Ahorrar: Qué lo haga su abuela, si es que puede, porque la mayoría no Podemos

Cuando mis padres tenían aproximadamente treinta años menos de los que yo tengo ahora se permitían ahorrar para el futuro, no fácilmente, pero sí en cantidades que a la larga podían servir para algo. Y eso que tenemos que agradecer los que estamos entre la cincuentena y la sesentena. Porque si ellos consiguieron ahorrar para una ayuda postrera, al final se lo llevará hacienda con impuestos sucesorios confiscatorios en muchas comunidades.

Leer más