Españoles, la Galaxia nos roba y no aguantamos dos siglos mas a vuestros bancos en nuestro pequeño y violento país

La Galaxia nos roba
La Galaxia nos roba

 

La locura secesionista conlleva unas gotas de sabrosa angostura que todos agradecemos en este brebaje tóxico para la convivencia y veneno mortal para la solidaridad que los traidores, secesionistas, o simplemente zumbaos sentimentales catalanes ensayan hoy en las calles con especial dedicación de cánticos, sin trabajar y el dinero de todos.

A ese pequeño e imaginario país que se revuelve contra la Ley, con fuentes de cava en vez de agua,  se irían para siempre gentes tan espléndidas como la Karmele, la monja Caram, Ramoncín, el Willy Toledo y algunos seres mas que hoy comparten la genial idea de sentirse tan felices al sentir  el orgasmo por un futuro sin paro, sin cáncer, sin ladrones, sin corrupciones, sin violencia, sin turistas y sin meones  en el Paseo de Gracia, porque no les hacen falta los bancos. ¡Qué se vayan!

 

“Más vale que no nos emborrachemos juntos porque con el casco de la botella vamos a acabar pegándonos, por muchas palabras supuestamente democráticas que haya en el damero de la violencia en el que los separatistas están jugando”

 

 

Y es  que las cifras y los hechos, salvo para estos tan sectarios como revolucionarios seres, a una gran mayoría nos recuerdan con su machacona objetividad que los ladrones son ellos, por mucho que griten la galaxia nos roba. Los millones que por ejemplo la Generalidad ha gastado en publicitar su locura por medio mundo han salido del presupuesto de todos los españoles. Pero compruebo a cada momento que los líderes de opinión mencionan cotidianamente las causas del desaguisado social y siempre mencionan a los medios de comunicación comprados, vendidos y prostituidos.

Ahí están La Vanguardia y especialmente la tele pública de siete canales la TV3. LaSexta alimentando el motín y gozosa con el nuevo gobierno de coalición sin pasar por las urnas. Todos olvidan el crimen cometido en esa inmersión lingüística inyectada en la educación. Este que ven a continuación es uno de los libros oficiales de estudio allí. En ese pequeño país de las mentiras tremendas y los abusos a la tolerancia, la razón, la convivencia  y la bonhomía.

 

el pequeño país catalán y su gran mentira
el pequeño país catalán y su gran mentira

 

Y claro que muchos estamos cansados ya, de tanta estupidez y descaro, de ese golpe de estado anunciado que hoy sale a la calle para desafinar su falso himno y falsa bandera. Porque como los yugoslavos dijeron al mundo: Más vale que no nos emborrachemos juntos porque con el casco de la botella vamos a acabar pegándonos, por muchas palabras supuestamente democráticas que haya en el damero de la violencia en el que los separatistas están jugando.

 

Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

2 comentarios sobre “Españoles, la Galaxia nos roba y no aguantamos dos siglos mas a vuestros bancos en nuestro pequeño y violento país

  • Antonio de la Torre
    el 20 septiembre 2015 a las 16:51
    Permalink

    Muy bueno. Lo comparto. Un abrazo.

    Antonio de la Torre Enviado desde mi iPhone

    Respuesta

Deja un comentario