Os recuerdo que a cada cerdo le llega su San Martín, de modo que ojito, no vaya a ser que haya llegado la hora. Por Rodolfo Arévalo

El Gobierno rechaza sancionar por ley los homenajes a etarras. El polémico Master de Sánchez. Por Santi Orue
El Gobierno rechaza sancionar por ley los homenajes a etarras. El polémico Master de Sánchez. Por Santi Orue

“En España el nivel de corrupción no solo afecta al pueblo español como tal, que lo afecta, si no también a diversos estamentos del país”

Quizás no me engaño si digo que en España el nivel de corrupción no solo afecta al pueblo español como tal, que le afecta, si no también a diversos estamentos del país. Se puede decir que hay políticos corruptos, que los hay, al igual que hay trabajadores corruptos entre los votantes; muchísimos más de los que se puedan creer. No debemos olvidar que España es un país mediterráneo con una población de otras culturas mediterráneas muy mezclada y los ribereños de este mar siempre han sido por tradición, corruptos, bravucones, mentirosos, borrachos, ladrones y corruptos. Véase la historia para más información (de aquí le saldría un artículo magistral a Don José Crespo al que tanto admiro).

O sea que hasta aquí nada que objetar contra la corrupción. Lo que voy a decir es que sí se puede argumentar frente a los que se creen adalides de la pulcritud política, mediática y social, que se pasan el día oliendo palitos de mierda de ojetes ajenos y no huelen el palito que llevan clavado en el suyo. Será por eso de que a cada cual le huele bien el pedo de su culo. Perdonen ustedes que sea escatológico y hasta faltón, pero es que una serie de partidos, jueces, periodistas, políticos y empresarios, no quieren enterarse de que ellos por mucho que quieran lustrar sus lomos con condecoraciones éticas, también, por su propia ideología mentirosa y vil son corruptos hasta la medula. Ésta es una corrupción mucho peor que cualquier corrupción dineraria, porque está en la base de lo que debería ser el espejo en el cual se debe mirar la sociedad.

“Cuando empiecen a llover demandas, a diestra y siniestra de personajes afectados por falsas denuncias, apoyadas en meras bases políticas e ideológicas carentes de fundamento pueden empezar a temblar los cimientos del Estado de derecho”

Gracias a Odín no lo hacen, hay muchos que sí, pero la mayoría está empezando a darse cuenta de los bonitos cuentos chinos que les venden desde las instituciones políticas y sociales. Yo me permitiría hacerles una sugerencia y es que antes de tratar de sacar del agua a la gente que flota decentemente, intenten aprender a guardar su ropa mientras se bañan en su laguito y digo esto porque cuando empiecen a llover demandas, a diestra y siniestra de personajes afectados por falsas denuncias, apoyadas en meras bases políticas e ideológicas carentes de fundamento pueden empezar a temblar los cimientos del Estado de derecho, si no están temblando ya.

La pregunta es ¿qué prefieren los partidos e ideólogos de izquierdas, una derecha de centro, justa y en muchos sentidos social o prefieren una ultraderecha que deje fuera del sistema todo lo que no sean sus políticas de derechas?. Hago la pregunta porque hay una cantidad ingente de bobos de baba que no se enteran de que eliminar a las personas, que tienen en potencia más de diez millones de votantes, con argumentos inventados y de parvulario pasa factura, más tarde o más temprano y al paso que vamos pasará una no precisamente barata. Esa factura la pasó ya una guerra civil con un millón de muertos. Que fuera justa o no, a estas alturas no tiene la menor importancia y resucitar esos fantasmas del pasado, enterrados bajo ochenta años de historia, de hecho evitó que España cayera en una dictadura Comunista Estalinista y llegara hasta la elaboración de una Constitución, votada por todos los partidos del arco parlamentario. Aunque algunos se regodeen día tras día en los muertos, no tiene ni la más mínima gracia, ni la mínima decencia, cuando los muertos, muertos están y debieran descansar eternamente. Su tiempo de odio ya pasó, ellos lo ganaron a pulso, no nos preguntaron a los descendientes nuestro parecer y lo que tengan es lo que tienen, merecido o no, pero la vida es así bastante injusta.

“Tenemos una sociedad enferma de valores, y que a poco que no haga, le habrá llegado la hora y será sustituida por otra civilización, con ideas medievales y crueles”

No sé a los demás pero yo no comulgo y tampoco me gusta que me hagan comulgar con ruedas de molino. Pero claro tenemos una sociedad enferma de valores, que a poco que no haga, será sustituida por otra civilización, con ideas medievales y crueles, pero que ostenta una preclara defensa de sus postulados religiosos y culturales frente a esta mierda de sociedad occidental. Corroída por el egoísmo, (hemos dejado de procrear para vivir mejor), minada por la estética selecta de una izquierda rancia y por la interpretación de unos medios de comunicación en las pastosas manos de periodistas sectarios vendidos a la ultra izquierda, será incapaz de hacer nada para que las personas, meros juguetes del poder que solo quieren vivir en paz, puedan alejar de sí el fantasma del conflicto sangriento y de la colonización.

Por otra parte es lo que desea el pueblo aunque están más callados que los muertos, será que presienten que ya les han sentenciado a muerte esas huestes laxas y falsas que argumenten postulados falsos sobre los que no se puede asentar ninguna cultura ni sociedad. Gracias por romper la Cultura, la paz, la tranquilidad, la familia y la convivencia, lo pagaréis bien caro en el momento que toque. Y os recuerdo, a cada cerdo le llega su San Martín, de modo que ojito no vaya a ser que haya llegado la hora.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario