Eléctrico, ecológico y ecolojeta: Del tranvía, la bicicleta y el Falcon. Por Félix Fernández de Castro

“Eléctrico-Ecléctico-Caótico-Ecológico-Escatológico” (decía el poeta, más que nada para fastidiar)

“Prohibido fumar o llevar el cigarro encendido”  (el tranvía era uno de los pocos lugares de España en los que fumar estaba prohibido; y en teoría, aquello, y no lo de ahora, no era sólo cualquier dictadura, sino La Dictadura. Concretaban aún mas en Madrid, años 60, transportes públicos, incluidos los pocos tranvías que quedaban)

“Prohibido blasfemar y escupir” (se nos avisaba en el tranvía de Palma)

“Asiento reservado a Caballeros Mutilados de Guerra” (se nos informaba  en el tranvía de Palma, que llevaba un asiento, generalmente vacío, dispuesto para tal fin)

 

 

Tranvías de Palma
Tranvías de Palma

«Me inició en el uso de los tranvías mi casero don Miguel, al que ayudaba con las bolsas del mercado en las temporadas en que tenía vendido su coche»

De crío, y en Palma (de Mallorca, en tiempos del Invicto), me inició en el uso de los tranvías mi casero don Miguel, al que ayudaba con las bolsas del mercado en las temporadas en que tenía vendido su coche, un Peugeot 203, a un amigo suyo. Nuestro casero era un personaje bastante original, que de joven había trabajado en Bélgica y Francia, y que de vez en cuando vendía el coche al mismo señor amigo suyo; un par de meses después,  le recompraba el coche. No se prestaban o alquilaban el coche, se lo vendían y compraban mutuamente dos o tres veces al año, ocasiones que solían aprovechar para pintarlo y cambiarlo de color; todo muy surrealista, Peugeot color blanco o color negro, de un día para otro como el que dice. 

En la foto, aparcados junto al tranvía, dos Seat 1400 A, y un Renault 4 4 en medio; años 50
En la foto, aparcados junto al tranvía, dos Seat 1400 A, y un Renault 4 4 en medio; años 50

«En la década de los cincuenta, y hasta principios de los sesenta, todo lo eléctrico era sinónimo de progreso; incluso la silla eléctrica»

En la década de los cincuenta, y hasta principios de los sesenta, todo lo eléctrico era sinónimo de progreso; incluso la silla eléctrica era considerada invento moderno, lo moderno tecnológicamente avanzado, y lo tecnológicamente avanzado, progreso y progresista. El ecologismo como movimiento político y los ecolojetas aún no estaban de moda; la Ecología todavía era una Ciencia, rama de las Ciencias Naturales, como la Zoología o la Botánica, muy relacionadas con la primera.

Eran tiempos de ORDEN, cuando para el Bachillerato Completo eran necesarias dos Reválidas, también conocidas como Exámenes  de Estado. La Sociata Logse, un invento como pocos para igualarnos a todos en la Mediocre Zoquetería, no llegaría hasta la Dictadura, perdón, digo “DemoKrasssia” Sociata. Y vaya que sí; igualó, no ya estudiantes, sino también escuelas, colegios, y profesores, hasta el punto de que tan solo algunas Autonotaifas marcan ahora diferencias, a base de prohibir, o dificultar seriamente, la enseñanza y aprendizaje en el Idioma Oficial de España, el Español, o lo que las sepaRATAs llaman “castellano”.

Mas al fin los Ecolojetas han conseguido arrebatar la Ecología a las Ciencias Naturales, y convertirla en una más de las denominadas “Ciencias” Políticas, que de “Ciencias” no tienen nada. Los últimos Ecologistas de Verdad, conocidos y reconocidos, fueron Jacques Costeau y Félix Rodríguez de la Fuente, y el barco Calypso del primero se dedicaba a la Ecología-Ciencias Naturales, y no a la Tocada de Cojones -“Ciencias” Políticas, como el Rainbow Warrior del Greenpeace, o Green Piss (off), la OrgasMiZación Ecolojata Más Grande del Puñetero Planeta Ese de Ellos. 

 

 

En la foto, cuatro tranvías en las Ramblas de Palma, junto a la famosa Fuente de las Tortugas; el tranvía que está en primer plano lleva delante un anuncio del vuelo regular de la BEA Palma-Londres
En la foto, cuatro tranvías en las Ramblas de Palma, junto a la famosa Fuente de las Tortugas; el tranvía que está en primer plano lleva delante un anuncio del vuelo regular de la BEA Palma-Londres

«Ahora el tranvía es el Tercer transporte favorito de Ecolojetas y demás Portentosa Zurdería, la Sagrada Bicicleta el Segundo»

Ahora el tranvía es el Tercer transporte favorito de Ecolojetas y demás Portentosa Zurdería, la Sagrada Bicicleta el Segundo, siendo para el Ansiado Coche Oficial el Primer puesto. El Falcon, como sólo es para el oKupa de Moncloa, está fuera de concurso y del alcance de las demás codiciosas zarpas.  

Felix Fernandez de Castro

Felix Fernandez de Castro

Nacido en Manila el año de las dos primeras Bombas Atómicas, hijo de padres españoles, en 1963 bachillerato con dos reválidas en colegio de jesuítas, y de joven, durante breve tiempo piloto de Franco en la 15 Promoción de Complemento, llamada "El Parvulario" por los guasones de 21 años, la mayoría de edad en aquellos tiempos de Orden; (ex)empleado de banca, ya felizmente jubilado, actualmente blogger por libre y ahora mismo colaborador en la Paseata. Y hola, por cierto.

Deja un comentario