¿Qué mierda está pasando a los seres humanos que en España aceptan la esclavitud? Por Rodolfo Arévalo

¿Qué mierda le esta pasando a una gran parte de los seres humanos que en España aceptan la esclavitud?
¿Qué mierda le está pasando a una gran parte de los seres humanos que en España aceptan la esclavitud?

«Pero ¿qué mierda le está pasando a una parte muy importante de los seres humanos que en España aceptan su esclavitud?»

Pero ¿qué mierda le está pasando a una parte muy importante de los seres humanos que en España aceptan su esclavitud? Para mi que están abandonando su condición de humanos porque les sobrepasa la tecnología. No me reconozco en mucha gente, que vive más pensando en su comportamiento según los dictados políticos, que según los del sentido común humano. Esto también se puede aplicar a los sentimientos religiosos, que no vienen a ser ni más ni menos que otro tipo de sentimientos políticos.

Hoy en día todo movimiento social debe de ir secundado por una tendencia política definida si no quieres que quede reducido al más absoluto de los ridículos y lo que es más grave la esclavitud. Llámese el Cambio climático o la política de genero. Este ridículo que puede tenerlo el propósito por sí mismo, deja de ser eso, ridículo, cuando se suman miles de mentes trastornadas detrás. Le otorgan categoría de verdad, incluso de ciencia, y eso me hace recordar aquella afirmación que dice: “aprecia más el asentimiento de un sabio que la aclamación de una multitud”.

«Lo que no alcanzo a entender es como puede haber gente con una inteligencia tan pequeña y tan lenta como para no poder relacionar unos temas con otros»

Lo que no alcanzo a entender es como puede haber gente con una inteligencia tan pequeña y tan lenta como para aceptar la esclavitud al no poder relacionar unos temas con otros, porque sin esa cualidad es casi imposible vivir en el mundo de información mosaico en el que vivimos. Las noticias surgen y se diluyen como caramelos en agua caliente. Pueden ser dulces, amargas o cargadas de mala leche, da igual, perdurarán en las mentes del pueblo lo equivalente a un suspiro, lo mismo que las intenciones y hechos de los pitufos, sociedad social igualitaria, donde las haya, paraíso de socialistas. Vamos, que nadie se salga demasiado del rebaño: ¡Sea usted un pitufo, y por favor no siga a Gargamel que tiene ideas propias!

Aquí en España, Pitufolandia está organizada actualmente como un un biunvirato Pedro-Pablo en el que uno manda mucho y el otro lo intenta, recortado afortunadamente por el primero, luego en el escalafón secundario vienen el resto de seres casi independientes que gobiernan ministerios por su propio designio, o sutilmente manipulados por las cuñas estratégicamente colocadas por las superioridades. Esas cuñas también se encuentran en la mal llevada democracia de los últimos cuarenta años, que dio alas como las de las compresas o las del Red Bull a los movimientos alocados de los independentistas que pensaron muy bien en lo de: “aguas revueltas ganancia de pescadores”.

Pues eso, muchos de ellos, de los que dirigen deben rendir más de una cuenta en el circulo que se reúne los martes, por decisión de los hados que destriparon a la gallina para obtener la premonición de que era mejor dictar el martes que el viernes. ¿Por qué? Pues porque es más difícil resucitar al cuervo al día siguiente que el lunes siguiente. ¿Queda claro? Y digo dictar con toda la mala leche con la que se puede dictar, no por nada estamos viviendo desde hace meses en una especie de dictadura que gobierna por reales decretos.

«Qué hace nuestro Rey firmando lo dictado por un presidente que al pensamiento de muchos, hasta psiquiatras, se puede encontrar al borde de la psicopatía»

Y me pregunto yo a mi mismo mismamente, si he de tomarlo a risa porque si no, es para llorar, qué hace nuestro Rey firmando lo dictado por un presidente que al pensamiento de muchos, hasta psiquiatras, se puede encontrar al borde de la psicopatía. ¿Es lícito tener un país como España, al borde del colapso de la ingobernabilidad frente a Marruecos y el tema canario, frente a Libia y el tema Balear, enfrentado además con agricultores y ganaderos?

Y eso sin contar que en España los habitantes tenemos unos atributos como los del cura de Villalpando, que no nos los tocan ni queriendo, mientras haya fiesta, juerga y vino y desde luego no dejes a hacienda lo que no puedas dejar a tus hijos: gástatelo a tu salud. 

Al parecer estamos en plenas fiestas socialdemócratas y por eso la gente no quiere darse cuenta de que le van a subir la luz, el combustible diésel, que por eso en Francia se lió la marimorena, y muchas cosas más. Y además por qué trabajar tanto para ganar lo que luego te van a quitar, a ver si aquí va a pasar como pasó en otros países que a raíz de la subida de impuestos la gente empezó a trabajar menos, dado que si ingresaba menos, menos pagaba y eso le era más rentable.

Y uno se pregunta a veces por qué somos tan gilipollas los Españoles que volvemos, por lo menos una parte de nosotros, a pinchar en el hueso de la izquierda, cuando con la derecha prosperamos y no solo sus votantes, si no todos. Pero no, la pregunta no es esa, esa es errónea. La pregunta de verdad es: ¿por qué son tan gilipollas los gobernantes de izquierda que cada vez que acceden al gobierno destruyen todo lo que construyo la derecha, para beneficio de la economía?

«Al final de este recorrido que tenemos entre manos volveremos a la eterna ruina que nos deja el PSOE esta vez ayudado por PODEMOS»

Al final de este recorrido que tenemos entre manos volveremos a la eterna ruina que nos deja el PSOE esta vez ayudado por PODEMOS. Y pienso yo, si no podemos darles boleto a todos estos cantamañanas y reconducir nuestras vidas, las de todos los Españoles, Socialistas y comunistas, centristas y derechistas por caminos menos trillados por las mierdas de la ideologías, que según Fukuyama terminaron hace tiempo. En esencia: ¿qué mierda hacemos aquí?

Falta va a hacer porque se nos avecina un mundo, tan tecnificado, y especializado que el que no sepa hacer la o con una máquina de ordenador cuántico estará condenado a la obsolescencia programada por la ley de la Eutanasia. Y esa máquina no la van a saber usar los que están atascados en el mil novecientos, con sus ideas retrógradas por muy progresistas que crean que son. Eutanasia, Eutanasia, ¡Mande señorito¡ Pero ¿qué mierda le esta pasando a una gran parte de los seres humanos que en España aceptan la esclavitud?

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario