Los hijos de niñatos, mimados y colocados sin droga alguna, que mienten y nos atacan. Por Rodolfo Arévalo

greta thunberg
Greta Thunberg Los hijos colocados sin droga alguna de los niñatos nos mienten

«Hijos de niñatos que creen haber descubierto el fondo del mar en una playa cualquiera. ¿Pues no buscaban arena de playa bajo los adoquines de París?»

Se han vuelto tan corrientes los despropósitos sociales que ya casi ni los vemos. Ahora lo difícil no es que un camello pase por el ojo de una aguja, sino que no lo haga. Y no me refiero a un camello, en sentido figurado, de los que venden drogas, sino de los que no las venden.

Hay drogas duras que no colocan, más bien te descolocan de la realidad. Esto es así, porque la realidad particular, la del patio de tu casa de la canción está apunto de ser eliminada de tus convicciones, ya no se moja, no es conveniente, debe dejar de existir para que tengan sentido la lluvia de palabras absurdas de algunos niñatos, hijos de niñatos que creen haber descubierto el fondo del mar en una playa cualquiera. ¿Pues no buscaban arena de playa bajo los adoquines de París?

«Prohibido prohibir decían algunos, pero ahora prohíben, por ejemplo que se digan cosas obvias»

Prohibido prohibir decían algunos, pero ahora prohíben, por ejemplo que se digan cosas obvias. La realidad ya no existe, hay muchas realidades, en las mentes débiles, la mayor parte inventadas por seres que no se sabe de donde han salido o sea que no se sabe quién fue la madre que los parió, probablemente ella era o es una santa y no se sabe tampoco porque la naturaleza quiso castigarla con esa peste de hijos descolocados sin droga alguna. En estos momentos estará llorando desconsoladamente pensando en lo bueno que habría sido abortar a tiempo o haberse comido a sus hijos cuando estaban tan ricos que le hubieran apetecido.

Pues señora, la acompaño en el sentimiento y en el deseo, tampoco sería violento esto, porque sus hijos nacieron muertos, muertos a la inteligencia, al cociente intelectual por encima de ochenta, a la madurez y al sentido común. Está claro que toda la vida la juventud ha sido rebelde con respecto a sus antecesores y es normal en cierto sentido, ¿no nos acordamos de las gilipolleces hippies de los sesenta? ¿ni de la psicodelia de los setenta ni tan siquiera de la “movida Madrileña de los ochenta”?

No, nos acordamos de la insensatez de querer una España Comunista que trataba de imponer Stalin y contra la que se combatió en la guerra civil. Solo nos acordamos de las estupideces que se siguen oyendo respecto a múltiples temas. Pues resulta que se ha publicado una noticia cultural en la que un grupo numeroso de estudiantes abandona un salón de actos, porque la ponente habla de biología en sentido académico y lógico lo que no cuadra con lo que ellos afirman; que la biología es una construcción social.

«Esta estupidez raya con la neurosis y la esquizofrenia más absoluta, denota que realmente hay mentes, no se sabe por qué, no viven en la realidad»

Esta estupidez raya con la neurosis y la esquizofrenia más absoluta, denota que realmente hay mentes, que no se sabe por qué, no viven en la realidad. No sé si esas son las mentes que ven arte en lugares como ARCO, que alguna obra habrá pero cuesta verla, o simplemente son personas escapadas de algún psiquiátrico cercano a la universidad que dieron una escapada por el campus.

Una mente que niega la evidencia por mor de que su manera de ver la realidad no casa con la realidad parece una mente de Groucho Marx, pero carente de toda gracia. Más bien en ellos el absurdo se convierte en un arma de matar la lógica y el estudio humano de siglos. Tal vez personas así encajaran en una época pre darwinista. Todo esto porque les molesta que la realidad sea como es. Lamento tener que decírselo, pero la realidad es como es y no como nosotros queremos que sea por mucho que nos empeñemos. Cualquier otra forma de verla cae directamente en la creación artística si está bien guiada o en la locura si se encuentra en una mente débil y estropeada.

«Esos jóvenes, que no han sido educados o no pueden ser educados por falta de materia gris, bobos de baba o están jugando algunos a manejarlos para que lo parezca»

Serán todos esos jóvenes, que no han sido educados o no pueden ser educados por falta de materia gris, bobos de baba o están jugando algunos a manejarlos para que lo parezca. No lo sé, pero yo si que me quedo asombrado por esta realidad tan extraña que quiere negarse a sí misma fuera de toda normalidad humana. A veces creo que lo del área cincuenta y uno de los americanos en Rosswell va a ser verdad, que tienen seres extraterrestres allí metidos y a veces, por exceso de población, dan suelta a unos cuantos que son muy inteligentes pero que como no se adaptan se vuelven completamente imbéciles y se disfrazan de jóvenes bobos que vemos en muchos lugares, bobos de baba, del bote, corre lindes, etc y que quieren comer por ende de la sopa boba.

Bueno, no sé, es una reflexión mañanera ahora que ando apurado de recursos. Será que por la cercanía de mi jubilación con un sueldo que me quedará bastante corto, y eso que cotizó mi empresa por lo máximo, no me va a llegar para pagar todos los gastos que sigo teniendo de hijos, hipoteca, estudios etc. Que lo sepan los que en el Estado gobiernan o sea politiquillos cuya pensión sí superará la máxima que los mortales cobramos. Y que hacienda pública, que somos todos pero solo a la hora de pagar, y sus aparatos sepan, que sí, que la biología existe y no es una invención social, por eso no todos somos iguales y no hemos desarrollado nuestra vida de igual manera, algunos nos casamos tarde, tuvimos hijos tarde, compramos vivienda tarde y ahora tendremos que pagar con la pensión esos gastos que de rebote le hacen un favor al estado puesto que sacan adelante nuestros hijos que son la continuidad.

Afortunadamente no son tan bobos como algunos de los hijos del resto de la sociedad inclinada o escorada demasiado siempre en la misma dirección.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario