Dos falsos Mesías, el de las orgías y el de las mentiras, gobiernan España. Por Nacho Rodríguez Márquez

 

Dos falsos Mesías, el de las orgías y el de las mentiras, gobiernan España. Ilustración de Tano
Dos falsos Mesías, el de las orgías y el de las mentiras, gobiernan España. Ilustración de Tano

“Aquí en España, también ha surgido en los momentos actuales otro Mesías, mentiroso compulsivo, llamado popularmente Cum Fraude. Un artista del engaño”

Lo que viene sucediendo sin interrupción en España en los últimos tiempos, hay que achacarlo con claridad a un mal fario, en definitiva, a un gafe. Y sin dudarlo le pongo nombre. Se llama Cum Fraude, que de tanto engañar a los españoles, ha hecho de nuestro país un lugar tenebroso donde se encuentran a gusto los habitantes del averno.
Este gafe tiene un colaborador directo y hasta necesario llamado popularmente el Moño. No hay otra explicación  posible. y razonable. La conjunción entre sus inteligencias fracasadas y un componente grande de mal fario, de gafe, están haciendo efectivo el deterioro de todo lo que tocan. Por tanto, es urgente que los ciudadanos lo entiendan y busquen la manera democrática de expulsarlos del poder. El futuro de los españoles esta por medio. Son dos falsos mesías, uno de las orgías y el otro de la mentira, los que gobiernan España.
La arribada tortuosa y deshonrosa al poder del actual Presidente, recuerda a lo ocurrido a principios del siglo XVI, con la irrupción  falsaria del nuevo Mesías, una constante en el judaísmo, con el pueblo siempre esperando al deseado Mesías, sobre todo, en los momentos mas peligrosos, con el fin de liberarlos de su siempre constantes enemigos. Así apareció un cuentista de primer orden en el mundo hebreo llamado, Sabbatai Zevi, el fundador de la secta turca de los sabateos, un tramposo redomado que se autoproclamó Mesías.
Aquí en España, también ha surgido en los momentos actuales otro Mesías, mentiroso compulsivo, llamado popularmente Cum Fraude. Un artista del engaño que con malas artes se aupó al poder, no sin antes intentarlo durante el congreso Socialista al poner en secreto una urna para ganar fraudulentamente esas elecciones. Fue descubierto y tuvo que huir al desierto hasta conseguir su propósito.
Sí, también nuestro país estaba un tanto impactado por los independentistas catalanes y esa fue la oportunidad para este Mesías de pacotilla acompañado de lo peor de la casa.  Aunque existen diferencias entre ambos  falsarios. Mientras Zevi se mortificaba y ayunaba voluntariamente con frecuencia, nuestro narciso viaja sin pudor y vive la vida a los grande. En lo que si se parecen bastante, además de mentir, es en el exhibicionismo. El hebreo al volver de Esmirna, en 1648, aparecía como si fuera un monarca. ¿Les recuerda a alguien? También aparece rodeado de escoltas u seguidores aplaudidores.
 En fin, personajes similares y nefastos para sus respectivos pueblos. Pero hay otro ejemplo. Es el caso que asemeja al Moño con otro farsante que apareció en los Balcanes. Se trata del judío polaco Jacob Frank que, en 1751, también se proclamo Mesías y ha pasado a la historia de la infamia como el mesías de las orgías. Este a diferencia del anterior buscaba la purificación por el pecado. Cuanto mas se pecase, mas cerca se estaba de la salvación. y del dinero. Saquen conclusiones y semejanzas.
El final de la historia es fácil de adivinar. Fueron descubiertas sus perversas artimañas cayendo en desgracia. Que así sea.

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: