La obra diabólica utilizó siempre la mentira. Por Vicky Bautista Vidal

La obra diabólica utilizó siempre la mentira. Ilustración de Linda Galmor
La obra diabólica utilizó siempre la mentira. Ilustración de Linda Galmor

«La obra diabólica utilizó siempre la mentira. El fondo se percibe y demuestra por la persecución a la religión y a los clérigos»

El mundo no necesita soldados, precisa un exorcismo. El mal con mayúsculas se extiende por los territorios. Un mal que ha encontrado una alianza y un orden muy peligroso como ya estamos comprobando.
Quizá sea el momento de aceptar entelequias ocultas que se suelen marginar porque no da buena imagen creer en esa posibilidad. Para muchos, mejor cerrar los ojos y elevar los brazos musitando, conmovido como mucho:
– ¿Y yo qué puedo hacer? –
La canalla infesta países que utilizan sus recursos para contagiar al resto del mundo el fanatismo programado. No movidos por las ideas ni por el deseo de mejorar la convivencia y la opulencia en el planeta, sino tan solo, para alimentar al dragón que representan unos cuantos en siniestras uniones en contra del hombre y su libertad: Tan solo por poder, porque el dinero ya lo tienen. Y también porque sus espíritus están poseídos y contaminados por el mal: su señor.
No solo la chusma pagada o guiada; también, gran cantidad de intelectuales y personajes con cierta proyección mediática están siendo “domesticados” para que ejerciten fanáticamente contra si mismos, sin remisión, la perdición. Son los primeros esclavos, cazadores de sus iguales. Educadores de la opinión y herramientas útiles de sus propietarios. Tan solo baldosas para el infierno.
En todas partes se persigue a aquellos que pretenden cultivar el espíritu en la paz y la convivencia proponiendo todo aquello a lo que se llama amor. En China, incluso se les utiliza como material a vender por piezas, para trasplantes, como ha sucedido con los miles de seguidores de la filosofía Falun Gong.
En otros países, como África, el exterminio tremendo se desarrolla sin publicidad. O como en el nuestro; La sagrada España: baluarte del Cristianismo por centurias, pisoteando e intentando diluir una historia católica que ha sido el blasón del país durante siglos. Persiguiendo a todos los personajes históricos que mostraron generosidad y amor a su patria. Llevando a cabo una negligente gestión de recursos y un recorte paulatino de derechos fundamentales. Holocaustos en todo el mundo, tanto físicos como espirituales.
Un rumor de millones de voces surge de las entrañas de nuestra tierra. Son las voces de aquellos que vivieron para el amor a los demás desde infinitos niveles de la Civilización Occidental, reivindicando aquella fuerza por la que entregaron sus vidas: El Bien.
Hemos visto como de forma milagrosa “inversa” se ha saboteado cualquier intento de resistencia. y sin poder evitarlo; debido también a la debilidad y falta de visión de quienes pudieron hacer algo, figurantes oscuros sin valor alguno, han sido colocados en puestos de poder desde donde sojuzgar a los pueblos.
Van a por EE. UU. el país que fue de alguna forma el estandarte de la Democracia. Una vez machacado este, el mundo será propiedad de una infecta secta de bestias sin honor y sin Dios.
Han sido muchos años para intentar completar el plan de la oscuridad. La ignorancia aceptada por muchos ha sido alimentada con paciencia. Yo quisiera que alguno admitiera que no solo existe lo que se ve y lo que se siente. No hay nada peor que la unión de presuntos “elegidos” esotéricos (ocultos) con el poder. La obra diabólica utilizó siempre la mentira. El fondo se percibe y demuestra por la persecución a la religión y a los clérigos.
Se agradece que muchos personajes libres tiendan cada vez mas, a fijar su atención en este bien que se persigue y en sus representantes. –muy pocos, por cierto–, que, a la luz acuden siempre los insectos y los bichos. De forma que los lugares sagrados están siempre infestados de ellos. Tomando como lugar sagrado también al individuo, hijo y obra de Dios; hecho a su imagen y semejanza.
Que nos lo cuente nuestro antipapa: Bergoglio, gran amigo de Sánchez y de todos aquellos en el mundo que buscan la despersonalización de las masas y manipulan a estas desde puestos, a veces usurpados, y que deberían procurar lo contrario por obligación moral. Debemos salir cuanto antes de nuestro estupor. Y si no sabemos qué hacer, aferrémonos a ciertos conceptos para empezar:
Afirmar conscientemente que este momento es una gran mentira. Porque todo lo que proviene del gran enemigo de los hombres es mentira: Su especialidad.
Siéntase siempre libre por más que los vientos sean tempestuosos.
Si hay que disimular se disimula, que no necesitamos mártires preciosos sino guerreros fuertes y sabia resistencia.
Son tiempos de “palomas y serpientes”: La astucia es necesaria, la prudencia también.
Deje aflorar lo mejor de usted en relación con su entorno. No puede cambiar el mundo entero, pero puede “iluminar” su pequeño mundo.
Esto es la guerra: Luz y tinieblas.
Haga el favor de no imaginar la luz como un foco, como muchos visualizan. La Luz es la sabiduría y la comprensión del bien; la actitud de unión, tolerancia y respeto a todo lo que le rodea. Y si lo entiende por completo, surgirá además la necesidad de advertir en todo al Dios que le creó.
Estoy segura de que no estamos solos ni abandonados. Miles de millones de inocentes que pisan la Tierra tienen también sus abogados. La batalla no está perdida, transcurre oculta, pero ayuda que creamos en ella y la solicitemos a esa chispa mágica que vive en cada uno de nuestros corazones.
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario