Cada vez más gente levanta el dedo corazón cuando pasa por la nacional seis a la altura del Palacio de la Moncloa. Por Rodolfo Arévalo

 

Cada vez más gente levanta el dedo anular cuando pasa por la nacional seis a la altura del Palacio de la Moncloa
Cada vez más gente levanta el dedo corazón cuando pasa por la nacional seis a la altura del Palacio de la Moncloa

«Cada vez el dedo corazón se lo levanta más gente cuando pasa por la nacional seis a la altura del Palacio de la Moncloa»

El otro día hablando con mi hijo, me dijo que no ve los informativos, ni los programas de debate incluidos los de El Toro Tv, porque los políticos en general solo tienen un interés, el suyo y el que versa sobre sí mismos. Y la verdad es que tiene razón aunque yo, ingenuo de mí, le dije que unos más que otros, que algunos pretenden facilitar la vida a los ciudadanos a base de otorgarles libertad. Siempre lo he creído, e incluso viendo la encarnizada pelea que libran el partido Popular y VOX para ser los mas votados en Madrid, lo llego a entender es su profesión, sucia pero profesión. Aunque dejar en segundo plano el deseo del votante, me parece un poco raro, porque de lo que se trata es de que la izquierda se vaya a su casa. Otros asuntos, como quién es más guapo o guapa, quién tiene su cosa más grande o si es más importante, mi manera de hacerlo que la suya, debieran pasar en elecciones a segundo plano si se quiere de verdad hacer que lugares como Madrid o Murcia sigan bien gobernadas por los grupos que defienden la libertad.

Es el momento este, en España, en el que para la izquierda está más claro que el agua lo de divide y vencerás y por eso es el momento de pegar hasta lo que no se puede pegar con la substancia que usan los mejillones para mantener las valvas unidas. Pero no, no se crean, siempre tiene que haber gallitos que cacareen más fuerte que los otros y que a veces hasta consigan no gobernar por culpa de los verdaderos contrarios de izquierdas.

Este “fulanismo” del centro a derechas en España es, ha sido y será funesto siempre para el pueblo, tan cacareado él, por sus dirigentes. Los yugos que decía el poeta que había que dejar rotos sobre sus espaldas, se sabe cuales son, pero a estas alturas no se sabe sobre qué espaldas, pero quizás habría que decir sobre el costillar de los caraduras, o sea de muchos gobernantes.

Pongo un caso concreto y no me apeo un mínimo de la realidad. Llevo más de treinta años trabajando y ahora jubilado, no veo cambios, lo que a mí me interesa es llevar una vida solo un poco desahogada, poder viajar de vez en cuando, y no con el Inserso, que se bandearme sin tutelas, tomarme una cena con mi familia en un restaurante, que no sea un Vips, Mac Donalds, u otro de batalla. Esto es absolutamente imposible, salvo que entre los periodos entre ellos pasen mas de tres meses de ahorro y aún así…

Teniendo en cuenta que yo no estoy entre los mil euristas sino entre los dos mil euristas, me da la sensación de que alguien se esta riendo del personal en España o es que un montón de españoles somos gilipollas. Miremos hacía los turistas jubilados de “Estrangia” que gastan a “Tutiplén”. Pero eso sí, luego sale en el informativo de turno un caradura con gafas y que no sé porque me recuerda a la Marmota de la película “El día de la Marmota”, que se supone trabaja en hacienda y “va, se pone y dice” no sé cuantas mentiras sobre que pagan más los que más tienen, evidentemente, ya me gustaría a mi pagar un millón de euros al año. Pero no, no es del todo verdad.

Si te pones a hacer cálculos, tu que ganas unos miserables treinta o cuarenta mil euros al año, pagas muchísimo en impuestos, un veinticinco por ciento mínimo, eso sin tener en cuenta el IVA que pagas al comprar. El que tiene mil millones, también lo paga, pero la proporción es nada. Y sí, lo dice y se queda tan ancho, no se le caen las gafas, como el monóculo de un Conde extrañado y extreñido, por comer demasiado. No en este caso las gafas se le deben de caer solo los años en que alguien, con todo el enfado del mundo, defrauda.

No contento con estas cosas, el gobierno considera hoy día que los matrimonios deben tributar por separado, porque tributar conjuntamente es beneficioso para ellos. Naturalmente “genio” a ver si se cree usted que para pagar vagos gobernantes de izquierda, cuarenta mil autonomías y verbenas pro comunistas, aviones para el extranjero, fiestas de orgullosos transexuales y demás seres vivos , que no sabemos por qué tenemos que sufragar, además de la conservación del hipopótamo en el río Zanbeze o el estudio de las ollas populares está la gente motivada… Esto último preguntádselo a Zapatero. Que el pueblo Español es flaco de memoria…

Váyanse ustedes a esparragar, dado que es lo único que podemos hacer, que es maldecirlos, ponerlos en ridículo y mandarles a donde merecen a ustedes, que por supuesto están muy bien pagados y alguno hasta defrauda, que lo sé, mi mujer ha tenido la defensa de varios de ellos que no eran tan trigo limpio como debiera y pudiera parecer. Evidentemente no se puede hacer un lote con los tomates espachurrados y meterlos en un mismo saco, pero miren por dónde se me están tergiversando las meninges y malo será que como yo, otros tantos no se agarren un rebote y los manden a ustedes y a la voz de sus amos al ostracismo. ¿Qué dirá el que hace la cola de la sopa boba para dar comer todos los días a su familia, cuando le llegue el papelito de “guasa de hacienda”?

Alguno seguro que se limpia el ojete y se lo devuelve en correo certificado al Ministerio, es lo mínimo. Excelentísimo señor don Pedro Sánchez, bueno perdón por lo de excelentísimo señor don, es una forma como otra cualquiera de llamar a un caradura, que no iba a pactar con Podemos, ni iba a meter en el CNI a Pablo Iglesias, ni otras tantas cosas que no ha cumplido. No, no se alarmen, más no van a poder sacarle a usted los higadillos porque si ocurre, no podrá ya salir a la calle sin que le griten, abucheen y hasta practiquen el tiro de adoquín que ya entrenaron con quién sí les sacaría de la pobreza absoluta VOX. Por eso Excelentísimo señor, vaya usted contando con no repetir mandato si no es que tiene que salir de Moncloa con antelación.

Porque cada vez el dedo corazón se lo levanta más gente cuando pasa por la nacional seis a la altura del Palacio de la Moncloa. Solo vea los resultados de hoy, día cuatro, a la Comunidad de Madrid. El otro día hablando con mi hijo, me dijo que no ve los informativos, ni los programas de debate, porque los políticos en general solo tienen un interés, el suyo y el que versa sobre sí mismos. Es casi una verdad absoluta.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario