En el día de hoy recordemos la manipulación de la historia, las mentiras de Rafael Casanova y la derrota

EN EL DÍA DE HOY
El Conseller en Cap Rafael Casanova es herido en el sitio de Barcelona de 1714. F. Blanch

 

La fecha nos evoca dos aniversarios. El primero, bastante más importante a mi juicio ya que supuso una conmoción a nivel mundial, nos recuerda el brutal atentado de Nueva York en el que murieron miles de inocentes, y del cual no voy a hablar, porque hay gente mucho más documentada en este tema.

 

Por ello, y aunque parezca contradictorio me centraré más en el segundo, por estar más relacionado con el ámbito cercano. Ésta conmemoración tan sólo es importante para algunos habitantes de una región de España. En Cataluña se celebra la Diada, que recuerda la derrota de los barceloneses en la Guerra de Sucesión por las tropas borbónicas (los castellanos para ellos, aunque en ese ejército “castellano” había miles de catalanes partidarios de Felipe V de Borbón) y su entrada en la ciudad. En torno a esta fecha se ha elaborado un cúmulo inmenso de manipulaciones y mentiras por parte de los separatistas para intentar convencer de que aquel día comenzó la colonización de Cataluña por España.

 

“Rafael Casanova, Conseller en Cap y jefe de los defensores de Barcelona, no pretendía la independencia de Cataluña sino defender los derechos de la Casa de Austria a la sucesión del trono de España”

 

Como siempre, el victimismo del que hacen gala y cuyo colmo es celebrar una derrota, y encima frente a un enemigo falso. Porque lo que no suelen decir es que Rafael Casanova, Conseller en Cap y jefe de los defensores de Barcelona, no pretendía la independencia de Cataluña sino defender los derechos de la Casa de Austria a la sucesión del trono de España. De hecho, el mensaje a sus tropas incluía el siguiente texto:

 

“Se confía en que todos, como verdaderos hijos de la patria, amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados con el fin de derramar gloriosamente su sangre y su vida por el rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España”.

 

Tampoco es cierto que muriera en la batalla sino que sólo fue herido (momento que recoge el cuadro de F. Blanch que se muestra en la imagen posterior) y la bandera que enarbolaba no era la señera sino el estandarte de Santa Eulalia. Falleció muchos años después en su casa tras haber sido amnistiado y habiéndosele permitido volver a ejercer su profesión de abogado.

 

Así pues, todo esto no es más que una farsa propia de la caterva separatista. Todo un aquelarre siniestro de odio y venganza que busca el enfrentamiento con el resto de españoles. Y ante ello hay que hablar claro. Tan claro como Albert Boadella cuando le espetó de la siguiente manera a un alcalde separatista que le había concedido un premio burlón de esos que se dan como castigo por no ser de la cuerda:

 

“Sin hostilidad ni ironía, pero con serenidad y también con intima satisfacción: váyase concretamente a la mierda, usted, sus premios y la Cataluña que nos pretende imponer”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Guillermo Emperador

Guillermo Emperador

Español, bajito, republicano y alopécico. Profesor de la escuela del maestro Ciruela, boticario y bloguero en Libertad Digital con el espantoso nick de “chinito”. Ahora autoascendido a Emperador de la tierra de las Mil Naciones (España, obviamente). Tengo un blog, una coneja y muchos amigos en la Llanura de Palmaria. Nunca pensé en escribir pero la vida es un camino que lleva por derroteros extraños.

Un comentario sobre “En el día de hoy recordemos la manipulación de la historia, las mentiras de Rafael Casanova y la derrota

  • Wolfson
    el 11 septiembre 2017 a las 11:42
    Permalink

    ¡Todos a desenmascarar a los tergivesadores de la Historia de Cataluña en España!

    Respuesta

Deja un comentario