España es un gran agujero hueco, en el que solo queda la cáscara. Por Rodolfo Arévalo

En respuesta a Sánchez que convierte a España en un país hueco con tan solo cáscara
En respuesta a Sánchez que convierte a España en un país hueco con tan solo cáscara

«España es un gran agujero hueco, todo está hueco. No hay consistencia solo cáscara»

España es un gran agujero hueco, todo está hueco. No hay consistencia solo cáscara. Tenemos cascaras de personas acaloradas que no pueden pensar, ni sentir, ni gritar, ni llorar. Están amordazadas y da igual desde que ideología provengan. Sus gritos de enfado y rabia nunca llegan a quienes han de oírlos, todo el arco parlamentario que hace equilibrios para no caer en el eterno hueco de la inconsistencia total. Los de derechas presos de complejos, los de centro derecha que no toleran que nadie les mangonee, los de izquierda porque tienen un presidente que lo único que quiere es pasear en su avión, su juguetito, cuando a la vez se va a propiciar desde el gobierno que los viajes cortos se hagan en tren. La extrema izquierda de Podemos persiguiendo como un perro la cola de la izquierda, más que nada por agarrarse a algo que les permita no ya estar, si no desaparecer entre las inconsistencias de la nada más absoluta que merecen, por engañar sistemáticamente a las personas honradas que fueron a votarles sin saber qué ocultaban tras de sus buenas palabras. El infierno comunista.

Afortunadamente muchos millones ya se fueron cayendo del guindo, afortunadamente sobre la aún resistente cáscara. Pero no confíen por falta de cultura y educación la superficie calcárea de la cáscara es cada día más fina. Ya digo todo es cáscara, nada es contenido. Ese contenido que da la base apoyada en la experiencia a los pueblos para huir del horror. Y lo peor es que es una débil cáscara que ya nadie sostiene porque los referentes, los valores y las certidumbres sobre las que se apoyaba, se han ido diluyendo en las memeces de todos los partidos que durante cuarenta años han mangoneado, brujuleado, vendido y comprado su honor y su divisa por tener un trocito de cáscara sobre el que subsistir.

«Nadie parece haberse dado cuenta de que un país con el voto así de fragmentado no puede llegar a ningún puerto seguro»

Se han reunido en comandita los poderes independientes del estado haciendo una cadena para poder tirar en su momento de la mierda que representan ya esos poderes a los ojos de los ciudadanos, los que se enteran claro a los demás ni los cuentes. Como dice un periodista famoso, de qué sirve que un completo ignorante ponga un voto en las urnas. Nadie parece haberse dado cuenta de que un país con el voto así de fragmentado no puede llegar a ningún puerto seguro. Todos sus capitanes y marineros acabaran en calzoncillos o bragas tratando de tapar sus vergüenzas si es que a alguno le quedan.

Se pueden ir prolongando los presupuestos de Rajoy y gracias a eso estamos todavía aquí, pero ¿podemos seguir manteniéndolos mucho tiempo sin que en Europa empiecen a cantar la Traviata? Yo desde luego no lo sé, pero confío en que sí por la cuenta que nos tiene, imaginen unos presupuestos pactados por los insignes Don Pedro, Don Pablo y secuaces. Italia en los setenta parecería jauja en comparación.

«El problema se reduce a estos cuarenta años de cachondeo políticos de partidos vacíos de cascara reluciente y vientre que almacenaba la cloaca del Estado»

Y claro es que falta de todo, pero sobre todo enjundia, saber el valor de lo que somos, que somos mucho. Todo el problema se reduce a estos cuarenta años de cachondeo políticos de partidos vacíos de cascara reluciente y vientre que almacenaba la cloaca del Estado que no era de derecho no, si no de los que manipulaban los derechos con productos en mal estado, pasados o propiamente envenenados. Claro, es difícil admitir que todo ello estuviera alimentado desde individuos sectarios y manipuladores del propio país y muchas veces se han buscado chivos expiatorios, mira por donde algunos personajes de las finanzas extranjeros han venido muy bien para apoyar las actitudes abyectas de algunos individuos anti patria, anti estado de derecho, anti orden, anti sistema y anti la madre que nos parió a todos.

Ya empezaba el hedor en los tiempos en los que los buenistas sinceros o mentirosos trataron de acordar una paz absurda y ficticia con los terroristas que querían la independencia de una parte del territorio. Nada, ya están integrados sí, pero para seguir rompiendo desde dentro del sistema la mínima cáscara que le queda al país. Ahora sumamos un incendio en el que desde la Generalidad Catalana se vende que “Nos ayudan como es natural los vecinos de España” claro y se deja entrever que otro tanto harían los Franceses en caso de que el incendio se produjera en su frontera. Lo que no entiende el imbécil es que hay que tener menos orgullo y estupidez y reconocer que el Estado central es el único que tiene los recursos suficientes como para evitar que esos dos millones de estúpidos engañados desde la escuela puedan no arder en el infierno de su broma territorial. Al parecer España no es su país, es su vecino. Pues no mequetrefe, no mereces estar en el lugar que ocupas por inculto, España es todo el territorio Español, incluidas las provincia paletas que ocupáis los independentistas. Seguid haciendo el mamarracho que todos, incluyo a votantes que votan con odio contra la otra media España veréis que pronto se casca la cáscara sobre la que estamos haciendo equilibrios y caemos en el hueco vacío del odio, de la mentira y de la estupidez. Luego no os quejéis. En España siempre pasa lo mismo y es que los Españoles o algunos de nosotros debemos ser gilipollas.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario