Sufrimos el comportamiento infantil y egoísta de tiranos descerebrados. Por Rodolfo Arévalo

Sufrimos el comportamiento infantil y egoísta de tiranos descerebrados
Sufrimos el comportamiento infantil y egoísta de tiranos descerebrados

«Menos mal que aún quedan en el mundo personas adultas, porque la mayor parte de él está sumido en un comportamiento infantil y egoísta»

Menos mal que aún quedan en el mundo personas adultas, porque la mayor parte de él está sumido en un comportamiento infantil y egoísta. Nadie quiere asumir su responsabilidad. Y algunos dirán, no, eso es falso, nunca antes hubo tanta solidaridad, ¿solidaridad o sentimiento de culpa?

Puedes ser solidario con los desvalidos sí, de hecho hay que serlo, pero no con los que teniendo la posibilidad de no serlo tienen la cara dura de hacer que lo parezca, con el ánimo perverso de obtener la piedad de otros que sí se esfuerzan por conseguir lo que tienen. No me vale el argumento de que no hay trabajo, que esgrimen muchas veces los perro flautas y okupas. Si no trabajan, no es por falta de trabajo, es simplemente porque no quieren trabajar.

Desde el sector agrícola los agricultores están pidiendo a voces mano de obra. Si esto fuera la Alemania de la posguerra, ya estarían teniendo que decir, “ya basta que no vengan más”, pero ¡oh gran error! esto no es Alemania, es España, país mediterráneo cuya población está hecha de vagos, aprovechados, maleantes, tahúres mentirosos, jugadores y bebedores, amigos de la gran vida del sillón bol y demás especímenes de la tradición mediterránea, excepción hecha de los antiguos moradores del imperio Romano, que como todos sabemos y decía una canción del “romano imperialista, puñetero y desalmado”, y por cierto tampoco todos solo algunos.

«Tenía razón mi padre cuando me decía lo de que en una democracia hay que oír muchas estupideces, pero lo bueno es que tú también las puedes decir»

Permítaseme partirme de risa nuevamente como hago casi todos los días ante el plantel de estupideces que hay que oír. Tenía razón mi padre cuando me decía lo de que en una democracia hay que oír muchas estupideces, pero lo bueno es que tú también las puedes decir. Para ello no hay que ir muy lejos, puedes ver casi cualquier tele coñazo diario, de información sesgada, para verlo.

En Estados Unidos algunos seguidores de Obama se han lanzado a las calles para denunciar el racismo, Porque qué malo es Trump, qué malísimo que es ¿no? Puede que allí haya racismo en una parte de la población. Pero ese argumento se vuelve en contra en el momento en que los que se creen atacados hacen lo contrario de lo que predican. El racismo no solo es de blancos contra negros y negros contra blancos. También lo hay entre negros contra negros y blancos contra blancos y asiáticos contra “melange” absoluta, y es lógico porque cada individuo pertenece a una cultura diferente. No es tanto la raza como la diferencia cultural.

La alianza de civilizaciones es un pastiche inventado por nuestro psicópata de cabecera, el ex presidente Zapatero. Una cosa es que pueda haber entendimiento y aceptación de culturas diferentes, mientras no te las impongan y otra muy distinta es que se puedan mezclar. Es más una cuestión de mentes individuales que de individuos y sociedades como tales. Ese racismo a veces pasa a lo histórico, refrendando exactamente ese argumento cultural, también se vuelva contra cosas del pasado que ya no tienen solución, como sí las nuevas generaciones fueran culpables de lo anterior, de lo que se produjo siglos antes.

«Monumentos a los Españoles que hicieron el descubrimiento y dieron la cultura a esa parte del mundo, son derribados y maltratados como si fueran los propios conquistadores»

Monumentos a los Españoles que hicieron el descubrimiento y dieron la cultura a esa parte del mundo, son derribados y maltratados como si fueran los propios conquistadores, es el colmo de la absurdez. Tal vez hubieran preferido seguir en una sociedad que sacrificaba humanos en honor de no se qué Dioses crueles.

Está claro que cualquier civilización que se precie, normalmente evolucionará en un sentido que la conduzca a una estabilidad de paz y concordia si quiere llegar a sobrevivir y no ser rota desde dentro por los desfavorecidos. Un cierto socialismo es necesario, pero no el que impone las cadenas. La igualdad entre todos los seres humanos es imposible, ya que los estadios de evolución cultural de cada escisión de la especie humana originaria, si no es que ya de principio eran diferentes, son distintos y es lo lógico.

La naturaleza tiende a la diversidad y la desigualdad con una lógica no impuesta, pero sí natural, de manera que siempre habrá individuos o grupos con mayores posibilidades de prosperidad. Esto no debe extrañar a nadie ya que nuestros orígenes parten de estructuras jerárquicas de primates. Por eso de vez en cuando surge alguien que no quiere someterse a la lógica de la organización pacífica de la democracia, que lo es porque es buena, la que funciona, y decide que ya es hora de la revolución, sin darse cuenta de que, más tarde o más temprano, todos los integrantes de esa sociedad lucharán para volver al punto de partida el orden natural.

 «Sin mentiras sería imposible la convivencia. Por eso los postulados comunistas nunca duran mucho, porque inmediatamente entran en colisión con la naturaleza humana»

Y eso lo harán, por las buenas o por las malas. Nuestra especie es agresiva por naturaleza, y porque debe de serlo, para tener ese orden jerárquico. Dice Jean-Francois Revel en su libro El Conocimiento Inútil, que la mentira mueve el mundo. Esto es la autentica realidad. Sin mentiras sería imposible la convivencia. Por eso los postulados comunistas nunca duran mucho, porque inmediatamente entran en colisión con la naturaleza humana. “La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira”. Y la naturaleza humana es individual, cada miembro de la especie es de por sí un candidato al mando si consigue la fuerza o los medios suficientes para serlo. Jamás aceptará un individuo ser subyugado por otro que no reúna las condiciones de dignidad o fuerza moral para ser considerado el “jefe”.

Y este ha de demostrar un valor a prueba de todo en la defensa del grupo y de la estructura de este que esta basada en la biología. Cualquier otro intento de lograr esto, está destinado al fracaso y a las hostilidades. Incluso, y dado que los humanos son agresivos, a la guerra y a la sangre. Esto es algo que los Ultras, de un extremo y del otro, y conste que en España solo existe un extremo, el otro desapareció hace mucho, en 1945, deberían tener en cuenta antes de experimentar, estas cosas suelen acabar como el rosario de la aurora.

Recuerden que la mentira mueve el mundo, pero solo si el mundo se deja engañar y menos mal que aún quedan en el mundo personas adultas, la mayor parte de él está sumido en un comportamiento infantil y egoísta. Y algunos dirán, no, eso es falso, nunca antes hubo tanta solidaridad, ¿solidaridad, jerarquía, mentira o sentimiento de culpa? No lo sé. Cada día es más difícil afirmar que solo sabes que no sabes nada, no sabes ni eso, porque no sabes si es verdad o mentira.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario