ETA debe saber, y se lo dice un vasco, que le queda sufrir su mayor derrota: La derrota social desde la calle

hablar, y opinar, significa y marca el pecado social
ETA, anuncia su disolución a la sociedad, representando una obra de teatro irreal, falaz, asquerosa y humillante

 

“ETA como siempre, pretende imponernos su realidad manchada de sangre, coacción, terror y muerte”

Hoy sin lugar a dudas, me toca escribir uno de los artículos más duros de mi existencia y de mi condición de vasco, debido a que la banda asesina y terrorista ETA, anuncia su disolución a la sociedad, representando una obra de teatro irreal, falaz, asquerosa y humillante. Eta que como siempre, pretende imponernos su realidad manchada de sangre, coacción, terror y muerte, pretende expresar ante la sociedad vasca y española su disolución como banda mafiosa para dar a entender que no ha sido derrotada por la sociedad y por los CFSE, en una dura batalla de 60 años, que ha originado 858 muertos y miles de heridos. Estos defensores de un País Vasco en libertad, la suya, porque las de aquellos que dice defender la ha venido masacrando y destruyendo durante toda su existencia, quieren con su gesto que olvidemos sus indignas hazañas, su ideología totalitaria cubierta de sangre y sus acciones y que aquí no pase nada.

Eta debe saber y se lo dice un vasco, que ha sido la causante de todos los males de nuestra tierra por todo lo que representa, por todo lo que ha hecho, robando la cultura de una tierra maravillosa, interponiéndose en la política del día a día de los ciudadanos para imponer sus criterios y lo que es peor, obligando y propiciando a que en el P .Vasco se haya producido una limpieza étnica de los hijos de esa tierra, en condición de su ideología, que ha provocado el exilio para 300 mil de sus hijos naturales, que para evitar ser asesinados por la banda, han trazado otro camino en sus vidas, dejando familia, tierra, costumbres y lo que es peor el llanto de quien se va de casa, por el sufrimiento, el dolor y la desesperación que supone no tener una vida normal, por razón de las ideas , conceptos morales y políticos que se profesan.

“Tendrán que reparar el daño causado a sus víctimas, para que, en el caso de pedir perdón, ayudar a esclarecer los cerca de 400 casos todavía sin resolver”

Este anuncio de disolución de los terroristas, no es otra cosa que la consecuencia de la presión a que la organización se ha visto sometida desde el interior de la misma, puesto que “sus rehenes”, los presos que cumplen condena y seguirán cumpliéndola en las cárceles españolas, ya son conscientes de que el Estado de Derecho al que combatían, les ha ganado la batalla y que han perdido la partida. Se han dado cuenta que, desde las instancias democráticas de esta España en libertad y democracia, no se va a tener consideración con ellos, razón por la que tendrán que cumplir sus condenas, alejados de su entorno y tendrán que reparar el daño causado a sus víctimas, para que, en el caso de pedir perdón, ayuden a esclarecer los cerca de 400 casos sin resolver, y así, la sociedad decida si acepta que permanezcan entre nosotros como personas y no como las alimañas que son hasta la fecha.

spejo de la memoria
ETA, no es democrática sino un aparato de terror y muerte, disfrazado de libertadores de la nada que pretende vivir de los ciudadanos.

“ETA y sus aledaños deben saber y se lo dice un vasco, que todavía no ha terminado todo, porque queda su mayor derrota por venir y esta derrota será la social, la de la calle”

Eta y sus aledaños deben saber y se lo dice un vasco, que todavía no ha terminado todo, porque queda su mayor derrota por venir y esta derrota será la social, la de la calle, porque queda combatir esa loca idea del nacionalismo sectario y de una independencia falaz e irreal de un supuesto país compuesto por siete provincias. Eta debe saber que quienes amamos a esa tierra vasca, no permitiremos que campen por las calles a sus anchas, ni que pueden hacer o decir lo que les convenga en las instituciones, porque Eta, no es democrática sino un aparato de terror y muerte, disfrazado de libertadores de la nada que pretende vivir de los ciudadanos, trasladando su sucio ideario a unas instituciones democráticas, en las que no cree, pretende dominar y en las que además de ser rechazados, deben ser marginados y arrinconados hasta que hagan lo que deben, pedir perdón a la sociedad y muy especialmente, a sus víctimas.

Eta ha sido y es la escoria de una ideología que ha pretendido ejercer su dominio hegemónico hacia una sociedad que, a lo largo de los años, se ha ido configurando en su mezcolanza de orígenes y lugares, que acudieron al país vasco a ofrecer su trabajo y sacrificio, a cambio de la prosperidad de todos sus ciudadanos. Ha sido el estorbo para el multiculturalismo social y para la libertad de pensamiento político que se puede ejercer en una democracia, llegando al extremo de matar por no someterse a sus dictados, llenos de odio a lo ajeno, rechazo al bienestar y de la manipulación de una democracia que nos dimos todos, para intentar conseguir sus fines e intereses,

No han sido ellos quienes han abandonado la batalla, sino que ha sido la sociedad y la democracia, quien ha destruido esa hacha dañina del terror y esa serpiente llena de veneno mortal, que ha pululado por la sociedad y deben reconocerlo, pidiendo el perdón que precisan y exigen las víctimas, razón por la que deben tener claro que no representan a nadie, que no son nadie, salvo la escoria de medio siglo desgraciado en el P. Vasco y en España.

Share on Facebook269Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

3 comentarios sobre “ETA debe saber, y se lo dice un vasco, que le queda sufrir su mayor derrota: La derrota social desde la calle

  • el 4 mayo 2018 a las 10:36
    Permalink

    Hoy D. Eugenio se ha superado, como español, vasco y persona.Refleja con claridad y valentía, todo lo ocurrido y lo que DEBE de ocurrir en la sociedad de ese querido pueblo vasco.

    Respuesta
  • el 5 mayo 2018 a las 9:09
    Permalink

    No dice nada raro Eugenio. Es la verdad que algunos quieren ocultar o transformar. Y parece mentira con los años que llevamos de democracia ¿o no? donde la palabra y la constitución (que habría de modificarse, desde luego) son las únicas armas de lucha.

    Respuesta

Deja un comentario