas como las gilipolleces que los vecinos sufrimos a diario

Jane Fonda, una de las celebridades con mejores piernas
Jane Fonda, una de las celebridades con mejores piernas dispara al feminismo radical con ls piernas abiertas

 

 

Se suelen achacar comportamientos de mala educación a comportamientos machistas por parte del feminismo radical. Grave error por parte de quien estas cosas argumenta. Claro que para ser sinceros son siempre los mismos o las mismas quienes estas cosas hacen. Al igual que otros movimientos populistas que tocan la fibra sensible de muchas personas inocentes, que carecen de conocimientos suficientes para separar el grano y la paja, se valen de medias verdades o verdades manipuladas convenientemente para que los intelectualmente más débiles caigan en sus trampas y apoyen medidas absurdas.

 

“Últimamente algunos grupos del feminismo radical y gobiernos podemitas se han propuesto que todos los hombres vayan en el metro con las piernas juntas”

 

Últimamente algunos grupos del feminismo radical, no sé porque estos han de ser considerados buenos frente a otros, puesto que también son grupos radicales, se han propuesto que todos los hombres vayan en el metro con las piernas juntas. No se sí estas féminas se dan cuenta de que generalmente los hombres tienen entre las piernas unos atributos que los hacen ser lo que son; machos. Me parece muy bien que se trate de imponer orden frente al chuleta que se espatarra todo lo ancho que es, por mala educación, pero no hacer esto extensivo a un supuesto comportamiento machista, que no lo es.

 

 

Sería aplicable a las mujeres que para dormir un rato echan el asiento para atrás en los aviones en los que el pasajero de atrás queda encajonado por la falta de espacio. Y ahí nada, ni pío. Además no se le puede exigir a un macho de ninguna especie que renuncie a sus comportamientos de macho mientras estos no sean violentos, sobre todo obviamente en las sociedades humanas, porque los comportamientos agresivos han sido castrados durante la educación ( educar es castrar) “Piaget”.

 

 

Y aún así habría mucho que discutir, puesto que las raíces genéticas de ese comportamiento son las que hacen que las sociedades de primates sean como son. Si llegáramos a una sociedad en que los machos se comportaran como hembras, estaríamos abocados a la extinción, mas atroz. Esta actitud “ de los machos “ rara vez tienen su origen en el machismo, que blanden las feministas radicales tan laxamente, y si en una profunda mala educación de la sociedad en general que podemos hacer extensiva a las mujeres jóvenes que por otra parte que no ceden sus asientos a otras personas mucho mayores en los transportes públicos, o a las embarazadas, como si tener un hijo fuera un pecado de lesa feminidad. O simplemente por egoísmo, ¿podemos decir feminista?.

 

 

Carmena aprueba hacer una campaña contra separar las piernas en los autobuses municipales
Carmena aprueba hacer una campaña contra separar las piernas en los autobuses municipales

 

“Podemos llamar a esto violencia feminista, o es difuminar en el todo algo particular aunque muy extendido. No eso simplemente se llama egoísmo y desde luego no es un comportamiento nada femenino ni feminista, es el feminismo radical”

 

Podemos llamar a esto violencia feminista, o es difuminar en el todo algo particular aunque muy extendido. No eso simplemente se llama egoísmo y desde luego no es un comportamiento nada femenino ni feminista. ¿No se han apropiado estas señoras feministas radicales de los postulados machistas naturales y no ejercidos con mala leche que tanto desprecian? Vamos a ver, situemos las palabras en su ámbito exacto y de manera precisa, porque el uso desvirtuado de la expresión hablada o escrita, acaba llevando más tarde o más temprano a las más abyectas dictaduras.

 

 

Usar generalizaciones en contra de lo que la naturaleza impone, no es estar en posesión de la verdad, ni siquiera de un ápice de verdad es sólo usar evidencias naturales como arma arrojadiza, por envidia o por creencia en la superioridad de lo femenino frente a lo masculino, que forman un todo en la reproducción y convivencia humana. Ya se que después de este texto me lloverán los calificativos de fascista, que al parecer es el único argumento que blanden los que carecen de argumentos e inteligencia para hacerlos valer. O por lo menos para tratar de que cumplan los requisitos mínimos de veracidad. Pidamos respeto entre todos los individuos e individuas ( para ser estúpidamente correctos ) que conforman la especie Homo Sapiens Sapiens, porque a veces parece que pertenecemos a la especie Homo Incultus Cerratus.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilado muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Un comentario sobre “De feminismo radical y otras óperas bufas como las gilipolleces que los vecinos sufrimos a diario

  • Maria Belèn.
    el 17 junio 2017 a las 18:37
    Permalink

    Làstima, amigo Rodolfo, que tan excelente artículo haya sido provocado por cuatro snobs incultas de la izquierda rancia que, a falta de ideas màs constructivas, ignorando que, sin “eso” que os hace mantener las piernas abiertas a los hombres, ellas, muy probablemente, no estarían en este mundo.

    Respuesta

Deja un comentario