Esta joya y fulero de la política pretende que todo Madrid quede a sus pies. Por Anna Castells

Esta joya y fulero de la política pretende que todo Madrid quede a sus pies. Ilustración de Tano
Esta joya y fulero de la política pretende que todo Madrid quede a sus pies. Ilustración de Tano

«Esta joya es el que pretende que millones de madrileños voten para castigar a los malos que se han atrevido a pagarle con su misma moneda. Todo Madrid a los pies de este fulero de la política»

Veamos, estamos en medio de una gravísima crisis sanitaria, con miles de muertos “de más”, y en medio de una terrorífica crisis económica que tardaremos !años! en superar.
Con este panorama, ¿El centro de la campaña electoral deben ser unas, de momento supuestas, amenazas muy discutibles a un miembro del gobierno y a uno de los candidatos?
 En el supuesto de que esto tuviese la gravedad que Iglesias y Redondo, el jefe de campaña de Irene Lozano (a Gabilondo ya lo han escondido), ¿Pretenden darle, hay algún indicio, por remoto que sea, de que dicha amenaza proviene del entorno de Vox?
 Hay alguna probabilidad de que una persona que vive rodeada de docenas de guardaespaldas (¿por qué si ya no forma parte del gobierno?)  ¿sea agredida por alguien? Otra cosa sería que el posible agresor perteneciese a una organización terrorista como los antiguos amigos de Bildu, pero no creo que estos se centrasen en Iglesias porque es su amigo…
 Es el primer político que recibe amenazas él o su familia, y bastante más creíbles, incluso agresiones como la que sufrió el presidente Rajoy, sin que hicieran de ello un referente de la vigencia del Estado de Derecho… ¿O de la existencia de un peligro para la democracia?
 De verdad. ¿la circunstancia personal de un solo individuo, por mas que se haya erigido en referente único y universal de la salud democrática ¡’de todo un país! es la principal preocupación de los electores a la hora de decidir su voto?
 O lo es, o parece que debería ser, la recuperación de sus puestos de trabajo; de sus negocios; asegurar el futuro de sus hijos con una formación de calidad, no rebajada para satisfacer a los más indolentes e insolidarios; garantizar una gestión eficiente de sus impuestos, unos impuestos que no esquilmen el fruto de su trabajo (el solo hecho de pagar más impuestos no garantiza en absoluto una mejor atención a los ciudadanos si estos se despilfarran en compra de voluntades o espejismos de alto coste); en definitiva la recuperación de sus vidas y libertades, sobre todo de estas últimas.
 Que a alguien no le esté yendo bien su apuesta electoral ¿Le autoriza a reventar, no solo esa campaña, sino la tranquilidad y seguridad de todos los ciudadanos para salvar su ya de por si maltrecha imagen de «salvapatrias»?
  Ante el argumentario perpetrado por los movedores de los hilos del guiñol, que sus muñecos repiten machaconamente venga o no a cuento porque se les ha ordenado que instalen en la mente. supuestamente manipulable de los incautos votantes, que Vox ha inventado el discurso del odio y quiere dividir a los españoles solo cabría recordarles quien resucitó el término fascista ( fascista es todo aquel que no piensa como yo); ¿Quién quería “acabar”, !acabar, ni mas ni menos! con los ricos de los chalets y sus piscinas?; ¿Quién se emocionaba viendo apalear a un policía y, sobre todo, quién considera que “había razones políticas “ para los asesinatos de ETA?
Pues esta “joya” es el que pretende que millones de madrileños voten para castigar a los malos que se han atrevido a pagarle con su misma moneda. Todo Madrid a los pies de este fulero de la política.
 Si es así, nos mereceremos todo lo que nos pase o mejor dicho, lo merecerán quienes se queden porque muchos votaremos con los pies… ¡Y el último que cierre, señorías!
Anna Castells

Anna Castells

Soy Licenciada en Derecho y periodista de profesión. He sido Jefe de Prensa del Ministerio de Cultura y del Tribunal Constitucional. Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía RENFE. Editora y Presentadora de diversos informativos de TVE y corresponsal de RNE en Francia. Profesora en diversos Masters de Liderazgo y Comunicación.

Deja un comentario