Puede alguien decirme ¿Qué legitimidad tiene el gobierno Balear? Por Rodolfo Arévalo

 

Qué legitimidad tiene el gobierno Balear. Imagen de Jaime Morey para UH Noticias.
Qué legitimidad tiene el gobierno Balear. Imagen de Jaime Morey para UH Noticias.

«¿Qué legitimidad tiene el gobierno Balear, que no vela por los indefensos niños y niñas que tiene bajo su tutela? ¿Cómo es que han sido prostituidos?»

Puede alguien decirme ¿Qué legitimidad tiene el gobierno Balear, que no vela por los indefensos niños y niñas que tiene bajo su tutela? ¿Cómo es que han sido prostituidos, incluso por algún allegado a ese gobierno y aún no se han tomado medidas de penalización? Estos niños y niñas han sido retirados de la tutela de sus padres y madres bajo el pretexto de que no estaban bien tratados. ¿No debiera un gobierno central separarlos también de ese Autonómico que tampoco cumple con las medidas de tutela exigidas mínimamente para unos menores? Está claro que salieron de Guatemala para entrar en Guatepeor. ¿No se les cae la cara de vergüenza a los regidores de esa Comunidad?

Todo el mundo despotricaba porque España era un país centralizado y que para resolver cualquier asunto había que recurrir a Madrid. Estaba mal vista esa centralidad Nacional, pero funcionaba, mejor o peor. El resultado de lo actual, tras casi cuarenta años de estar en vigor, formado por una estructura en Comunidades Autónomas, solo ha conseguido que las que están bien regidas, lógicamente por las derechas, superan con creces a las otras regidas por las izquierdas, siempre más melindrosas y arrastradas por los complejos social comunistas.

El problema en España no es tan siquiera de ideología, y no lo es porque la mayor parte de la gente tiene la suya, pero una muy sui generis, porque aunque no todos los votantes son analfabetos funcionales si son analfabetos culturales y a veces hasta intelectuales. No basta saber leer y escribir, hay que saber interpretar lo escrito de manera clara y sin asomo de duda. España es el país en que más gente abandona sus estudios y a edad más temprana de la unión Europea, o al menos lo parece. La gran mayoría consiguen llegar con reparos a obtener el nivel de ESO, se puede comprobar el nivel cultural medio, pero muy pocos pasan al bachillerato y muy pocos al universitario. Muchos no llegan al cociente intelectual necesario para poseer los conocimientos que sirven para opinar por si mismos, no tienen la capacidad para decidir acerca de quién tiene que gobernar en su ciudad, comunidad autónoma o país. No la tienen, ni la tendrán nunca, porque el conocimiento y la capacidad de análisis y reflexión, salvo en contadas ocasiones, la da el estudio.

Hay excepciones como en todo, pero son solo eso, excepciones Recuerden el famoso grito de: “Felipe Capullo queremos un hijo tuyo”. ¿Qué estaban reclamando aquellas mujeres, un Adonis bien dotado o un presidente de gobierno, que bien podría ser feo bajito, calvo y gordo, pero con un cerebro de mini Einsten? No sé, nunca lo sabremos salvo que preguntemos y dudo que en ese saco encontremos a muchas feministas actuales.

Los países no se pueden gobernar con los votos sexuales, ni los sentimentales, hacen falta más…votos fundados en certezas y pragmatismo, al igual que los hermanos Quiñones en “la venganza de Don Mendo”, no se pueden asaltar torreones con la voluntad exclusivamente, sino con la realidad de la economía, se ha de votar con el conocimiento y la razón. Nunca con el corazón, porque si no el resultado es este congreso o hemicirco que tenemos, en gran parte trufado de diputados que no deberían haber entrado nunca en la seda de la representación del pueblo. Salvo que consideremos que el pueblo español esté sembrado de bobitos seguidores de Mao Tse Tun, Lenin o Stalin y sus arcaicas ya teorías comunistas de principios de los años mil novecientos.

Me da a mí que eso queda ya bastante lejos en el siglo pasado, trufado además de miles de muertos debido a esta ideología al parecer ciento treinta millones. ¿Vale la pena un sistema que quita la libertad a base de imponer la uniformidad, la obligatoriedad de pensamiento, la cárcel a los disidentes, sino la tortura o muerte? Yo digo no y mil veces no. No se pueden asaltar los torreones del país que hoy es tan suyo y tan parcelado que recuerda ligeramente a la distribución medieval de los territorios, esa con la que acabó Garibaldi en Italia, para traerla a la civilización moderna occidental.

Esta España que levanta muros donde antes solo había pequeñas diferencias idiomáticas y de folklore, no resiste ni media hora de estudio, sus dirigentes merecerán el título de idiota al por mayor, con ribetes de bobaliconada. Que un país pueda ser diverso en el folklore e incluso en las hablas regionales y locales, no tiene porque tomar esas diferencias para bloquear una unidad, además beneficiosa para el conjunto de sus habitante. Si no es así demuestra un enorme egoísmo en sus habitantes, esos que tanto presumen de solidaridad con los que vienen, no con la intención de trabajar y volver un día a sus países, sino con los que pretenden sustituir nuestra cultura y religión por la suya.

Es más hay comunidades en las que este hecho les resulta beneficioso porque es una manera como otra cualquiera de echar el lenguaje común, fomentado en aprendizaje en los recién llegados del idioma, autóctono, reducidito y regional. Y claro así volvemos al problema que y pregunta que planteaba al principio. De que hablamos de una nación con las mismas leyes y normas de comportamiento o de un batiburrillo federal como el Estadounidense pero sin la fuerza de una policía federal., que aquí podría corresponder a la guardia civil, pero con muchas menos atribuciones que la del estado de ultramar. Por eso me descoloca mi país, este que por no saber, no sabe dónde va, solo se mueve a golpes de sentimiento y a vece de brutalidad y embestida, claro que no podemos renunciar a lo que somos un ganadería de toros bravos sobre una piel de toro. Puede alguien decirme ¿Qué legitimidad tiene el gobierno Balear, que no vela por los indefensos niños y niñas que tiene bajo su tutela? Así nos va y así vamos, de culo y cuesta abajo.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario