Conglomerado mental con basura, alcohol y pérdida de responsabilidad: Aviso para incautos. Por Rodolfo Arévalo

Estas Navidades a los progres no les faltara en sus mesas. Aviso para incautos
Estas Navidades a los progres no les faltara en sus mesas. Aviso para incautos

“Me gustaría dar un aviso para incautos al pensar que la suciedad de las ciudades, esta fuera en las calles. Y no en la perdida de valores que nos rodea”

Me gustaría da un aviso para incautos al pensar que la suciedad de las ciudades, esta fuera en las calles. Y no en la perdida de valores que nos rodea. Me gustaría pensar que hay un incumplimiento de los contratos de las empresas de limpieza y por esto es así. Las ciudades están sucias. Pero creo que no, hay una dejación de funciones que obedece a la falta de responsabilidad. Puede que tenga razón o que no. Pero he visto que a veces las basuras se acumulan alrededor de los contenedores, porque no son suficientes y están llenos cuando el ciudadano acude a depositar sus bolsas de residuos. Puede argumentarse que es que somos cada vez más a depositar basura. Vale, término que está mal empleado, debiera decirse de acuerdo, pero mejor no entrar ahí.

Todo el mundo parece un ciudadano ejemplar cuando se le pregunta y no ensucia, será que los que hacen encuestas tiran siempre por la muestra modélica de la sociedad. O los falsarios y mentirosos. Lo cierto es que cuando la gente hace botellón en la calle, orina donde puede, dada la escasez de urinarios públicos y que las calles no son como los bares, no tienen aseos. Los que hacen botellón argumentan que sale muy caro consumir en los bares y discotecas, y es verdad, cuando esto se hace un par de veces a la semana. Pero ¿no estaremos haciendo una sociedad alcohólica con el advenimiento cada año de más y más jóvenes? No lo sé, la juventud siempre ha sido así, juerguista y bebedora, están en la edad y desinhibirse para tener contacto con otros seres vivos de distinto sexo es lo natural. Al menos, cuando yo era joven, muchos lo hacíamos para perder esa vergüenza que a veces nos invadía. Era una especie de vasito de coñac antes de entrar en guerra. Pero estaba claro que salvo sitios concretos, como los bajos de Aurrerá y otros muy bien delimitados quedaba en eso.

Ahora no. Ahora pueden ser parques, aparcamientos, plazas o cualquier otro lugar, porque una vez que empiezas a vivir, en el caos social, que existe por querer que todo sea jauja el civismo se pierde, porque las normas de convivencia quedan anuladas por la sensación de poderío que otorga el alcohol y sobre todo la perdida de la responsabilidad y del respeto. Por esto estoy convencido de que tiene que haber algo más tras todo esto.

El actual botellón me da a mí en la nariz que es una enfermedad juvenil
El actual botellón me da a mí en la nariz que es una enfermedad juvenil

“No se si algún psiquiatra, psicólogo o sociólogo lo ha estudiado en profundidad, pero deberían hacerlo porque me da a mí en la nariz que es una enfermedad juvenil”

No se si algún psiquiatra, psicólogo o sociólogo lo ha estudiado en profundidad, pero deberían hacerlo porque me da a mí en la nariz que es una enfermedad juvenil. Algunos logran pasar esa etapa de la vida y la bebida vuelve a su cauce natural no perjudicial, pero hay individuos que quedan enganchados de por vida. Están bien los eslóganes publicitarios que se lanzan desde el Estado, pero no contemplan que realmente no es fruto, beber y ensuciar, de una acción en libertad, por lo menos entre los jóvenes, si no quizás un grito de auxilio que lanzan para ser tenidos en cuenta. Que su entorno sepa que, muchos de ellos, sufren. Más de la mitad de los que se enganchan a las drogas, son de hecho ya personas inestables con problemas psicológicos de todo tipo. Lo malo es que algunos no superan esta etapa y no pueden escapar de la adicción.

Pienso por otra parte que todos estos problemas, no son solo asuntos de los ayuntamientos de turno, que también, si no de la sociedad en general. No se puede construir una sociedad sobre la base de decir que no hay futuro para los jóvenes y que además no valora los trabajos sin titulación, como trabajos decentes, bien remunerados y de los cuales las personas pueden sentirse orgullosas. La invasión de inmigrante musulmanes que vemos alrededor se dice que es fruto de que los españoles ya no quieren hacer ciertos trabajos que no consideran adecuados para ellos, pero yo pienso, ¿es algún trabajo inadecuado para el ser humano?

Los inmigrantes, por mucho que me pueda molestar que intenten imponer su cultura y forma de vida, también son seres humanos. ¿la pregunta es, tienen ellos menos valor que uno de nosotros y por eso hacen los trabajos que no queremos. Pues no, probablemente son más realistas que nosotros sobre su  formación, saben que no todo el mundo puede ser capitán general, ni ingeniero, ni médico, ni arquitecto, pero que hay que comer todos los días. Por otra parte sí, nuestra sociedad piensa que sí, que los jóvenes europeos sí pueden aspirar a esos altos cargos y es verdad, pero está claro que no todos, porque somos tantos millones de personas que no todas pueden optar a trabajos de alto nivel y formación. No basta con creerlo, hay que tener las capacidades que estas requieren. Muchas de ellas, aparte inteligencia requieren esfuerzo, un esfuerzo que muchos jóvenes no ven porque nadie se lo ha hecho ver con ejemplos que valgan la pena.

Se ensalza a cantantes, bien, también a modelos, bien, a famosillos, venidos a más no por su trabajo sino por sus conexiones con otros famosillos, menos bien. ¿Qué referente es este que abunda en los medios de comunicación? No se sabe, solo algo blandengue, que se sustenta mientras los medios los usen para sus intereses que son obtener dinero, luego si te he visto no me acuerdo, y esto es lo que no se enseña a esa juventud. Tampoco se enseña que el dinero no crece en los árboles y que si quieres tenerlo te tienes que dejar los cuernos trabajando. Ah¡ sí, pero siempre que ese esfuerzo trabajando te lo paguen con un sueldo con el que poder vivir, no estar en la pobreza trabajando.

La caída de la civilización occidental y sus medios
La caída de la civilización occidental y sus medios

“No hablo de política partidista, ni de dictaduras, hablo simplemente de caos e inmersión de nuevo en la edad media, la caída de la civilización occidental y sus medios”

Llevamos un muy mal camino, de él hablo en mi novela ESCLAVO SIGLO XXI, falta de trabajo o mal remunerado, aumento de la robótica, islamización de barrios y al final ciudades y países sumidos en el caos de la basura, los robos, los sinvergüenzas y los matones, mientras una élite que parece flotar por encima, como el aceite sigue a su aire sin darse cuenta de que, más temprano que tarde, todo esto se revolverá contra ellos y llegará un momento en que sea imparable, no hablo de política partidista, ni de dictaduras, hablo simplemente de caos e inmersión de nuevo en la edad media, la caída de la civilización occidental y sus medios. Tampoco hablo desde las ideologías, hablo sobre la base de la pérdida de valores, que nuestra sociedad enferma y decadente va poniendo y pondrá en manos de los nuevos bárbaros que, pacíficamente irán tomando posesión de esos valores, modificándolos por las buenas o por las malas, porque tienen raíces profundas aunque totalmente primitivas.

Algunos no desean verlo y tachan a esto de temas de visionario. Puede, ojalá tengan razón. Pero mucho me temo que no, que todo esto está diseñado desde un punto de vista de economía global y que o nos revelamos mentalmente ahora o estamos condenados a perecer nosotros, nuestro pasado y nuestra cultura. Puede que alguien piense que soy un catastrofista, pero no, observen alrededor y luego saquen sus conclusiones. Todavía se está a tiempo de corregirlo y pararlo, dentro de veinte años, no tendrá vuelta atrás.

Share on Facebook40Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario