Tras tocar fondo, en España nos queda el viaje al centro de la tierra. Por Manuel Artero

Tras tocar fondo, en España nos queda el viaje al centro de la tierra

“Lo malo de tocar fondo son los dolores del batacazo y sobre todo el comprobar que los miserables  comienzan a excavar para huir a cualquier santuario conocido”

Lo malo de tocar fondo son los dolores del batacazo y sobre todo el comprobar que los miserables  comienzan a excavar para huir a cualquier santuario conocido. Lo bueno es que el paseante oye, y lee, sobre los grandes conceptos: la traición, la ética, la secesión, la libertad, la convivencia,la libertad de expresión y la fractura social … la verdad. Sobre todo  la verdad, ese concepto, ya manoseado pero que ilumina la visión en unos metros cuadrados a todos aquellos que han decidido dirigirse al centro de la tierra y, en el comienzo de su largo viaje profundizan en las tinieblas con la sola compañía de su brújula rota que, temeraria e insistente, marca el norte de su ideología.

Daré solo un nombre propio de esa legión de iluminados. Un protagonista principal. Puigdemont. Le siguen sus cuatrocientas familias de la nueva Cataluña y miles de subvencionados. Le susurra en el cerebelo el canto de las sirenas sobre las riquezas y tesoros que encontrará ahí, abajo del fango. El guión lo han escrito centenares de periodistas sin ética, que claro, no están equivocados por su alto grado de sensibilidad social, comprensión y compromiso político con los sindicatos verticales pero también con quien les da de comer gambitas a la plancha un día tras otro.

Leo con rubor esta mañana los titulares de la batalla campal que organizaron los fascistas independentistas en Barcelona y recuerdo el lema principal de los podemitas en sus protestas en la calle en el manifestódromo de Madrid. Decían así: “Ahora que se tambalea vamos juntos a dar el empujón”. No especificaban si se trataba de acabar con el gobierno del PP, si se trataba de la economía, la monarquía o del estado constitucional,

Y es que parece que muchos están dispuestos a que seamos todos los que bajemos a buscar el centro de la tierra, cuando en realidad todavía queda mucha luz aquí afuera, en las calles que son de todos, y en la libertad de asegurar que por la verdad, por su verdad, el ser humano es capaz  hasta de asesinar.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Un comentario sobre “Tras tocar fondo, en España nos queda el viaje al centro de la tierra. Por Manuel Artero

  • el 27 septiembre 2012 a las 11:55
    Permalink

    Pues, tengo que darte la razón, Manuel, has dado en el clavo.. Saludos…

    Respuesta

Deja un comentario