La Universidad ha caído en manos de los matones. Por Rodolfo Arévalo

La Universidad en manos de los matones comunistas.

«Son unos bocazas matones sacados del principio del siglo pasado, años treinta, y que podrían volver allí y pudrirse en la puta guerra civil»

Anonadado estoy, como por el sol quemado. Menos mal que esto no me ha afectado a las meninges como a las de los denominados antifascistas ¿universitarios?, más bien diría eternos repetidores universitarios y comunistas gamberros por edad. Sobre todo porque han dejado la edad de merecer, para pasar a tener una edad en que uno debe de tener negocios, como mínimo en Cuenca y no tanta desvergüenza como para seguir con esa edad siendo unos matones del tres al cuatro, que ya les vale.

 

Quieren ser como Putin y de Stalin y Hittler, o eso ni hablamos, aunque puedan ser sus dignos matones camisas pardas. Pero es que eso de la uniformidad, como no sea de repetir cursos, ya no se lleva. Estos… majetes aguerridos contra viejos y mujeres que tienen mucho que decir, ellos al parecer no, les basta con dar, son solo unos bocazas matones sacados del principio del siglo pasado, años treinta en España y la verdad si por mi fuera podrían volver allí y pudrirse en la puta guerra civil que tanto añoran. No les basta con seguir dando la matraca con consignas proletarias, los cojones, de libertad ya más arcaicas que los jornales que ganaba mi abuelo. Estos son los listos, los que se llevaron el oro del Banco de España, para financiar la guerra civil y muchos para llenarse los bolsillos, porque comunista equivale a matón que quiere quitarte a ti y a otros el dinero para forrarse adecuadamente.

 

Lo bueno es que la mayoría de las personas ya les ha tomado el norte y saben que con esa gente ni al Congreso de los diputados, véase el éxito en las últimas elecciones de partido Comunista y de Podemos, es más en las próximas van aquedar con menos escaños, como sigan jodiendo así al personal. Los ciudadanos no son en general imbéciles como ellos, aunque pueda haber excepciones que confirmen la regla. Esto es normal y es algo necesario para que la norma se cumpla.

 

El otro día un tipo que estaba haciendo una encuesta sobre que se estaba viendo en la televisión, tuvo la mala suerte de que fuera yo el que cogiera el teléfono. – ¿Está usted viendo la tele? – pregunta – – Sí- respondo – ¿Y qué esta viendo? – Pues… el aparato – Pero ¿qué programa? – Programa ninguno, la tengo apagada. – Y por qué – Pues porque estoy harto de ver estupideces – Ah vaya, perdón, siento haberle molestado – No se preocupe, nada hombre nada.

 

Y me quedo con la ilusión de que me hagan una encuesta sobre la universidad española caída en manos de los comunistas revolucionarios, que no saben nada y no contestan nada como no sea alzando el puño, perdón la mano Hitleriana que queda mejor para su estilo matón, aunque tampoco desmerece el puño, eso si es más cazurro. Claro que la universidad últimamente resulta un lugar de incompetencia doctorada de fiestas de fin de curso y de borracheras de fin de semana. Con perdón de los estudiantes que no sean así, que los hay, pero pocos.

 

Desde luego estos Rasputines, aspirantes a Putines, desde luego no deben estar muy normales que digamos, claro que yo dudo de que sea por la ingesta de bebidas espirituosas, sino más bien por la ingesta de libro “El Capital”, que al parecer les va a reportar grandes beneficios cuando logren licenciarse en algo, aunque sea de andar por casa.

 

Desde luego a España, como dijo Guerra, ya no la reconoce ni la madre que la parió, y como siga así, vamos a tener que coger unas parihuelas, para sacar a rastras a tanto lelo e hijo de su madre como anda suelto jodiendo la democracia, que votamos ¡todos! Los Españoles en el 78. Yo les haría una recomendación, “si nos os gusta, “daos” pista, que Putín o Maduro os esperan con los brazos abiertos”. Anonadado estoy, como por el sol quemado. Menos mal que esto no me ha afectado a las meninges como a las de los mal denominados antifascistas ¿universitarios?, más bien diría eternos repetidores universitarios y gamberros por edad.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: