Conmemoración y V Centenario de la expedición Magallanes-El Cano (La AGNYYE, el caso Cabrillo y la diplomacia española)

Derrotero de la primera vuelta al mundo realizada por la expedición de Magallanes-El Cano
Derrotero de la primera vuelta al mundo realizada por la expedición de Magallanes-El Cano. Mapa de elaboración propia ©José Antonio Crespo-Francés

 

 

 

 

 

“Estamos a las puertas de la Conmemoración del V Centenario de la expedición Magallanes-El Cano”

 

 

Ayer tarde día 18 de enero hice una sencilla exposición bajo el patrocinio de la Asociación de Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores Españoles con el objetivo de resaltar la presencia y herencia española a lo largo de la Historia en Norteamérica y no solamente en su parte continental sino también en lugares del Pacífico en los que España intervino en su descubrimiento como Hawaii y sobre todo en la perla del Pacífico, la española Guaján (actualmente Guam) pieza fundamental en la navegación de la nao de la China o galeón de Manila.

Estos eventos deben servir para hermanarnos y estrechar lazos con nuestros hermanos en la exploración pero como dice el refrán castellano: “amigos pero el borrico en la linde”, y con ello quiero referirme a que cada cosa debe quedar en su sitio y por supuesto que las conmemoraciones deben servirnos para nuestra mejor proyección dentro de una clara visión de futuro y perspectiva de conjunto en hermandad y amistad con nuestros hermanos y vecinos. Y estamos a las puertas de la Conmemoración del V Centernario de la expedición Magallanes-El Cano.

Una honra inmerecida que acepto de corazón.
Una honra inmerecida que acepto de corazón.

“Dicho esto sorprende la lentitud de las autoridades responsables españolas con acometer actividades de cara a la importante celebración a diferencia de Portugal que ya tiene una comisión de ciudades y universidades magallánicas”

Dicho esto sorprende la lentitud de las autoridades responsables españolas con acometer actividades de cara a la importante celebración a diferencia de Portugal que ya tiene una comisión de ciudades y universidades “magallánicas”, comisión en la que no sé si habrá autoridades e historiadores españoles, lo cual me lleva al lamento de sospechar que España va a remolque en este asunto de tan grande importancia, al margen de loables iniciativas privadas como la de AGNYEE de rendir homenaje a aquellos bravos navegantes a bordo de un velero que intentará seguir aquella impresionante ruta.

La vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano
La vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián El Cano. Mapa de elaboración propia ©José Antonio Crespo-Francés

“Hace unos años pude contemplar con asombro cómo Portugal erigió una escultura de bellísima factura en punta Loma en honor al descubridor de la bahía de San Diego, Juan Rodríguez Cabrillo”

Hace unos años pude contemplar con asombro cómo Portugal erigió una escultura de bellísima factura en punta Loma en honor al descubridor de la bahía de San Diego, Juan Rodríguez Cabrillo, lo cual es maravilloso pero la sorpresa es que la escultura está coronada con un escudo con las armas de Portugal, en base a que alguien leyó en su día el texto de Antonio de Herrera, donde su nombre iba acompañado del gentilicio “portugués” que sería lo de menos pues aquello fue una expedición dirigida, organizada y controlada por la Corona de España. Entuerto ya aclarado pues Cabrillo era de Palma del Río, aunque no hubiera pasado nada porque su nacimiento hubiera sido en Portugal.

 
Es como si España se dirigiera a ese “Gibraltar del océano Índico”, la isla de Diego García (de Moguer), y decidiera proponer erigir una escultura a ese navegante coronada con lar armas de los Reyes Católicos, no creo que a Portugal ni a su actual dueño el Reino Unido les haría gracia.

Les propongo un ejercicio de historia-ficción… Año 2.469, Alemania y Polonia, rivalizan y se disponen a celebrar por todo lo alto y capitalizar el 500º aniversario de la llegada del hombre a la luna, dado que el cerebro de los viajes espaciales y de la llegada a nuestro satélite fue obra del excepcional ingeniero y visionario Wernher von Braun ¡nació en la alemana Wirsitz! (en 1912 parte del Imperio Alemán) y hoy territorio polaco, quedando los EEUU de América fuera y de forma secundaria frente al recuerdo de este evento de la exploración espacial… ¿se imaginan?… sería ridículo, ¿verdad?. Los Estados Unidos pusieron toda la carne en el asador, el esfuerzo de toda su ingeniería, creyeron en su proyecto, empeñaron toda su economía y su capital humano, sería ridículo hurtarle ese éxito pues se alcanzó gracias a su visión.

“Pues, exactamente lo mismo ocurre con la primera vuelta al mundo de la expedición Magallanes-El Cano”

Pues, exactamente lo mismo ocurre con la primera vuelta al mundo de la expedición Magallanes-El Cano, y lo vemos en las disposiciones, reales cédulas, organización, inversiones económicas, órdenes de pagos, reconocimientos, pensiones a herederos y viudas, testamentos, documentación, cartografía y un largo etcétera, algo en lo que nada en absoluto tuvieron que ver ni Portugal, una inexistente Italia, o Grecia, algunos de los lugares de origen de parte de los navegantes y marineros, que hoy se apresuran a reclamar su fracción de gloria, y muchísimo menos ninguna región española, pues dentro de nuestra España, ¡cómo no!, hay quien, reclamada la catalanidad de Colón, aclaman ahora la catalanidad de alguno de los expedicionarios, que nacieran donde nacieran cumplieron un designio global emanado de la monarquía hispánica y con el soporte de sus juntas, consejos, organismos y tribunales competentes en aquel momento.

Estatua de Cabrillo en punta Loma presidiendo la bahía de San Diego y coronada por la armas de Portugal (¿?) ¿Harán algo nuestras autoridades diplomáticas?l
Estatua de Cabrillo en punta Loma presidiendo la bahía de San Diego y coronada por la armas de Portugal (¿?) ¿Harán algo nuestras autoridades diplomáticas?l

Llevamos tiempo cometiendo un grave error, y es lo que en momentos como hoy debemos reparar, error de concepto pues nos hemos acostumbrado a pensar en la realidad de nuestra nación de acuerdo a unos criterios y parámetros cortos y limitados, empleados tanto por los usuarios y consumidores de la leyenda negra como por los nacionalismos aldeanos, de cuando la España del siglo XIX se convierte en una realidad más bien provinciana, algo que hasta aquel momento de declive nunca había sido.

En la imagen podemos apreciar el documento en el que aparece el nombre de Cabrillo, que Wendy Kramer encontró y que podemos seguir renglón a renglón: luego los dichos señores jueces mandaron/ parescer ante si a un onbre que se dixo por/ nonbre Juan Rdez Cabrillo natural de Palma de/ Meci Gilio e del tomaron e rescibieron/ juramento en forma de derecho e le fizieron las preguntas/ siguientes… (Palma de Meci Gilio= Palma del Río). Imagen de elaboración propia ©José Antonio Crespo-Francés
En la imagen podemos apreciar el documento en el que aparece el nombre de Cabrillo, que Wendy Kramer encontró y que podemos seguir renglón a renglón:
luego los dichos señores jueces mandaron/
parescer ante si a un onbre que se dixo por/
nonbre Juan Rdez Cabrillo natural de Palma de/
Meci Gilio e del tomaron e rescibieron/
juramento en forma de derecho e le fizieron las preguntas/
siguientes…
(Palma de Meci Gilio= Palma del Río).
Imagen de elaboración propia ©José Antonio Crespo-Francés

“Españoles que nos ayudan a darnos cuenta del valor de nuestro legado común y que nos enseñan a recuperar el amor por España y por la Hispanidad”

Julián Marías ponía el ejemplo en la contemplación de la pintura de las Lanzas de Velázquez, haciéndonos la pregunta sobre quiénes son aquellos ilustres personajes que allí aparecen; el vencido, Justino de Nassau que ofrece las llaves al general vencedor; si nos preguntamos de quién se trata, muchos dirán que es el italiano Ambrosio de Espínola, un italiano al servicio de España (¡qué diría si levantar la cabeza y no se le tratara de español!) y ese… es ese el grave error de concepto que hay que reparar con todos esos olvidados pues se trata de algo radicalmente distinto… era un español de Italia, como los napolitanos Francisco Fernando de Ávalos, marqués de Pescara y el marqués del Vasto, al igual que el marino Quadra y Bodega era un español de Lima, como el también limeño Pablo Antonio José de Olavide y Jáuregui, ambos dos españoles de Perú; españoles de Méjico como el botánico Mociño, españoles de Buenos Aires… de Manila, … de Oviedo, … de Cantabria… de Sevilla… de Zumárraga… o de minúsculas aldeas como la gerundense Creixell, de donde era el sexagenario ampurdanés Dalmau de Creixell héroe de las Navas de Tolosa y líder de la caballería aragonesa, o españoles del norte de África como Estebanico, (compañero de Cabeza de Vaca, Andrés Dorantes y Alonso del Castillo en su marcha de supervivencia de ocho años) esa es la cuestión. Españoles que nos ayudan a darnos cuenta del valor de nuestro legado común y que nos enseñan a recuperar el amor por España y por la Hispanidad.

Y algo debe quedar patente… Ninguna región ni ciudad española es protagonista en el hecho de la conmemoración Magallanes-Elcano, sino indiscutiblemente España en su totalidad.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario