Los politiquillos que nos gobiernan no tienen cura. Por Rodolfo Arévalo

Los psicópatas que nos gobiernan no tienen cura. Ilustración de Tano
Los politiquillos que nos gobiernan no tienen cura. Ilustración de Tano

“Los politiquillos, a lo suyo sobre todo los de izquierda manipulando la calle, la gente, los colectivos de mujeres, los colectivos homosexuales y alguno más por ejemplo en las Apas o Ampas”

Estoy hasta la calva de oír hablar estos días del Orgullo gay, de las pobres discriminadas mujeres, de los violadores; pero solo de unos de ellos; no de todos y España está llena de violadores al parecer y no son Españoles…etc. Mientras, los politiquillos, a lo suyo sobre todo los de izquierda manipulando la calle, la gente, los colectivos de mujeres, los colectivos homosexuales y alguno más por ejemplo en las Apas o Ampas que a algunas les va mejor el calificativo.

Pero vaya hasta aquí todo es normal, vaya lo esperado de la izquierda que pierde fuelle en las elecciones locales. ¡Uy! Que horror que viene el dóberman a morderles el culo. Yo si lo fuera, digo dóberman, no lo haría no fuera a ser que me resultase indigesto. Si se me indigesta esta merienda de hombres y mujeres de color, multicolor, nunca mejor dicho en relación a una bandera, por la machaconería en los informativos, imagine lo que me podría producir esa misma merienda protagonizada por huestes nazis que parecen haber desembarcado por aquí, pero en la izquierda. ¡Donde COÑO quieren ir!, dejen de hacer el gilipollas y pónganse a hacer cosas útiles por el país, sí, ese que se llamaba España y ahora no sabemos como se va a llamar: PRÓXIMAMENTE EN SALAS DE CINE.

Les está costando a algunos irse de vacaciones y no como yo por falta de recursos, que puestos a robar aquí roba el menos sinvergüenza de la película nacional. Todo recuerda a la naftalina del film “LA ESCOPETA NACIONAL” vamos cada uno a su interés, unos por sus porteros automáticos y otros por sus pelos de Monte de Venus, ¡Fiiiiiirmes! ¡Ar! Monte de mujer, de hembra, palabra bonita donde las haya. Hembras las que tienen la capacidad de crear vida nueva, haciéndola crecer en su interior sí. Pero no, como todo se perderá por la imbecilidad de la especie humana racional ¿racional? Sí, y gilipollas. Dentro de poco ya se podrán usar úteros artificiales y la fecundación ya, como ahora, se hará en vitro. Además como las mujeres poco femeninas quieren liberarse de la esclavitud sexual pues eso que tampoco habrá sexo, permítanme que me carcajee. Buena es la naturaleza y la selección natural, la conservación de la propia vida o su perpetuación en los hijos como para que esto pueda ocurrir por el pensamiento borreguil de unas cuantas atontadas. Bueno pajas si que habrá. Muerto el burro cebada al rabo, nunca mejor dicho.

Yo no es que lo lamente, que ya voy teniendo edad de que esas cosas me empiecen a resbalar, pero la verdad lo siento por los y las jóvenes, que todavía no han vivido el enamorarse de su complemento como seres humanos. Cada vez se lo van a poner más difícil. “Que dice algún gilipollas que tengo que darte permiso para que me beses mientras bailamos, no vaya a ser que, como soy tontita, te aproveches de mí y me eches un polvo”. “Eso quisiera yo, riquina pero mira por donde no me atrevo ni a cogerte por la cadera que luego me acusas de violencia de género y no quiero ir a la cárcel, como tanto cazado por la corrección política y sexual” “Jodó que parece que hemos vuelto al colegio de curas y monjas de nuestra adolescencia Pepe”. “Vale y que quieres que te diga, dentro de poco decir aquello de Franco, Franco, Franco e ir a la plaza de oriente se va a quedar como un remedo de un tiempo casi de libertad”. Ahora está todo tan regulado, dictaminado, prohibido, censurado y colegiado menos el sexo de la pantalla de cine y televisión, que malo será que alguno no reviente de puro majareta que se quede; Que venga el padre Eusebio a tapar la pantalla, que llega el beso tú .“Pues sí, llevas razón”.

No, a lo peor no, pero me importa una mierda tirando a nada porque en el futuro, con estas gilipolleces en cartel, cualquier forma de destrucción masiva casi será una piadosa liberación. Da igual que sea la ruina social, la guerra, la dictadura, la invasión de la religión Musulmana y su imposición por encima de la democracia y la libertad “¿Pero eso existe?”, “Ahí a mi no me preguntes yo vote una Constitución hace años para eso, para tener libertad, y democracia, pero en algún punto del camino TODOS los políticos la cagaron, claro que ellos salen del pueblo, o sea que debe de ser que alguna generación de entre los treinta y cuarenta y cinco fue quién la cagó”. ¿No?

Para mí que sí porque todos estos despropósitos no tienen nombres, ni apellidos, ni puta madre que los haya parido. Queda clarito. Ojalá esto acabe y cuanto antes mejor, aunque solo sea por la salud mental y que podamos meter a los psicópatas que hay a puñados en los psiquiátricos o en la cárcel que es de donde nunca debieran salir. No tienen cura.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario