La Leona en el Congreso y la incultura de algunos cerebros. Por José Crespo

La ONG Plan International ha organizado un acto en el que ha colocado una leona en el Congreso.
La ONG Plan International ha organizado un acto en el que ha colocado una leona en el Congreso.

“Ya hemos visto el apoyo del dottore a la colocación de una leona en el Congreso para recordar el respeto por los derechos de la mujer y de las niñas”

Ya hemos visto el apoyo del dottore a la colocación de una leona en el Congreso para recordar el respeto por los derechos de la mujer y de las niñas. La verdad es que cada vez que toca algo la fastidia y como siempre es por no preguntar.

En 2012 hubo ya una campaña para dotar de testículos a una de las esculturas felinas que se encuentran a las puertas del Congreso de los Diputados por carecer de ellos. Entendían los proponentes de forma errada que el escultor Ponciano Ponzano y Gascón había olvidado en 1851 esculpir el sexo de uno de los animales que, sin lugar a duda, mostraba sus atributos de león macho. No en vano, el Gobierno de España denegó la petición del Canal de Historia que se comprometía a correr con los gastos de restauración, puesto que el Ministerio de Cultura desaconsejaba añadir elementos externos a una figura con más de un siglo y medio de existencia.

Pocos se percataron entonces, ni siquiera el Ministerio de Cultura, de que Ponciano Ponzano y Gascón no había cometido ningún fallo pues los dos dos felinos, aunque familiarmente se les llama Daoiz y Velarde, representan el mito de Hipómenes y Atalanta, héroes de la mitología griega que fueron convertidos en leones. Y al ser uno de los dos de sexo femenino fue convertida en león pero se representó carente de sus atributos femeninos.

Hipómenes y Atalanta, los leones del Congreso.
Hipómenes y Atalanta, los leones del Congreso.

 

 “Según la mitología griega, Atalanta era una joven cazadora y consagrada en vida a la diosa Artemisa, lo que implicaba que debía mantenerse virgen”

 

Según la mitología griega, Atalanta era una joven cazadora y consagrada en vida a la diosa Artemisa, lo que implicaba que debía mantenerse virgen. Por tal motivo, para evitar a cualquier pretendiente, y pensando que nadie podría ganarla en velocidad, anunció que su esposo sería aquél que lograra vencerla en una carrera. Y ahí tenemos al apuesto Hipómenes quien consiguió vencerla y obtener la mano de Atalanta a través de una estratagema dispuesta por Afrodita.

Luego su amorío se desató en el templo de la diosa Cibeles que se encolerizó por tal sacrilegio y los transformó en dos leones machos.

Esa es la historia de los dos leones uno de ellos sin sexo masculino, dos mismos leones que como castigo tiran del carro de la diosa Cibeles en la Fuente de la Cibeles de Madrid done igualmente podemos comprobar que uno de los leones no tiene pene ni testículos.

En fin creo que esto es mucha información, quizás, para el cerebro del dottore.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario