Hawaii, el paraíso español. Españoles Olvidados (y II)

Es cierto que Cook llegó a Hawaii, archipiélago al que llamó Sandwich por el patrocinador de su expedición, en 1778, pero… ¿fue el primero, tal como se enseña a los niños anglosajones? Lo que sí es cierto es que navegó con mapas españoles y portugueses y, dado que no pudo nombrar lo que ya estaba nombrado con topónimos españoles en el Pacífico noroeste desde California hasta Alaska, lo intentó en medio del Pacífico, sin que con ello queramos restar grandeza a sus logros.

Leer más

Hawaii, el paraíso español. Españoles Olvidados (I)

Justo es mencionar que mucho antes de la creación de la superpotencia que hoy son los Estados Unidos de América, estuvieron allí, y exploraron esos mares y sus islas, marinos y soldados españoles, desde Filipinas a Hawaii, Guam, hoy llamada Guaján, Carolinas… habiendo avistado también Nueva Zelanda y Australia, cuyo nombre dieron en honor a sus reyes. Todo ello lo describe José Antonio Crespo-Francés en su trabajo Españoles olvidados de Norteamérica de Actas Editorial.

Leer más

Esclavos blancos. El retorno de las campanas, piratas y tártaros

Tras la reconquista de la ciudad de Córdoba por parte del Rey Fernando III El Santo en 1236, en un intento de recompensar el expolio de la Catedral de Santiago, se ordenó fundir unas magníficas campanas utilizando el bronce de las puertas de la Mezquita y de las campanas reconvertidas en lámparas. Así iniciaban nuevamente su regreso hacia la tumba del Apóstol, esta vez serían esclavos musulmanes los que cargarían con tal pesada y azarosa carga hasta la que sería su definitiva morada.

Leer más

Esclavos blancos. Las Órdenes redentoristas

Las órdenes religiosas de los trinitarios, Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos en latín Ordinis Sanctae Trinitatis et Captivorum, conocida también como Orden Trinitaria o Trinitarios, y los mercedario, Orden Real y Militar de Nuestra Señora de la Merced y la Redención de los Cautivos más conocida como Orden de la Merced, se dedicaban a la liberación de esclavos en poder de los piratas berberiscos, recaudando dinero específicamente para esto en los templos e incluso ofreciéndose como intercambio

Leer más

La Rebelión de Pontiac, uno de los primeros casos conocidos de guerra biológica

El general en jefe Jeffery Amherst planeó y acordó con el coronel Henry Bouquet la idea de infectar a los indios que cercaban Fort Pitt en el verano de 1763, mandados por el jefe Pontiac

Leer más

En el homenaje a los niños sirios, Pablo Iglesias se olvida de los niños cristianos yazidíes y los asesinados por ETA

Me comenta un amigo, y espero que no sea así, que Pablo Iglesias convocaba a sus afines para homenajear a los niños sirios muertos en la guerra, algo que nos conduele a todos así como el calvario de niños y niñas cristianas y yazidíes secuestrados, esclavizados, violados y torturados, niños que ignora el gran hipócrita.

Leer más

Etnogénesis, Fraude y Mentira ¿Para cuándo una Ley de la Mentira Histórica? La dictadura “nazionalista” (y 3)

En ese saqueo histórico se nos presenta a Miguel Servet como catalán universal, aragonés nacido en Villanueva de Sigena, provincia de Huesca, en 1511. Esta población ni siquiera es un término municipal aragonés que limite con Cataluña, forma parte de la comarca de los Monegros, pero es igual a estos orates eso no les importa pues ni la historia ni la más elemental noción geográfica han impedido que desde Cataluña se haya llegado a presentar a Miguel Servet como un catalán universal, tal como lo cita en su página web el Institut Nova Historia, que califica a Villanueva de Sigena como una población catalana de administración aragonesa.

Leer más

Etnogénesis, Fraude y Mentira: ¿Para cuándo una Ley de la Mentira Histórica? (1)

Los nacionalistas no perdonan que Ramón Berenguer no se coronara rey, y que sólo se titulara como príncipe tras su matrimonio con Petronila. Esta es por tanto la razón por la cual siempre quedó a los Reyes de la Corona de Aragón el escudo que primitivamente perteneció en exclusiva a dichos monarcas, para luego con sus armas formar las de España, junto a los otros cuarteles de León, de Castilla, de Navarra, y de Granada, en el escudo que hoy tenemos como emblema de nuestra patria. Esas son las cuatro barras o palos de Aragón que nos trajo el Rey Jaime I en su escudo y que dejó a Valencia, como propias por el amor inmenso que al Reino de Valencia tuvo toda su vida, y yo me pregunto, aunque sé que la casta separatista montaraz está detrás ¿por qué se impidió que la actual Comunidad Valenciana se llamara como pretendía: Antiguo Reino de Valencia?

Leer más